El proyecto de ley de protección animal, un verdadero despropósito

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Abril 2021
compartir
proyecto de ley, Bienestar Animal, Congreso de la República, fedegan, proposiciones, modificación, derechos de los animales, garantías mínimas, protección, deberes que los humanos, sufrimiento de los animales, higiene, sanidad, maltrato, competencias administrativas, programas educativos, normas generales, fondo parafiscal, entidades territoriales, materia prima, publicidad, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El proyecto de ley sobre bienestar animal propone crear 8 contribuciones nuevas. Foto: certifiedhumanelatino.org

En la Cámara de Representantes cursa un proyecto de ley que tomando como bandera la protección y bienestar animal, desconoce la normatividad existente en esta materia y crea cargas tributarias nuevas para sostener un Fondo de bienestar animal. Lafaurie Rivera pide a los parlamentarios no aprobar la ley.

 

Es una ley que le sobra populismo y le falta realidad”. Así calificó el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, la iniciativa del representante Juan Carlos Losada Vargas, quien promueve la expedición de un código nacional de protección y bienestar animal.

 

En un texto que contiene 251 artículos Lozada propone, entre otras, crear un consejo nacional de protección y bienestar animal. A este respecto vale la pena aclarar que en Colombia ya existe el “Consejo Nacional de Bienestar Animal”, creado por la Resolución No.153 de 2019, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural – MADR, conformado por actores públicos y privados que están relacionados directamente con el devenir de las decisiones en materia de “Bienestar Animal”.

 

De otra parte, exacerba la protección y el bienestar animal y desconoce que , la normatividad vigente define los animales de producción como los vertebrados e invertebrados destinados a la producción comercial que incluye la reproducción, crianza, levante y el periodo final de engorde (Decreto 2113 de 2017), e indica la definición de bienestar animal que recoge lo establecido en la estrategia mundial de bienestar animal de la OIE, construida a partir de experiencias en las regiones y en los países, buscando garantizar una orientación y coordinación de las actividades en este campo.

 

 

Se crearía el Fondo Nacional de Bienestar Animal – FNBA

 

De acuerdo con el proyecto de ley, este fondo se crea con el propósito de administrar los recursos que se recauden, los cuales provendrían de nuevas contribuciones parafiscales, y a la par crea el Consejo Nacional de Protección y Bienestar Animal - CNPYBA para administrar estas contribuciones y adoptar directrices.

 

 

Contribuciones parafiscales que propone el proyecto

 

En el proyecto se propone establecer las siguientes contribuciones:

 

Contribución por eventos: El 10 % adicional sobre el total de las ventas que realice toda persona jurídica cuyo objeto social sea la realización, producción y comercialización de ferias, eventos deportivos, campeonatos y, en general todas las actividades en las que se utilice o comercie con animales domésticos.

 

Contribución por participación: El 5 % sobre el precio de participación de cualquier especie animal en eventos públicos como exposiciones, ferias, subastas, y en cualquier evento que implique concentraciones de animales en pie.

 

Contribución contra el maltrato animal: El 50 % adicional sobre el valor de cada boleta vendida para cualquier actividad o evento que implique maltrato animal, según lo estipulado en este código.

 

Contribución por publicidad: El 20 % sobre el precio de cualquier tipo de publicidad que promueva el consumo o el maltrato de animales. ‘Se entiende como publicidad las cuñas radiales, televisivas, en redes sociales, vallas publicitarias, así como publicaciones en periódicos o en internet.”

 

Contribución por materia prima: El 10 % sobre el precio de la venta de materias primas derivadas de animales como cueros, pieles, pelos, sedas, lanas, gelatina, colágeno, grasas o cualquier otra utilizada en la elaboración de productos que no se destinen para el consumo alimentario o uso médico.

 

Contribución por enajenación: 2 UVT por cada enajenación de un animal de compañía.

 

Contribución por experimentación o testeo: 2 UVT por cada animal utilizado en experimentación o testeo, en los casos permitidos por en este proyecto de ley.

 

 

El procedimiento administrativo sancionatorio

 

El procedimiento administrativo sancionatorio en materia de protección y bienestar animal estará en cabeza de los alcaldes, Y en virtud de la delegación, este procedimiento podrá ser adelantado por el inspector de policía que habilite el alcalde para tal fin.

 

 

Un verdadero despropósito

 

Para el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, el proyecto del representante Losada es un verdadero despropósito, pues grava, entre otras cosas, la publicidad que promueve el consumo de animales, lo que afectaría el mercado nacional de todas las carnes y pretende además gravar el precio de venta de los subproductos como los cueros, lanas, etc., así como los insumos de otras cadenas como la textil, artesanal, calzado y una gran diversidad de artículos de cuero.

 

Es una ley que le sobra populismo y le falta realidad. Realidad frente a lo que se vive en los campos, que es de inseguridad, abigeato, sacrificio clandestino.

 

Agrega el líder gremial, que demás se crean juntas defensoras de animales en todos los municipios y un Consejo de Protección y Bienestar Animal lleno de ministros, gobernadores y alcaldes, en donde brillan por su ausencia los gremios de la producción pecuaria.

 

Según el dirigente allí se desarrolla un entramado de postulados y condiciones alejados de una realidad que se pretende transformar perjudicando a diferentes sectores de la sociedad.

 

“Es la dictadura de las causas justas, quieren que hagamos lo que ellos creen que es lo adecuado, lo difícil es que esas leyes se cumplan o sean cumplibles, que respondan a la realidad circundante, algo escaso en un país en el que los políticos piensan que todos los problemas se pueden solucionar con una ley que entre más extensa mejor”, señaló.

 

La utilización política de un tema sensible

 

“Detrás de todo esto lo que hay es la utilización política de un tema sensible, una colcha de retazos sobre las cuales, en su mayoría, ya existe legislación o las propuestas no consultan la realidad del país”, indicó.

 

El bienestar animal ha sido una bandera de los ganaderos

 

Independientemente de la normatividad existente, Fedegán ha propendido desde hace más de una década por la implementación del bienestar animal en los hatos ganaderos, ‘pues nadie mejor que los propietarios de los animales para proveerles de lo necesario, aún sin que se les imponga’.

 

Además, lo hace dentro de los términos racionales, asegurando la supervivencia de las familias que derivan su actividad económica de la producción ganadera, como generadores de empleo y proveedores de proteína de origen animal, para garantizar la seguridad alimentaria de la población colombiana, y para acceder a mercados de valor.

 

El gremio tampoco está de acuerdo con prohibir el marcado a fuego con fines de identificación ya que “en un país donde no existe un sistema integrado de identificación y trazabilidad del hato, donde además se presenta alta incidencia del delito de abigeato, quitar la marca candente es servir en bandeja de plata el capital de los productores, a los delincuentes”.

 

Finalmente, señala Lafaurie, hacer leyes sobre temas sensibles para la opinión pública, como este proyecto, no solo es fácil, sino que además proporciona réditos políticos.

 

Reitera que es una ley que le sobra populismo y la falta realidad y que le cree más al compromiso de los ganaderos y a los productores con el bienestar animal porque es el aporte de estos productores con la alimentación, la generación de divisas y empleo, que a “estos embaucadores que persiguen detrás del ropaje de estar supuestamente en la protección de los animales que se autodenominan animalistas que a una ley que a todas trazas resultada nefasta para el país. Yo le pido a los parlamentarios colombiano que no aprueben la ley”.