5 beneficios de darles calostro a las terneras

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Mayo 2017
compartir
calostro terneras ganadería
Expertos en ganadería señalaron que no es opcional el suministro de calostro a las crías. Foto: abadiadelosquesos.blogspot.com.
Garantizar el desarrollo del sistema inmune de las terneras hará que se conviertan en los futuros vientres en las ganaderías de leche. Para eso es esencial, afirmaron expertos, suministrarles calostro.
 
El calostro producido por la vaca madre o el que se encuentre en bancos de alimentos en fincas se da durante las primeras horas de vida de la cría. En ese periodo, las terneras crean las defensas necesarias para desarrollarse. (Lea: Albania, hacienda con vacas Jersey que producen litro de leche a $1.350)
 
Alejandro Avendaño Sierra, profesional del sector en Antioquia, dijo: “si no reciben calostro habrá problemas en su crecimiento porque en las primeras horas de vida ese alimento es el que les pasa la inmunidad”.
 
Andrés Rojas, médico veterinario-zootécnica, indicó que el desarrollo del sistema inmune en terneras no se consigue solo para su edad primaria. Se refuerza para toda la vida productiva del animal y por eso se ha insistido en darles calostro en las primeras 12 horas de vida.
 
Entre las 6 y 12 primeras horas de vida de la ternera es importante darle el calostro que aporta la inmunidad”, recalcó Rojas.
 
Álvaro Hernán Arturo Chávez, ganadero nariñense, resaltó que una ternera sin un sistema inmunológico eficiente no procesará los anticuerpos, lo que se evita mediante la ingesta del calostro.
 
Es así como la protección del sistema inmune desde temprana edad en las terneras trae consigo 5 beneficios: la reducción de la mortandad en el hato, menos casos de enfermedades de todo tipo, un sistema reproductivo más eficiente, más ganancia de peso y una mayor capacidad de las vacas que podrán producir 1.000 litros de más en la primera lactancia y 1.600 en la segunda, afirmó Javier Ardila, zootecnista y ganadero.
 
Avendaño Sierra recalcó que el calostro protege a las terneras y vacas adultas de problemas respiratorios y reproductivos, que son los que más atacan a las ganaderías y generan bajas en la producción láctea. (Lea: 7 estrategias para asistir el parto de una vaca)
 
Para Rojas, un animal sano produce más y mejor leche y hace “rentable y eficiente la ganadería”. Agregó que la diferencia es notoria entre las terneras que consumen calostro y las que no.
 
Finalmente, Ardila indicó que en las ganaderías de leche se han acostumbrado a dar calostro las primeras horas de vida pero la tarea no termina ahí. Es importante dar mínimo 4 litros en ese tiempo con la ayuda del personal en finca y no dejar que la ternera succione lo succione de la ubre sin determinar que en efecto ha consumido mínimo esa cantidad.