Estos son los pasos para instalar un pozo profundo en su finca

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Abril 2019
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganadera colombia, contexto ganadero, lluvias, cesar, invierno, sequia, suelos, estudio geoelectrico, pozo, excavación, pozo profundo, agua, fluido, subsuelo, subcuencas, subcuencas hidrográficas, perforaciones, extracción, extraer, exploración, primavera,  ganaderos, ganaderos Colombia, secos, prados, pastos
El pozo profundo es una alternativa que tienen los ganaderos para abastecer de agua las fincas. Foto: supernoticias del valle

El agua es un recurso fundamental en la ganadería de cualquier país. Su escasez genera problemáticas que aquejan a diario a los productores, lo que los ha llevado a la creación de pozos profundos para almacenarla y mojar sus pastos.

 

Obtener agua para las tierras se ha vuelto una tarea de todos los días para los ganaderos colombianos, en razón a que cada vez la temperatura es más alta y las lluvias son pocas. A raíz de esto, los pozos profundos son la alternativa idónea para suplir estas necesidades, pues son perforaciones que se realizan en el suelo para extraer agua del subsuelo y sus subcuencas hidrográficas.

 

Este mecanismo permite que se hagan excavaciones a grandes profundidades en busca del líquido, de tal manera que se use para riego o para suministro de almacenamiento. Lea: (Ganaderos en Bolívar llevan años pidiendo pozos profundos)

 

Para su implementación, según Julián Ríos Murcia, ingeniero agrícola de Nasagro S.A.S, “se debe realizar un estudio geoeléctrico, que indica cuáles son las subcuencas que existen y cuál es la cantidad de agua disponible para extraer”.

 

Este análisis es hecho por un geólogo y muestra los puntos específicos en los que se puede sacar el fluido, para luego pasar a la perforación del pozo que es ejecutada por un ingeniero civil.

 

El estudio geoeléctrico es el primer paso del proceso para la realización del sistema, en el que se hace una exploración del lote que indica la cantidad de puntos viables. Este es importante porque muestra si hay subcuencas hidrográficas en el predio.

 

Por lo anterior, Ríos Murcia sostiene que “es el ganadero quien escoge el sitio en el que se hace la perforación luego de conocer el análisis”. Dicho estudio tiene un valor entre $1 millón y 1 millón 500 mil en promedio.

 

Luego de esto, el productor debe acercarse a la corporación que rige la zona donde se encuentra el predio para solicitar un permiso de concesión de pozos profundos, de tal forma que se tenga el aval para la extracción al subsuelo. Lea: (Más pozos profundos para La Guajira)

 

Para el tercer paso del proceso, es fundamental para los ganaderos que “tengan claro qué tipo de pozo desean realizar, pues hay dos opciones: la primera es para suministro o almacenamiento de agua y la segunda es para riego de pasto o cultivo”, expresa Ríos.

 

Estos dos tipos se diferencian por su dimensión, pues los de suministro son más pequeños y abarcan entre 4 o 6 pulgadas, en los que se extraen 50 mil o 100 mil litros de agua al día. Mientras que los segundos, son más grandes y el tamaño depende de la cantidad de hectáreas que se tenga en el predio. Por lo anterior, la diferencia entre el precio de los pozos es amplia, ya que los de almacenamiento tienen un valor aproximado de $300 mil por metro, contrario a los de riego que cuestan $1 millón por metro.

 

Luego de definido el pozo a realizar, se hace una excavación de grandes profundidades y se instala un sistema de bombeo para la correcta extracción del agua, de tal forma que se tengan en cuenta las recomendaciones de los expertos y se use la cantidad aconsejada por día dependiendo de la capacidad de las subcuencas.

 

Inversión a largo plazo

 

Alberto Murgas, ganadero del Paso en el Cesar, señala que “hoy disfruto de la tranquilidad que en otras épocas no me permitía el verano, pues no podía prepararme para la época de sequía porque estaba expuesto únicamente a las lluvias que ocasionalmente caen en primavera e invierto y fue gracias al pozo profundo, que puedo producir maíz para silo, lo que me ayuda a tener comida almacenada para el ganado durante el verano”. Lea: (5 consejos para mantener las reses hidratadas durante el verano)

 

“Para producir comida en el campo se necesita agua, por lo tanto un pozo es una inversión a largo plazo que mejora la productividad a futuro si se le da un buen uso”, asevera Murgas.

 

De esta manera, el pozo profundo es una inversión duradera, pues su temporalidad varía dependiendo de los cuidados que se le den y el beneficio es obtener agua de buena calidad a un buen precio para los ganaderos.

 

Las recomendaciones de Ríos Murcia son “contratar empresas con experiencia con la capacidad para realizar este tipo de obras y saber cuáles son los casos de éxito que se han tenido en la zona donde se encuentra el predio”.