Conozca lo básico para aclimatar terneras de trópico alto a trópico bajo

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Septiembre 2022
compartir
Ganado aclimatado a trópico bajo
El paso de terneras de clima frío a cálido es posible pero se deben tener ciertos cuidados y precauciones para que no sea un cambio infortunado. Foto: Captura de pantalla

Un tema que preocupa a algunos ganaderos en el país es cómo aclimatar ganado de leche en trópico medio y bajo.

 

En una finca en Yolombó (Antioquia) a 1.250 metros sobre el nivel del mar se hizo el trabajo con un lote de terneras jerhol, con edades entre 8 y 10 meses.

 

El proceso de adaptación se presentó en el canal de youtube de Ganaderos Colombia donde se indica que para ello es necesario tener a la mano ciertos medicamentos que se aplican de una manera determinada y en ciertos tiempos para que el proceso funcione.

 

Lo primero que se debe tener a la mano es un producto llamado Imicar o Imisol que ayuda a prevenir la babesiosis o la anaplasma que generan las garrapatas, el cual se debe aplicar cada 20 días con tres aplicaciones.

 

 

Es normal que cuando se cambia el ganado de trópico los ectoparásitos traten de invadir a los animales y por eso es que se recomienda aplicar este medicamento que es bastante efectivo y se aplica vía subcutánea o intramuscular. (Lea: Recomendaciones a la hora de aclimatar al ganado bovino)

 

El siguiente paso es aplicar un purgante vía oral con el fin de combatir los parásitos gastrointestinales y pulmonares que tengan los animales y que los puedan afectar en su proceso de adaptación. Esto también es recomendado cuando se vaya a cambiar el ganado de una finca a otra, así sea en el mismo clima.

 

Posteriormente se aplica un baño para prevenir los ectoparásitos o un baño antiparasitario, este se debe hacer a 30 centímetros del cuerpo desde las orejas hacia atrás y sobre todo en la parte posterior trasera desde la ubre hasta la cola. Se recomienda efectuar este baño cada diez días durante un mes completo.

 

Después de hacer todo el proceso se deja reposar a los animales para posteriormente llevarlos al potrero.

 

Después que hacen el cambio de alimentación de pasto kikuyo a brachiaria empiezan el proceso de adaptación en el cual van a mudar el pelo y tendrán que enfrentarse a las condiciones climáticas áridas de este tipo de tierras.

 

 

Un ejemplo de adaptación

 

Un caso de lo anterior lo presentó el ganadero Carlos Meza quien mostró como animales de las razas jersey y jerhol se adaptaron al trópico bajo. (Lea: ¿Qué tipo de raza bovina debería tener de acuerdo al piso térmico?)

 

En trópico bajo siempre se va a encontrar ganado cebuino y criollo funcionando bien bajos bajo condiciones de clima cálido.

 

Por varios años la Ganadería Carlos Meza ha venido aclimatando ganado jersey y jerhol en trópico bajo y lo ha logrado gracias a la tecnificación y a los estudios que se han hecho a nivel nacional e internacional mirando diferentes formas de adaptación.

 

Es importante no tratar de llevar animales de mucha edad porque a estas les resulta muy difícil adaptarse y pueden sufrir de estrés calórico que les ocasionaría hasta la muerte.

 

La experiencia ha sido satisfactoria ya que han logrado sacar novillas en primer parto con una producción alta en dos ordeños, desde los 12 hasta 22 litros de leche por animal al día.

 

Así mismo novillonas para segundo parto con 25 litros de leche en dos ordeños y sin ningún problema de alimentación.

 

Si se tiene buena comida e hidratación, así como una adecuada sombra se puede lograr una buena adaptación del ganado.