Duro golpe a ‘Los Corraleros’, banda dedicada al contrabando de ganado

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Diciembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Contrabando, Contrabando de ganado, los corraleros, banda contrabando, los corraleros contrabando, Fiscalía, corrupción ICA, ica colombia
La red criminal habría falsificado documentos para ingresar los semovientes de forma 'legal' al país. Foto: talcualdigital.com

Varios bienes de los presuntos integrantes de la organización delincuencial y cuyo avaluó superaba los $4.000 millones, fueron ocupados con fines de extinción de dominio.

 

La Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía General de la Nación con apoyo de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), la Armada, el Ejército Nacional y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) impuso medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo, secuestro y toma de posesión de bienes, entre muebles, inmuebles y semovientes, que pertenecerían a una red dedicada al contrabando de ganado conocida como ‘Los Corraleros’. (Lea: Lecciones que no se han aprendido del contrabando

 

Se trata de 12 predios rurales, 2 urbanos y 2 establecimientos de comercio; cuyo valor superaría los $4.380 millones.

 

Los activos estarían a nombre de María Luisa Quenza Jiménez y otros presuntos integrantes de la organización, entre ellos funcionarios del ICA, que habrían realizado maniobras ilícitas para justificar el ingreso de bovinos al país.

 

Los presuntos involucrados en esta actividad, al parecer, falsificaron documentos e inventaron nombres de proveedores para dar apariencia de legalidad a centenares de cabezas de ganado que entraron de contrabando por la frontera con Venezuela sin el cumplimiento de los requisitos de ley, exponiendo al país a posibles brotes de fiebre aftosa y a la pérdida del estatus sanitario. (Lea: Dos formas de ingresar ganado de contrabando)

 

La investigación penal permitió establecer que los animales eran trasladados y comercializados en los departamentos de Cundinamarca, Caquetá, Meta y Arauca. Los hechos delictivos, supuestamente, ocurrieron desde el primer semestre de 2018, y dejaron a la organización ganancias que superaron los $1.500 millones al año.

 

Los bienes ocupados quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para su administración.