La importancia de las ferias ganaderas

Por: 
Juan Manuel Coley
21 de Noviembre 2012
compartir
El ganado de corral de calidad se vende fácil en una feria ganadera
El ganado de corral de calidad se vende fácil en una feria ganadera

Muchas veces surge la inquietud acerca de la conveniencia de presentar animales en certámenes feriales. Hay incluso personas que no le ven justificación. La realidad es que la presentación en los juzgamientos tiene una connotación más profunda. Los ejemplares que se escogen para estos fines han sido sometidos a procesos de mejoramiento por medio de biotecnologías, tales como la inseminación artificial y la transferencia de embriones.
 

Ellos muestran el potencial real de producción, ya que han sido sometidos a programas de alimentación y suplementación balanceada, de acuerdo con sus requerimientos. Lo que sería inconveniente es que sean ellos los únicos en recibir esta clase de tratamientos. Es más, no debería haber preparación especial para los juzgamientos, sino que estos deberían salir de la población superior del hato, ojalá del promedio. Necesitarían sí, un proceso de amansamiento y acostumbramiento a las sesiones de juzgamiento.

 


El ganado de exposición muestra el potencial genético de las ganaderías ganadoras.

En el pasado los juzgamientos se realizaban en torno a las características fenotípicas exclusivamente, y se calificaba lo que se veía en el momento del certamen. En la actualidad los cambios que se han introducido incluyen los datos de comportamiento y rendimientos de producción, bien sea en producción de carne o en sus características lecheras en novillas de leche, los que deberían acompañarse de los datos del desempeño de sus ascendientes y datos de lactancia en vacas adultas.

Preparación

 

Es realmente un arte y se aplican principios científicos de la cría del ganado en el entrenamiento y preparación de estos animales.

En primer término se empieza por escogerlos de madres destacadas dentro del hato y luego se escoge un reproductor probado como padre. Al nacimiento se someten a procesos de selección rigurosos por el cumplimiento de los estándares raciales, para así iniciar el proceso de cría en base al suministro de los requerimientos necesarios para su buen desarrollo, lo que repetimos debería ser aplicado en todos los ejemplares del hato, con el fin de poder alcanzar el mayor progreso genético.

Los resultados obtenidos en los eventos feriales incrementan el interés del ganadero por la cría de animales y le crean la necesidad de establecer sistemas de información que les permitan mejorar su capacidad de decisión en la escogencia de los candidatos a las próximas competencias.

 


Los reproductores de cualquier raza, tienen una gran vitrina en estos eventos.

 

Además de todo lo expuesto, la asistencia a las ferias se convierte en una herramienta de marketing muy poderosa, a través de la cual se logra obtener nombre y prestigio, mejorando las posibilidades de comercialización lo que en última instancia es el objetivo principal, producir ventas que aumenten los flujos del negocio.

Más aún, las ferias son una fuente de ingresos para muchas personas que derivan parte de su sustento de ellas, desde las ventas de comida, pasando por los presentadores de animales, y todo el personal que se necesita para su montaje incluyendo los profesionales que intervienen en las asesorías tanto al evento en si como a los ganaderos que asisten; además es una convocatoria para el encuentro con los amigos y colegas y el inicio de nuevas relaciones de amistad o de negocios. Por todo esto hay que apoyar estos eventos y hacerlos que mejoren permanentemente.