Colombia marca con hierro a los caballos, en Ecuador usan microchips

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Noviembre 2014
compartir
Identificación equina
En Colombia hay 250 mil caballos registrados, según Fedequinas. Foto: Cortesía
Con el nuevo sistema de identificación se busca establecer el número de caballos que hay en Ecuador y disminuir el uso de la antigua práctica. En Colombia aún se marca a los animales, según Fedequinas, que aseguró harán un censo a esta población animal en 2015.
 
En la provincia de Santa Fe, de Ecuador, se implementará un sistema de identificación electrónica de equinos por medio del uso de un microchip de radiofrecuencia, con la finalidad de acentuar la seguridad y el control sanitario. La medida está contenida en el Decreto Nº 3875/2014 firmado por el gobernador Antonio Bonfatti.
 
Sin importar si los équidos son de razas puras o mestizas, la actividad que practican, la edad o el sexo, este sistema se implementa para poner fin al método de marcas o señales de hierro caliente.
 
Con el nuevo sistema se facilitará la realización de un censo real de equinos en la provincia y se contribuirá con un eficaz control de enfermedades, bioseguridad, trazabilidad e identificación de propietarios. (Lea: Curso para aprender a cuidar cascos y herrajes de los caballos)
 
Alirio Galvis, presidente de la junta directiva de la Federación Nacional Colombiana de Asociaciones Equinas, Fedequinas, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que en el país el sistema de identificación bovina se estableció desde hace 20 años y es de vital importancia en espacios como competencias equinas.
 
Actualmente tenemos identificados 250 mil caballos en el país. Los equinos tienen su respectivo registro genealógico. Ahora estamos en una tarea con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a raíz del problema que se han presentado con las cabalgatas, de hacer un censo a nivel nacional, sin importar la raza o si es mular, esperamos iniciarlo el próximo año”, aseguró el dirigente gremial de Fedequinas.
 
El implante
 
El implante se realizará en el ligamento nucal, porción laminar, ubicada inmediatamente por debajo de la porción funicular, sobre el lado izquierdo, en el tercio superior del cuello, dos o tres dedos por debajo del nacimiento de las crines. Previa a la implantación, se deberá rastrear en el lugar del implante la preexistencia de otro microchip. También se verificará el correcto funcionamiento del aparato. (Lea: Las cabalgatas, patrimonio cultural de los colombianos)
 
La ventaja de este sistema es que si un animal se llega a perder, su ubicación se hace de manera inmediata, a través de GPS. Cabe resaltar que no puede existir otro caballo con el mismo microchip, por eso es importante identificarlos de esta forma”, añadió Galvis.
 
Datos para toda la vida
 
Una vez implantado el microchip con un número irrepetible e inalterable, el veterinario entregará a los organismos autorizados los datos que se soliciten, los que a su vez serán volcados en el Registro General de Equinos de la Provincia de Santa Fe, en Ecuador.
 
El número de microchips estará en la libreta sanitaria u otro libro o pasaporte que habilite el Ministerio de la Producción. Este número será único para toda la vida del animal, y deberá acompañarlo en todos sus desplazamientos. (Lea: Fedequinas pide que no se prohíban las cabalgatas en las ferias)
 
Aquellos ejemplares que al momento de la inspección tuvieran implantado otro microchip que resultara compatible, mantendrán el mismo hasta su incorporación en el Registro.
 
Quedan excluidos de esta normativa los ejemplares importados que dispongan de microchips coincidentes con la documentación de origen, en cuyo caso se verificará y convalidará tal código, mediante la correspondiente lectura.
 
En el caso de ejemplares importados que no posean microchips de origen, el componente electrónico, deberá ser implantado en los mismos términos, condiciones y requisitos aplicables a los ejemplares nacionales.