Genética bovina: clave para mejorar la producción doble propósito

Por: 
CONtexto Ganadero
27 de Noviembre 2012
compartir
El proyecto comenzará con una fase piloto que durará tres años e involucrará 1.100 predios y a 227.400 animales. Foto: Unal.
El proyecto comenzará con una fase piloto que durará tres años e involucrará 1.100 predios y a 227.400 animales. Foto: Unal.
Con una inversión cercana a los $36.000’.000.000, la Federación Colombiana Ganaderos, Fedegán, la Universidad Nacional, el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación, Colciencias, algunas asociaciones regionales y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, trabajan en este programa para que, en 2013, se dé un  mejoramiento genético del ganado bovino para producción de carne y leche.
 
La iniciativa del ‘Programa Nacional de Mejoramiento Genético del Ganado Bovino para Producción de Carne y Leche’, PNMG, es incidir en el sistema de producción bovino, por medio de la búsqueda de nuevos procedimientos que garantizaran, a través de estudios profundos, la inocuidad de carne y leche de este ganado.
 
Carlos Manrique, doctor en genética cuantitativa de la Universidad Internacional de la Florida, afirma que lo que se espera con este programa es “lograr que el 100% de nuestro hato nacional esté adecuadamente identificado genéticamente para que, de esta forma, se logre incrementar la producción y la productividad, generando productos cárnicos o lácteos con valor agregado, cumpliendo con las demandas de los mercados internos y externos”.
 
Hacen falta recursos económicos
Como lo indica Héctor Anzola, Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Desarrollo e investigación de la Federación Colombia de Ganaderos, Fedegán, “este proyecto está en consecución de los recursos financieros para arrancar el proyecto el próximo año. Aunque ya el Fondo Nacional Ganadero, FNG, asignó recursos presupuestales para el proyecto, se está esperando la financiación de los $36.000’000.000 por parte de Colciencias y el Misterio de Agricultura y Desarrollo Rural, para entrar en trabajo los próximos tres años”.
 
En conclusión, se espera que en diez años su implementación y eficiencia sea un hecho, de tal manera que se pueda hablar de sistemas productivos bovinos más eficientes que garanticen la salud alimentaria.