Experto argentino aconseja estos pastos para lecherías en trópico alto de Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Mayo 2019
compartir
Mezcla kikuyo ryegrass, bondades kikuyo lechería, bondades ryegrass lechería, pastos para lechería, pastos trópico alto, Mezclas Pasto ryegrass, Pasto ryegrass, tipos de pasto ryegrass, pasto raigrás, tipos ryegrass, ryegrass Colombia mezclas, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Bargo, PhD en Ciencia Animal, sostuvo que la mezcla de kikuyo y ryegrass es una buena alternativa de alimentación para lecherías especializadas de trópico alto. Foto: ResearchGate - decisionganadera.com.ar - La Rural Semillería

Al ilustrar el caso de la producción lechera en Canadá, el experto Fernando Bargo sugirió que la mezcla de kikuyo y ryegrass ha dado resultados en las explotaciones lecheras de las cuencas lecheras en Antioquia, Boyacá, Cundinamarca y Nariño.

 

El ingeniero agrónomo y PhD en Ciencia Animal de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos, sostuvo que los ganaderos canadienses se preocupan por ofrecer más forraje que concentrado. (Lea: Así se distinguen los ryegrass anuales, intermedios y perennes)

 

“Con un forraje de calidad podemos hacer que las vacas de 700 kg, como las eligen en Canadá, puedan comer hasta 65% de la ración con pastos. Con eso producen 35 litros y muchos sólidos. La única forma en que una vaca logra esta producción es porque está trabajando con forrajes excelentes”, anotó.

 

Para Bargo, si los productores del país del norte logran ofrecer hasta 16 kg de materia seca de consumo con base en forrajes, aquí también lo pueden lograr los ganaderos en trópico alto. En sus observaciones, encontró los 2 desafíos a la hora de obtener tal cantidad de pasto:

 

“Cada vez que vengo a Colombia, sobresale el tema del verano. La disponibilidad, el tener un stock de forraje para la carga que ustedes elijan, es un gran desafío. Pero no solo aquí, es un desafío global”, comentó. (Lea: Maximizar el bocado y limitar el pastoreo para mejorar eficiencia)

 

Ante esta situación, el experto aconsejó elaborar silos con el fin de guardar alimento para la época de escasez y mantener la producción. Añadió que el segundo desafío tiene que ver con la calidad de forraje, por lo cual se pueden emplear mezclas que aporten los nutrientes apropiados.

 

En el caso colombiano, específicamente en la sabana de Bogotá y en el norte de Antioquia, Bargo encontró que el kikuyo es un pasto que funciona muy bien para las lecherías de estas regiones. (Lea: ¿Conoce las mezclas de ryegrass para mejorar la producción en trópico alto?)

 

“El kikuyo en Colombia es un pasto muy bien adaptado, que se ha aprendido a manejar muy bien y que es el que más funciona y más va a producir. Lo cual no quiere decir que no se pueda combinar con otras opciones. El desafío es comer mucho kikuyo, producirlo bien y sacarle nutrientes”, dijo. 

 

Una de estas opciones puede ser el ryegrass, pero advirtió que no se deben mezclar en la misma parcela: “Hay que manejarlos separados, porque las tasas de rotación son diferentes. En los reygrass, son más rápidas”. (Lea: Calidad de biomasa del kikuyo se mide por número de hojas)