Beneficios de los ecógrafos portátiles en la ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Agosto 2015
compartir
Ecografía bovina
Gracias a esta herramienta, la ecografía bovina se podrá realizar en cualquier lugar de la finca. Foto: Ecografiate.
Contar con esta herramienta móvil le permitirá a quien desarrolle la actividad una serie de ventajas entre las que se cuentan la optimización de dinero y la mejora de resultados en la explotación bovina. 
 
Realizar una ecografía a los semovientes preñados siempre será sinónimo de eficacia en una explotación ganadera. Gracias a esta práctica, el productor podrá realizar un diagnóstico definitivo y no presuntivo.
 
Aunque en el mercado existen diversas herramientas para llevar a cabo este procedimiento, los ecógrafos portátiles son dispositivos que con el paso los días ganan más adeptos en las fincas del territorio nacional.
 
De acuerdo con expertos en temas reproductivos, los ecógrafos estacionarios, que son los más comunes en las ganaderías, obligan al desplazamiento del animal. En cambio, los portátiles, que tienen un tamaño no mayor al de una tableta, es decir, máximo 12 pulgadas, le permitirán al productor bovino llevarlos a cualquier parte para realizar las ecografías.(Lea: La ecografía bovina ayuda a planear el parto de la cría)
 
Por su parte, Fabián Rodríguez, gerente general de 'Ecografíate, biotecnología reproductiva animal', aseguró que aunque existen diferentes beneficios cuando se usan los ecógrafos en los predios, son 3 los más representativos. (Lea: ¿Por qué es importante examinar a las vacas luego del servicio?)
 
El mayor beneficio es que la ecografía del bovino se podrá realizar en cualquier sitio de la finca. La persona que vaya a realizar el procedimiento puede ir al potrero, amarrar a la vaca a cualquier árbol y realizarla”, explicó Rodríguez.
 
Asimismo, el experto señaló que la herramienta, al no estar conectada a cables, se puede utilizar en el momento que el productor lo requiera, así se cuente o no con luz eléctrica en el momento del procedimiento. (Lea: Alimentación y sanidad, aspectos importantes en el periparto bovino)
 
Con un ecógrafo portátil, la persona que vaya a realizar el procedimiento no necesitará a una persona que le ayude. Con el estacionario era indispensable que alguien más tuviera el aparato. Pero con este es más sencillo y práctico”, detalló Fabián Rodríguez.
 
En el mercado, un ecógrafo portátil se puede encontrar desde los $6 millones y algunas versiones pueden llegar a valer hasta $13 millones. Sin embargo, los expertos señalaron que el costo-beneficio de la adquisición es elevado, pues su uso le permitirá al ganadero ahorrar dinero y mejorar sus niveles de producción al poder saber el estado de los animales próximos a nacer.