Bancos Municipales de Agua, una fórmula para enfrentar la sequía

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Enero 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Bancos Municipales de Agua, BAMAS, Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, consumo doméstico, Sistemas de riego, vulnerabilidad de incendios, Iván Celis, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Moyavita, BAMA, reservorio de agua, época de sequía, Carlos Antonio Bello, director de Evaluación Seguimiento y Control Ambiental de la CAR
En Cundinamarca se proyecta la construcción de 10 BAMAS más este año. Foto: CAR.

Esta iniciativa busca crear un sistema de captación, aducción, almacenamiento y distribución de aguas lluvia o de fuentes superficiales, para consumo doméstico, sistemas de riego o para atender incendios o cualquier otro tipo de emergencias.

 

Los Bancos Municipales de Agua, BAMAS, son sistemas de captación, almacenamiento y distribución de agua lluvia o de fuentes superficiales, que vienen siendo implementados por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, con el propósito de atender necesidades prioritarias, como el consumo doméstico, sistemas de riego y vulnerabilidad de incendios, especialmente en municipios o zonas que no cuentan con acueductos. Funcionan justamente recolectando el líquido en época de lluvias para que sea utilizado en época de sequía. (Lea: Aprenda como recolectar y almacenar aguas lluvias)

 

Esta estrategia ha sido desarrollada en 14 municipios. Recientemente fueron incorporados Chiquinquirá y Buena Vista en el departamento de Boyacá, y Pandi y Tibacuy en Cundinamarca, lo que ha permitido atender las necesidades del recurso hídrico en zonas vulnerables al desabastecimiento, especialmente en el comienzo de este 2020, época en la que la sequía ha sido más rigurosa que en años anteriores, sirviendo como reserva para enfrentar las emergencias por incendios forestales.

 

Para Iván Celis, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Moyavita alta en Chiquinquirá, el banco de agua con el que cuenta su comunidad, les permite una solución efectiva para para no desabastecerse en esta temporada, cuando las lluvias han sido mínimas. Por eso resalta el proyecto y destaca el beneficio que ha traído para su vereda.

 

“No contamos con acueducto y se pensó, en un principio, en la construcción de un pozo profundo, pero la mayoría de los habitantes se opusieron. Hoy, gracias a la CAR contamos con nuestro BAMA, que en esta época de sequía está en un 80 % de llenado y esto nos ayuda a echar mano frente a un posible desabastecimiento o ante cualquier emergencia por un incendio forestal”, precisó. (Lea: El Ideam recomienda a los ganaderos recoger aguas lluvias)

 

“Cualquier Banco Municipal de Agua está totalmente dotado y condicionado para que sirva como un reservorio para época de sequía. En temporada de lluvias, estos almacenan el líquido”, manifiesta Carlos Antonio Bello, director de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental de la CAR.

 

Más de 20 mil habitantes han sido beneficiados. Para este año la autoridad Ambiental proyecta construir 10 nuevos Bancos, 4 con una capacidad de 30 mil metros cúbicos y 6 más de 10 mil metros cúbicos, para beneficiar con ellos a otras 15 mil 300 personas.