Ganaderos ecuatorianos trabajan en enfrentar el cambio climático

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Agosto 2018
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, cambio climático, ganadería sostenible, ganadería sostenible en ecuador, ganadería climáticamente inteligente, gef, fao, ministerio de agricultura y ganadería, rubén flores, fao ecuador, ganadería ecuador
Rubén Flores, ministro de Agricultura y Ganadería presentó los avances del proyecto. Foto: agricultura.gob.ec.
La producción bajo el modelo sostenible empezó en 2016, ya 1.237 están trabajando con esta propuesta y más de 19 mil hectáreas hacen parte de una Ganadería Climáticamente Inteligente.
 
Una iniciativa para que la ganadería nacional sea más sostenible y productiva, que se adapte al cambio climático y que pueda reducir los gases de efecto invernadero impulsa el Gobierno ecuatoriano, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, y el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés). (Lea: Perú promulga ley para enfrentar el cambio climático)
 
Los avances del ‘Proyecto Ganadería Climáticamente Inteligente’ fueron presentados en días pasados, durante el taller ‘Ganadería en Ecuador al 2030: retos frente al cambio climático’, que se efectúa en Quito con la participación de representantes de los sectores público y privado, además de la academia.
 
Según el reporte de avances, a junio de 2018 el proyecto que inició en 2016 ha influenciado con el enfoque Ganadería Climáticamente Inteligente en 19 mil 770 hectáreas, y 1.237 productores se han adaptado a esta propuesta.
 
Para el ministro de Agricultura y Ganadería, Rubén Flores, el proyecto busca comprender que estas actividades productivas sean más sostenibles y sustentables en el tiempo, social y ambientalmente, pero que también sean rentables. (Blog: Prácticas sustentables en ganadería y cambio climático)
 
“Nuestro mayor desafío es entender ese cambio climático; no somos los causantes en la dimensión de lo que hacemos, como los países desarrollados”, dijo Flores, quien consideró que “es una oportunidad para que hagamos bien las cosas; nos da la oportunidad de garantizar productos de calidad y de dar de comer a la población”.
 
Manifestó que a través del proyecto hay que entender que se deberá hacer una ganadería de precisión, donde cada gota de agua sea importante, por lo que manejarlo de manera responsable es necesario, aplicando tecnologías que ya existen.
 
El Ministro mencionó que en este ámbito productivo se podría recurrir a la inteligencia artificial, para lo que será necesario articular un trabajo con los sectores público y privado, así como con la academia. (Lea: Ganadería con adaptación al cambio climático)
 
John Preissing, representante de FAO en Ecuador, indicó que el sector ganadero tiene un gran desafío, ya que es uno de los principales responsables de la deforestación. Indicó que con el proyecto se realizan prácticas participativas, que se identificaron e implementan para reducir los gases de efecto invernadero, y que se relacionan con un mejor pasto, mejor manejo de los potreros.
 
Las experiencias las contaron Mariana Chuquimarca, ganadera de la Asociación San Francisco de Borja, en Napo, y Yosy Zambrano, de la Asociación Ganadera El Convento, de Chone, Manabí. Ellos narraron que en sus fincas manejan de mejor forma las pasturas, dividen los potreros para evitar el pisoteo y desperdicio del pasto, cortan el pasto siguiendo las indicaciones técnicas, mantienen árboles en los potreros y hacen un adecuado uso del agua.
 
Para María Victoria Chiriboga, subsecretaria de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente, es posible luchar contra el cambio climático, modificando la actitud y la forma tradicional de hacer ganadería. (Lea: Sistemas agroecológicos mitigan más el cambio climático)
 
Agregó que con este proyecto, es la primera ocasión que se ha logrado trabajar directamente con los productores en territorio, mientras que el ganadero Yosy Zambrano aspiró a que hasta 2030 todos los ganaderos estén incluidos en las nuevas prácticas de producción pecuaria.