Conozca la técnica del destete temporario

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Diciembre 2018
compartir
destete temporario, amamantamiento, vaca, reinicio de ciclo reproductivo, interrupción temporaria de la lactancia, ubre,  entablillado, el chupado del pezón, Yoel Stolovas, Fertilidad del celo, Toros, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
La vaca cuyo hijo es entablillado, luego de pasar todos esos días con la ubre llena y turgente, baja sensiblemente su nivel de producción, permitiendo que los nutrientes que antes se destinaban a la producción de leche, ahora se destinen a la mejora de sus reservas corporales. Foto: fororural.com
Es una técnica de control del amamantamiento que apunta a que la vaca reinicie su ciclo reproductivo, presente celo, y pueda ser nuevamente fecundada. Esto debe tenerse en cuenta en el momento de manejar los toros para aprovechar al máximo esta oportunidad de preñar el hato.
 
La publicación Plan agropecuario explica que la lactancia incide negativamente en el comportamiento reproductivo del vientre, y que cuanto más leche se produce, más interferencias existen para el reinicio de la actividad sexual postparto.
 
Y explica que la interrupción temporaria de la lactancia tiene dos efectos claramente definidos: En primer término, la ubre es una glándula que tiene la característica de que cuanto más leche se le extrae, más leche produce, provocando un intenso drenaje de nutrientes de la madre. En contrapartida, cuanto menos leche se le extrae, menos va a producir, y la presión interna que se genera dentro de la glándula actúa como un freno a la futura producción.
 
En otras palabras, la vaca cuyo hijo es entablillado, luego de pasar todos esos días con la ubre llena y turgente, baja sensiblemente su nivel de producción, permitiendo que los nutrientes que antes se destinaban a la producción de leche, ahora se destinen a la mejora de sus reservas corporales.
 
De otra parte, el chupado del pezón por parte del ternero, activa mecanismos hormonales antagónicos con los necesarios para lograr vacas ciclando normalmente. Dicho de otra manera, las hormonas producidas por la succión del pezón, son “enemigas” de aquellas que participan activamente en la aparición del nuevo celo postparto. Por lo tanto, la vaca a cuyo ternero se le hace destete temporario, tendrá una recuperación de su estado corporal, y una relación diferente de sus niveles hormonales, todo esto apuntando a un pronto reinicio de su actividad sexual.
 
La técnica
 
Comúnmente se realiza a través de la aplicación de una tablilla nasal al ternero que está al pie de su madre, durante 11 días aproximadamente, aunque en algunos casos este período puede tener variaciones (9 a 13 días). También puede realizarse a corral (2 a 6 días), con resultados satisfactorios en la medida que madre e hijo no se vean, ni se oigan (aspecto difícil de lograr en establecimientos pequeños o medianos).
 
Cuándo se da el pico de celo
 
Yoel Stolovas explica, en foro rural, que el período de mayor celo por efecto del destete temporario va desde el día siete de colocada la tablilla hasta el día siete de su retirada. El pico comienza en el mismo día del retiro y finaliza a los tres días de retirada la misma. En años buenos el día en que se saca la tablilla se detecta un 10% del rodeo en celo.
 
En los rodeos de cabeza de parición (primer mes de la temporada de partos) es muy claro que el pico de celo ocurre al momento de retirar la tablilla. En rodeos de cuerpo (intermedio) y cola de parición (final), el pico de celo se desparrama más (esto se debe a que hay vacas en diferente situación: las que ya celaron, las que ya se preñaron, etcétera).
 
Fertilidad del celo
 
Respecto a la fertilidad Stolovas dice que estos primeros celos son de mediana fertilidad. Se ha observado que se preña cerca del 50% de las vacas en celo, de acuerdo a registros de partos.
 
Al comienzo de la tablilla el porcentaje de toros que se usa es del 3%. En el séptimo día se refuerza hasta un 6-7% de toros, ya que en ese momento empieza la respuesta. Si bien es una cantidad de toros elevada para el número de vacas en celo, existe mucha interferencia entre ellos, por lo que conviene disponer de esa cantidad para que se armen grupos activos y de esa manera lograr buenas preñeces. A los siete días del retiro de la tablilla se debe bajar al 3% de toros para evitar interferencias.
 
Para el segundo celo, que va a estar concentrado –pero en menor que medida que el primero–, se mantiene el 3% de toros, considerando que el 50% de las vacas están preñadas y que los celos se desparraman naturalmente.
 
Toros que no se pueden usar en ese momento
 
Se evita usar toros dominantes durante las “tormentas” de celo para evitar interferencias. Esos toros van a los rodeos que están celando poco a trabajar en bajo porcentaje. Tampoco se usan los toros de dos años en estos momentos (ver nota Toros: manejo de las edades).
 
Cómo disponer de tan elevado número de toros en ese momento
 
Dado que el resto de los rodeos no está ciclando todavía, por unos días se concentra el uso de los toros en los rodeos de mayor actividad de celo. Esto deja un bajo porcentaje en rodeos de parición más tardía, donde hay pocas vacas ciclando, concluye Yoel Stolovas
 
Fuente: Con base en  planagropecuario y fororural.com