Importancia conservar calostro
Foto: Captura de pantalla de videoEl calostro es clave para el buen desarrollo y la supervivencia de los terneros y hay formas de conservarlo.

Cargando...

Bancos de calostro, una opción para tener terneros bien alimentados

Por CONtexto ganadero - 03 de Abril 2023

El calostro es clave para el buen desarrollo y la supervivencia de los terneros y hay formas de conservarlo.

El calostro es la primera leche que produce la vaca después del parto y se caracteriza por ser rica en nutrientes que permiten el paso de células de defensa o de inmunidad de la vaca al ternero recién nacido.


Es el alimento que le va a permitir a ese ternero defenderse en los primeros meses de vida ante cualquier enfermedad, por eso cuando por algún motivo la vaca no lo puede suministrar se debe acudir a reservas que se tengan en la finca.

Las reservas de calostro van a permitir darle al animal recién nacido defensas que no reciben a través del cordón umbilical, por tanto, necesitan consumir ese calostro de forma abundante porque allí está la clave para el desarrollo futuro de su vida, señaló Antonio del Dago de Hacienda La Verónica.

El suministro de calostro al ternero recién nacido va a permitir que se tengan animales saludables. Serán animales que van a ser productivos y que puedan estar en la ganadería siendo rentables para el negocio.

De acuerdo con el médico veterinario Juan Camilo Padilla, los bancos de calostro se sacan de las vacas recién paridas y que producen una buena cantidad y calidad de calostro. Ya están determinados algunos parámetros en cuanto al laboratorio se refiere para calificar un calostro óptimo y de buena calidad. (Lea: Temperatura del calostro: ni demasiado caliente, ni demasiado frío)

Existen las herramientas para que los calostros de esas vacas que producen calidad y cantidad puedan almacenarse congelados en las fincas y se puedan utilizar al momento que sea necesario para esos terneros que no han podido consumir esa cantidad de leche necesaria para su desarrollo.

Si se hace una buena toma de los calostros y una adecuada refrigeración y se maneja en óptimas condiciones no va a tener ningún problema y las características permanecen intactas al momento del consumo.

Si se garantizan las condiciones necesarias y óptimas de temperatura y de refrigeración ese calostro congelado puede llegar a durar varios meses e incluso años, sin embargo, si permanece demasiado tiempo almacenado puede presentar algunos problemas.

Tener calostro almacenado es una muy buena alternativa porque, aunque lo ideal es que todas las vacas al momento del parto produzcan el calostro necesario para el ternero, no todas lo hacen porque algunas no tienen una buena habilidad materna y abandonan las crías.

Así mismo puede ocurrir que el ternero recién nacido no tenga la capacidad necesaria para levantarse y buscar por sus propios medios ese calostro que necesita para su alimentación.

Una de las principales causas de mortalidad en los terneros es el no consumo de calostro , porque necesitan alimentarse para poder pararse y seguir a sus madres cuando son animales que permanecen en potrero; y cuando son animales que son retirados inmediatamente o los que hacen un destete precoz y no consumen el calostro son terneros que pueden verse afectados más adelante en su vida reproductiva, en cuanto más susceptibles a enfermedades, menos ganancias de peso y otra serie de dificultades. (Lea: ¿Sabe cuándo se debe suministrar el primer calostro?)

Lo ideal es que el ternero consuma calostro durante las primeras horas de vida porque es un alimento que tiene unos nutrientes específicos que se absorben en el intestino del ternero en ese periodo. Después de las primeras horas de vida ese calostro ya no tiene la capacidad de absorberse bien en esos terneros.

Los terneros que consumen una buena cantidad de calostro en sus primeras horas de vida en comparación con los que no lo hacen se enferman menos y su madurez sexual se acelera un poco más.

Por eso, dijo, lo ideal es que un ternero esté con la madre por lo menos siete días después de nacido, aunque no es fácil por lo que mínimo deben ser dos días en los que se garantice el consumo de leche y calostro para que tengan un adecuado desarrollo.

Las más vistas