La culpa no es de la vaca, es del cómo

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Agosto 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, producción ganadera, producción ganadera sostenible, ganadería regenerativa, avances en la ganadería regenerativa, consumo de carne, producción de carne sostenible
La manera más responsable de brindarle al consumidor lo que pide es cambiando la forma de producir los alimentos. Foto: lavanguardia.com - stopcambioclimatico.azurewebsites.net

Dejar de trabajar en la ganadería es una acción que acabaría con miles de familias que trabajan en esto, razón por la que los expertos invitan a que se debe cambiar de mentalidad para que cada persona sea responsable tanto de lo que se produce, como de lo que se consume.

 

En un conversatorio llevado a cabo por Fedegán, Román Jiménez Aristizábal, médico veterinario con magíster y doctorado en Salud y medicina animal, explica que “la culpa no es de la vaca, es del cómo”, razón por la que menciona que debe existir un consumo responsable de la proteína roja, a la que tanta piedra le tiran. (Lea: Señor productor: tiene claro qué busca el consumidor actual de carne)

 

Juan Pablo Acosta, representante de ResVolución, menciona que se puede consumir carne y al mismo tiempo mitigar el cambio climático, teniendo en cuenta que es posible producir carne completamente amigable con el medio ambiente.

 

“Las cifras son demasiado relevantes el día de hoy porque el consumidor, el internacional es más consciente desde hace mucho tiempo, pero no nos vayamos tan lejos. Hay unas cifras importantes que el 75% del consumidor colombiano lee una etiqueta, así sea para mirar qué tiene y que no le importe lo que contiene adentro ese alimento”, expresa Acosta.

 

Partiendo de esa base, cada vez el consumidor va siendo más consciente de qué consume y se va devolviendo un poco en el proceso de producción hasta conocer los mecanismos con los cuales fueron elaborados los alimentos que está ingiriendo.

 

“Esa es una de nuestras grandes fortalezas porque nosotros en ResVolución escogemos muy bien. En Colombia se vende una cantidad de carne impresionante, pero nosotros rechazamos ofertas constantemente de clientes que quieren venir a comprar nuestro producto, todo esto es por la forma en la que lo estamos haciendo y por el portafolio que manejamos”, detalla Acosta.

 

Lo anterior, siendo consciente que el consumidor actual cada vez está mirando con mayor frecuencia y quiere cuidar más su salud, no importando el estado físico y corporal en el que se encuentre, según lo menciona el empresario.

 

En palabras de Acosta, “en Estados Unidos, se viene devolviendo esa tendencia del veganismo porque existen personas que llevan 15 o 20 años siguiendo esa tendencia de alimentación y ya se dieron cuenta de las consecuencias que trae esto cuando son mayores”.

 

El mismo empresario menciona que actualmente se generan una cantidad innumerables de mitos acerca de la carne que no son comprobadas científicamente, razón por la que desde su compañía están realizando una campaña en la que cuentan cómo producir carne sin hacerle daño al medio ambiente y tampoco a los animales.

 

Acosta señala que la forma más precisa de elaborar productos sostenibles es que se trabaje la tecnología, pero no para explotar la tierra ni hacer actividades agresivas, sino para conocer la naturaleza en la que se trabaja, siendo este aspecto un factor que valora mucho el consumidor que vive en el mundo actual.

 

Esta es la razón por la cual los expertos recomiendan que se tengan en cuenta todos los actores que entran en juego en un trabajo agropecuario, pues los aportes no solo se hacen por medio de los árboles, sino que intervienen muchos factores en la cadena. (Lea: Ganadería regenerativa, un modelo sostenible para Colombia)