El proceso de paz cierra 2013 con solo 2 acuerdos alcanzados

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Diciembre 2013
compartir
proceso de paz Colombia
Las partes lograron un acuerdo de desarrollo agrario integral, el pasado 26 de mayo en La Habana. Foto: CONtexto Ganadero
CONtexto Ganadero presenta un balance sobre la incidencia que ha tenido el proceso de paz en el sector agropecuario nacional.
 
El Gobierno y la guerrilla de las Farc desde el pasado 15 de noviembre de 2012 establecieron una mesa de negociaciones encaminada a lograr la paz en Colombia, país que ha estado durante más de cinco décadas sumergido en un conflicto interno que le ha costado la vida a más de 220 mil personas, según cifras que reveló el Centro Nacional de Memoria Histórica, en su informe de julio de 2013.
 
El Centro de Memoria Histórica anunció que de las 1.900 masacres reportadas, 1.166 fueron responsabilidad de los paramilitares, 343 de grupos guerrilleros, 295 fueron cometidas por grupos desconocidos, y 158 atribuidas a agentes del Estado, además de que 20 habrían sido cometidas por organizaciones conjuntas de paramiliatres y la Fuerza Pública. (Lea: "La paz con impunidad no es sostenible": Procurador Ordóñez)
 
Ahora bien, tras más de 50 años de guerra en Colombia, la pregunta que surge es si llegará a buen término un proceso de paz que pone sobre la mesa tan solo 5 puntos, de los cuales apenas uno hace referencia al sector rural. 
 
José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ha cuestionado en varias ocasiones el proceso de paz, al argumentar que el Gobierno de Juan Manuel Santos está cayendo en el juego que quieren las Farc. “Estoy en contra primero, de que un Estado como el colombiano legitime a un actor como lo son las Farc, que es un grupo de criminales que han venido actuando, no solamente en el ámbito de su accionar terrorista, sino también del narcotráfico”.
 
“Me parece que el Estado pierde mucho cuando abre esos escenarios. Y segundo, me parece que este proceso tal y como va, puede generar unas condiciones de impunidad que no son las adecuadas, porque ellos son criminales de vieja data y con estas negociaciones no van a pagar condenas como las merecen”, dijo Lafaurie en el programa 360°. (Lea: "Situación en Catatumbo se debe al proceso de paz": Rafael Guarín)
 
El primer tema que se habló en Cuba fue el relacionado con el sector agrario. El dirigente de Fedegán señaló que el tema de la tierra es el más sencillo, porque la riqueza no está ahí, porque el sector agrícola en el PIB no representa más del 6,8%.
 
Añadió que la reforma agrícola la podrían hacer con las tierras recuperadas gracias a la Ley 1448 de restitución más los terrenos fiscales que fácilmente pueden sumar 5 o 6 millones de hectáreas y harían falta campesinos para que logren poblarlas.
 
Solo 2 puntos pactados
 
De los 5 puntos que conforman las mesas de diálogos con las Farc, solo 2 se han concretado desde noviembre de 2012. (Lea: Desarrollo y propiedad rural en Colombia: el proceso de paz)
 
El primero de ellos fue la política de desarrollo agrario integral, el pasado 26 de mayo, y la participación política, el 6 de noviembre del mismo año.
 
Los otros tres puntos hacen referencia a poner fin del conflicto, solucionar al problema de las drogas ilícitas y el último al tema de víctimas y verdad. Si para el 2014 se cumpliera con cada ítem, se pasaría al proceso de revisión y refrendación de todos los temas acordados. Pero, ¿se alcanzará la paz?
 
Las opiniones
 
Alfredo Rangel, analista político, manifestó que los procesos de paz que han llegado a feliz término en el mundo y se han caracterizado por la suspensión de acciones violentas contra el Estado y la población.
 
Además, “no se ponían sobre la mesa los temas nacionales, únicamente se discutían las condiciones de desmovilización, reinserción y desarme de esos grupos”.
 
José Antonio Ocampo, docente de la Universidad de Columbia y exministro de Hacienda, manifestó: “Es un gran problema que se mezclen, en cualquier dirección, la paz y la reelección, y esto tanto por parte del Gobierno como de la guerrilla. Muchos estamos con el proceso de paz y creemos que el Gobierno y sus negociadores lo han adelantado bien. Pero creo que para seguirlo haciendo, el presidente debe dejar en claro a la opinión pública que las negociaciones de paz y su reelección son temas diferentes”.
 
Édgar Polo, columnista en CONtexto Ganadero, manifestó: “Llama la atención que el Gobierno y los medios estigmaticen a quienes hacen observaciones al proceso de conversaciones con las Farc en La Habana, sobre las que solamente hay confusión”.
 
"La razón de este galimatías radica en que Santos se precipitó al inicio de conversaciones sin estar preparado para el proceso. Con una gestión pública lamentable, buscó en los diálogos de La Habana la plataforma necesaria para su reelección”, añadió Polo.
 
“La hora del balance ha llegado. ¿Qué realizaciones deja Santos? ¿Cuál es su obra de gobierno? El paisaje que emerge ante esas preguntas es desolador”, aseveró Eduardo Mackenzie, columnista de esta redacción, quien añadió: “En lugar de una gran obra de gobierno lo que se ve es una acumulación de problemas irresueltos. Ante la serie de graves desafíos, el Gobierno aparece como un equipo desgastado, sin ideas y sin determinación. Las guerrillas pronuncian discursos y hablan ante la opinión pública, pero a la vez atacan con mayor violencia todos los días”. (Lea: "El proceso de paz no va para ningún lado": José Félix Lafaurie)
 
El presidente ejecutivo de Fedegán puntualizó: “Lo único probado en 50 años de presencia de las Farc en el campo colombiano, es su capacidad de sembrar minas antipersona y narco cultivos. Durante los últimos tres años, la situación rural de Colombia se ha complicado. Los paros agrarios son una clara evidencia. Entonces, ¿de qué han servido los diálogos de La Habana?”.
 
El proceso de paz comenzó con 10 puntos sobre la mesa, los cuales se redujeron a 5.