¿Cómo la deficiencia de nutrientes afecta la reproductividad bovina?

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Mayo 2017
compartir
Deficiencias nutrientes problemas reproductivos en bovinos, nutrientes en alimentación de bovinos, reproductividad en bovinos, problemas reproductivos en bovinos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Las deficiencias de ciertos nutrientes en los bovinos causan bajos rendimientos en productividad y fertilidad. Foto: impresa.prensa.com
Cuando un animal no consume los alimentos adecuados, se pueden presentar desórdenes reproductivos y baja fertilidad. Conozca de qué forma se afectan los semovientes cuando no adquiere los nutrientes esenciales.
 
Los bovinos son muy exigentes en su nutrición. No solo requieren de una gran cantidad de alimento, sino que esté suficientemente balanceado para sostenerse y mejorar su productividad. Cualquier falla puede acarrear pérdidas enormes si no se atiende a tiempo.
 
De acuerdo al experto Alejandro Córdova Izquierdo, doctor en Ciencias Veterinarias de la Universidad Complutense de Madrid, las deficiencias nutritivas crónicas generan disminución en el ritmo de crecimiento, así como pérdida de estado muscular.
 
En un artículo redactado junto a otros colegas, Córdova sostuvo que la infertilidad por nutrición se presenta en casos como la limitación del alimento en la fase de crecimiento de las novillas, en la pubertad, al final de la gestación y en el posparto.
 
Hay que prestar especial atención en el periparto, un período que está entre las 4 semanas previas al parto y el mes posterior, en cual la vaca tiene mayores exigencias de nutrientes. (Blog: ¿Qué vitaminas y minerales aportan los productos lácteos?)
 
Iván Darío Pino, zootecnista especialista en nutrición animal, explicó que existen unas implicaciones fisiológicas que hacen que las vacas reduzcan el consumo de forraje y movilizan más grasa corporal antes y después del parto.
 
En este periodo, las vacas tienen más demandas de nutrientes porque deben recuperarse y producir leche para su cría. Si no se tiene un buen manejo acompañado de una suplementación estratégica, se demoran más en entrar en calor y quedar preñadas”, indicó.
 
En este período, necesitan más energía y menos proteína, pues las dietas con altos contenidos de esta última provocan disminución de fertilidad, así como las concentraciones sanguíneas de urea mayores de 20 mg/dl.
 
Cuando hay un balance energético negativo en la vaca, ocurren problemas reproductivos como el retraso en la ovulación, días abiertos prolongados y períodos de infertilidad en el posparto. (Lea: ¿Cómo suministrar minerales traza para alimentar a los bovinos?)
 
De otro lado, la ausencia de vitamina A y beta-caroteno detiene la pubertad tanto en machos como hembras, predispone a bajas tasas de fecundación, mortalidad embrionaria y retención placentaria y reduce el deseo sexual.
 
Así mismo, la deficiencia en vitamina E conlleva a malformaciones y baja concentración espermática en el eyaculado. (Lea: Las diversas fuentes del cobre para suplementar a los bovinos)
 
Fallas en el suministro de selenio afectan la fertilidad y predisponen a la retención placentaria y a quistes ováricos. En machos, reduce la motilidad y la concentración espermática.
 
Aunque el cobre en cantidades elevadas puede ser muy nocivo, también lo es si se suprime por completo de la dieta. En este caso, las reses presentan desórdenes en el ciclo estral, muerte embrionaria y fetal, así como abortos y retención de placenta.
 
Finalmente, si no el bovino no consume alimentos que contengan zinc, puede tener presentarse problemas de baja fertilidad y prolificidad. En machos, perjudica la espermatogénesis y el desarrollo de órganos sexuales secundarios.
 
En todo caso, no olvide evaluar los contenidos nutricionales de sus pastos, y en caso de deficiencia, suministrar sales mineralizadas o suplementos como grasas sobrepasantes a sus animales. (Lea: Ganadero, tenga en cuenta la importancia del selenio)