La fórmula para que los intervalos entre partos de sus vacas bajen

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Noviembre 2015
compartir
planeación de partos, días abiertos ganadería
El intervalo entre partos se reduce con disposición de alimento en el predio y un ambiente idóneo. Foto: generalidadesdelaganaderiabovina.blogspot.com.
Para iniciar, los ganaderos deben cambiar la idea de monta estacional por la de programación de partos. Con esta y otras medidas adoptadas en el predio, las reses podrán reducir días abiertos y mejorar sus índices reproductivos y productivos.
 
En Colombia, hay vacas que tardan más de 2 años en preñarse luego de su último servicio. Esto indica que duran más de 700 días sin tener crías y, como consecuencia, dejan de generar ingresos al productor de leche o carne. (Lea: Disminuya días abiertos en las vacas para no cerrar la producción)
 
Sin embargo, los ganaderos en cualquier región del país pueden pueden planificar los partos para lograr así mejores niveles productivos.
 
Ricardo Camacho Quiroga, médico veterinario-zootecnista y magíster en salud y producción animal con énfasis en genética, señaló que Colombia, desde el año 2000, comenzó a vivenciar cambios extremos de clima que explican la caída en los ingresos que registran muchos predios actualmenten.
 
La fórmula:
 
Colombia pasó de tener periodos de lluvias y verano intercalados durante los 365 días del año, a meses de sequía intensa e inviernos muy cortos. Con base en eso, el ganadero deberá conocer cuándo y qué cantidad de agua cae no solo en su región sino en su finca para planear el parto de las vacas. (Lea: "Ganaderos pierden dinero por cada día abierto de ssu vacas": Decuadro)
 
De esta forma buscará que sus reses tengan sus crías en los momentos que haya mayor oferta forrajera y de alta calidad, sin descartar la oferta ambiental. Adicionalmente, deberá medir el Índice de Humedad y Temperatura, IHT, toda vez que si las vacas se someten a climas desfavorables, aun cuando se cuente con sales, suplementos y forrajes en el potrero, estas no los comerán como consecuencia de vivenciar episodios de estrés calórico.
 
“No es solo comida. Se tienen en cuenta otros factores, porque si las crías nacen cuando hay humedad y temperatura altas entran en estrés calórico y se deprime el consumo de alimento; es su mecanismo de defensa”, puntualizó el investigador.
 
En Colombia se ha logrado que las vacas tengan crías cuando se dispone de agua y alimento en la finca. Los resultados lo demuestran: el índice de natalidad de vacas en el país estaba en 45 % y entre febrero de 2014 y junio de 2015 se elevó a 65 % en 9 fincas.
 
“Tenemos fincas con intervalos entre partos de más de 760 días, es decir que nace una cría cada 2 años y medio, porque se preñan después del destete. En este momento  estamos en 520 días abiertos y la meta es llegar al mínimo de 90 días”, anotó el experto en reproducción animal.
 
El proyecto de sistemas de programación de partos, que lidera el Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana e Ganaderos, Fedegán, se ejecuta en predios de Magdalena Medio, Tolima, Córdoba y Urabá, con proyección de seguir reduciendo los días abiertos en vacas, puesto que no solo se trata de lograr un solo parto en la finca, sino que la vaca pueda en corto tiempo volver a ser servida y parir en un momento de alta oferta ambiental y nutricional.
 
Gustave Decuadro-Hansen, médico veterinario francés con maestría en patología animal y doctorado en reproducción animal de Maisons Alfort, recordó que los ganaderos pierden dinero por cada día abierto en su vaca porque es un periodo improductivo. (Lea: ¿Qué tan difícil es preñar una vaca?)
 
César Gómez Velázquez, médico veterinario, especialista en gerencia de empresas agropecuarias y con maestría en ciencias veterinarias  dijo que los días abiertos entre vacas se reducen con la detección adecuada del celo.
 
El investigador en el sistema de planeación de partos recalcó que la propuesta funciona en cualquier región del país y con animales de leche, carne y doble propósito. 
 
La fórmula surte efecto si se consideran además los siguientes pasos:
 
Recopile datos de su finca en fichas, Excel o un software.
Haga la correlación reproductiva Vs. ambiental con fechas.
Haga los chequeos reproductivos de hembras.
Realice una evaluación sanitaria: reproductivas y vacunación.
Programe la nutrición: suplementación mineral, entre otros.
Tenga en cuenta el manejo de servicios, partos, destetes.
Adecúe las instalaciones de la finca.