Fedegán pide al gobierno aumentar recursos para el Programa de Suplementación Bovina

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Enero 2019
compartir
Colombia, fenómeno de El Niño, importaciones de leche en polvo y derivados en 2019, Programa de Suplementación Bovina, Fedegán pide al gobierno más recursos para Programa de Suplementación Bovina, Contexto ganadero, noticias ganaderas, vacas
Como una medida para evitar un mayor impacto de estos dos factores en la economía de los productores de leche, Lafaurie Rivera -en comunicación enviada al ministro Andrés Valencia Pinzón, pide ampliar la cantidad de recursos destinados al Programa de Suplementación de Bovina.
Para hacerle frente a la situación crítica de alimentos para bovinos que está generando el Fenómeno de El Niño, y el impacto de la aceleración de importaciones de leche en polvo, Fedegán le pide al Gobierno aumentar los recursos de este programa para evitar una mayor baja de los precios pagados al productor de leche.
 
Todo parece indicar que las perspectivas para la ganadería de leche se tornan más oscuras de lo previsto.
 
Así lo señala Fedegán al analizar dos factores que están fuera de control de los ganaderos, por lo que aboga para paliar la situación en ciernes de menores ingresos y bajos precios del producto, mediante el fortalecimiento financiero del Programa de Suplementación Bovina.
 
Los factores que impactan a los productores lecheros
 
El primero de ellos es el fenómeno de El Niño, que inició desde mediados de noviembre de 2018 y ahora está en su etapa de intensificación, y la cual se prevé que irá por lo menos hasta mediados de marzo de 2019.
 
Para la entidad gremial, si bien en el primer trimestre del año el país registra su primera y más fuerte temporada seca, la de 2019 será aún más crítica, tal como lo ha indicado el mismo Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM.
 
El segundo factor es el aceleramiento de las importaciones. Tradicionalmente la industria que importa leche en polvo y derivados adquiere estos productos en los mercados internacionales antes que se agoten los cupos establecidos en los diferentes TLC.
 
En esta oportunidad, sin embargo, dicha celeridad fue propiciada adicionalmente al panorama de escasez del producto por el fenómeno de El Niño, por dos situaciones:
 
La primera, el arancel cero de la leche en polvo. Bajo esta condición se pueden importar 6.400 toneladas provenientes de la Unión Europea, 10.718 toneladas originarias de Estados Unidos, 3.244 toneladas de Mercosur, y cerca de 10.600 toneladas de México, además de otros derivados como lactosueros, quesos y mantequillas, así como de otros orígenes.
 
La segunda, el bajo precio internacional de la tonelada de leche en polvo entera y descremada, que hoy está por debajo de los USD3.000 y USD1.900 respectivamente.
 
De acuerdo con el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, hay que tener en cuenta que para 2019 pueden ingresar poco más de 31 mil toneladas de leche en polvo libres de arancel, y que con un precio internacional bajo, los cupos para el presente año muy posiblemente se agoten en el primer trimestre del año.
 
Acota que tan solo en los primeros nueve días del año el consumo del cupo de leche en polvo desde EEUU ya es del 24%, mientras que de los diferentes productos lácteos provenientes desde la Unión Europea es del 10%.
 
En este escenario de importaciones a cero aranceles y a bajos precios continuaría afectando el nivel de precios pagados al productor, y, por tanto, deteriorando su nivel de ingreso, advierte el dirigente gremial.
 
Solicitud al Gobierno
 
Como una medida para evitar un mayor impacto de estos dos factores en la economía de los productores de leche, Lafaurie Rivera -en comunicación enviada al ministro Andrés Valencia Pinzón, pide ampliar la cantidad de recursos destinados al Programa de Suplementación de Bovina.
 
Este programa consiste en la distribución de complementos alimenticios entre los ganaderos más afectados por el fenómeno de El Niño. Hoy el presupuesto de dicho programa es de 2.500 millones de pesos que, a la luz del impacto previsible de los factores expuestos, resultan insuficientes para un hato ganadero distribuido por todo el territorio nacional.
 
Argumenta Lafaurie que con dicha ampliación de recursos, se permitirá cuidar el tamaño del inventario ganadero del país, así como disminuir las pérdidas de producción por la escasez de alimento durante la época seca.
 
Agrega que, con alimento disponible en la época de sequía, la producción de leche no se haría exageradamente escasa, los precios no tenderían al alza, y se evitaría un exceso en la importación de leche en polvo y otros derivados lácteos, conservando al fin y al cabo el nivel de ingreso de los productores.
 
“Continuamos a su disposición para colaborar en el desarrollo de este y otros programas que bajo la dirección y liderazgo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural puedan ayudar al sector ganadero colombiano”, puntualiza el presidente del gremio cúpula de la ganadería colombiana.