Así se ha comportado el precio de la leche en Colombia desde 2008

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Marzo 2016
compartir
Precio de la leche
El precio de la leche pagada al productor con bonificaciones ha sido oscilante desde 2008. Foto: CONtexto Ganadero.
Según cifras reveladas por el Fondo Nacional del Ganado, FNG, durante los últimos 8 años, el litro del líquido blanco con bonificación ha sido pagado en promedio a $865. Mientras que los productores que no acceden a este beneficio, han recibido $775.
 
Tras 2 años de revisión y análisis, el precio base de la leche volvió a subir en Colombia. El anuncio hecho por el Ministerio de Agricultura, sostiene que a partir del primero de marzo de 2016 y hasta el 28 de febrero de 2017, el incremento será del 8,3 %. (Lea: Precio base que se paga al productor de leche sube en 8.3 %)
 
Ese aumento, en términos monetarios, está sobre los $70 por litro, sin tener en cuenta las bonificaciones que paga la industria a aquellos que tengan sus predios certificados como libres de brucelosis y tuberculosis y entreguen el líquido frío.
 
No obstante, cifras reveladas por el Fondo Nacional del Ganado, FNG, evidencian que los precios del líquido blanco pagados al productor no han tenido un aumento significativo, mientras que los empresarios del campo deben sobrevivir con fenómenos como la revaluación del dólar, el alto costo de los insumos, el salario mínimo y ahora todo lo que ha desencadenado El Niño.
 
En 2008, por ejemplo, los empresarios que ya bonificaban recibieron por cada litro del lácteo vendido un promedio de $832. Mientras que quienes no lo hacían apenas obtuvieron $726 por la misma cantidad de leche. (Lea: ¿Cuál debe ser el precio por litro de leche pago al productor en 2015?)
 
Esa diferencia se ha mantenido en los años siguientes. Para 2009, los ganaderos que ya estaban certificados o comercializaban su leche fría recibieron por litro $803, mientras que aquellos que no lo hacían y la entregaban caliente, les pagaban a $736.
 
Ya en 2010, los productores que continuaron trabajando por tener sus predios organizados y libres de enfermedades obtuvieron $809, mientras que aquellos que solo extraían la leche y la vendían, recibieron apenas un peso más que el año anterior, $737.
 
Una leve mejoría en materia de pagos se vio en 2011. Ese año, los ganaderos dedicados a la lechería, y que bonificaban, recibieron un promedio de $856 por litro. Mientras que aquellos que no lo hacían, les pagaron el líquido blanco a $767. (Lea: Precio del litro de leche baja entre $10 y $40 en 3 zonas del país)
 
Los productores que reciben bonificaciones obtiene en promedio $865 por litro de leche y quienes no lo hacen, un total
$775. Foto: CONtexto Ganadero - Datos: FNG.

 
Con la entrada en vigencia de la resolución 017 de 2012, en ese periodo se evidenció un aumento significativo en el pago que recibieron los productores lácteos. A los que bonifican, les pagaron a $915 por litro (incremento del 6.9 %), mientras que aquellos que no lo hacían, recibieron $780 (aumento del 1.6 %).
 
Sin embargo, para 2013, hubo un revés importante a la hora de pagar la leche en Colombia. Aquellos empresarios que tenían sus hatos en orden y obtenían un mejor precio, recibieron en promedio $885. Es decir, hubo una caída del 3.2 % en materia de precios (- $30). Mientras que aquellos que no tenían ningún tipo de bonificación, apenas crecieron un 1.2 %; eso traducido en dinero fueron $789 por litro.
 
El panorama para los lecheros más dedicados a su actividad no mejoró en demasía en 2014. Apenas hubo una leve recuperación del 2,6 % en el precio del lácteo ($908). Mientras que en el caso de los productores que no tenían hatos libres o algún tipo de certificación, el crecimiento fue de 4.9 %, lo que significó un pago de $827 por cada litro. (Lea: Industriales en Boyacá bajan el precio que pagan por litro de leche)
 
El año anterior, el panorama mejoró apenas un 1.1 % en el caso de los empresarios que bonifican cada quincena. Eso significó que el precio pagado en promedio fuera de $918 por litro. Mientras que aquellos que aún no acceden a esos beneficios, el crecimiento fue de 1.3 %, eso evidenció un pago de $838 por la materia prima.
 
¿Cuál será el panorama en 2016? A pesar de que el aumento fue del 8.3 %, los ganaderos esperan que la industria cumpla con la reglamentación y no caiga en el juego de reducir el precio sin motivos aparentes.