Estas son las propiedades nutritivas del trébol para el ganado

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Junio 2017
compartir
Trébol alimento ganado, trébol blanco, trébol rojo, tipos de trébol, trébol mejora producción de leche, mezclas de pastos, leguminosas nativas, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Los tréboles son leguminosas altamente nutritivas para los bovinos. Foto: fibromauterinotratamiento.blogspot.com - 4531.cl.all.biz - flordeplanta.com.ar
De acuerdo con numerosas investigaciones, el uso de esta leguminosa en mezclas con gramíneas incrementa la producción de leche en clima frío. Se puede suministrar con gramíneas o en silo, ofreciendo excelentes resultados.
 
El trébol (Trifolium sp.) es un género de la familia de las leguminosas que comprende 250 especies, varias de las cuales se emplean en cultivos forrajeros. Son plantas anuales y perennes, que poseen normalmente 3 hojas (aunque pueden llegar a 4, 5 o más).
 
En el mercado colombiano se consiguen los tréboles rojo (Trifolium pratense L.) o blanco (Trifolium repens L.). También se encuentran en sus variedades denominadas gigantes, por el tamaño de las hojas. (Lea: ¿Conoce las mezclas de ryegrass para mejorar la producción en trópico alto?)
 
El trébol rojo es una planta leguminosa nativa de Europa, oeste de Asia y noroeste de África cuyo cultivo data de los siglos XVII y XVIII, en tanto que el trébol blanco tuvo su origen en el Mediterráneo y fue implantado en la mayoría de regiones templadas, incluyendo en América.
 
Tanto el uno como el otro han sido empleados en ensayos para comprobar sus aportes en las dietas de los bovinos. Por ejemplo, el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, en España, confirmó que el empleo de legumbres como trébol y alfalfa incrementa la producción de leche entre un 6 y un 8 por ciento, y mejoran el contenido de grasa.
 
Este estudio también concluyó que el rojo fue el más efectivo para alcanzar los objetivos trazados, aunque en general el trébol contribuye a reducir el consumo de concentrados cuando se combina con forrajes frescos. (Lea: La importancia de la fibra efectiva en la alimentación del ganado)
 
La especie blanca aumenta la calidad de la leche y economiza el fertilizante nitrogenado. Es una planta de crecimiento rastrero con buena persistencia, requiere mayor cantidad de fósforo que nitrógeno y tolera los suelos ácidos y el pastoreo. Al mezclar con una gramínea, se debe implementar entre el 5 o 10% del total del cultivo en trébol.
 
Por su parte, la especie roja tiene un alto contenido de materia seca y fija hasta 200 kg de nitrógeno por ha/año, por lo cual solo requiere fertilizantes con fósforo, calcio, magnesio y elementos menores.
 
Ambas crecen entre los 2.200 y 3.300 msnm, producen entre 30 y 50 toneladas forraje verde por hectárea/año, y el primer corte se debe efectuar entre los 75 y 85 días, haciendo intervalos de corte de 40-45 días. (Lea: Desmodium, leguminosa nativa con altas bondades para la ganadería)
 
Existen unas variedades gigantes de ambas especies que dan entre 40 y 50 toneladas de F.V./ha/año. El trébol rojo gigante maneja una buena relación hoja y tallo, tiene un establecimiento constante y un crecimiento erecto.
 
De otro lado, el trébol blanco gigante tiene un establecimiento lento y progresivo, alto nivel de proteína y es muy palatable. Además, es tolerante a las plagas y enfermedades de crecimiento rastrero.
 
Se puede dar en pastoreo o como parte de un silo. Una investigación demostró que el silo con trébol rojo es más apetecible para las reses y mejora la producción de leche, pues las reses aprovechan la energía contenida en él.  (Lea: Plantas nativas, más virtudes que molestias para la ganadería)
 
Usted puede encontrar estas mezclas en el catálogo de la Sociedad Ganadera de Exportaciones S.A.S., Ganexpo, al call center (1) 743 1646 o ingresar a la página web www.ganexpo.co.