El Hatico, en el Valle del Cauca
Foto: Fedegán

Cargando...

Los secretos de El Hatico en la gira técnica de Fedegán

Por - 19 de Mayo 2022

La primera gira técnica ganadera virtual organizada por Fedegan y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, llegará el viernes 20 de mayo en su última estación a una de las fincas más sobresaliente del país: El Hatico, en el Valle del Cauca.


La primera gira técnica ganadera virtual organizada por Fedegan y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, llegará el viernes 20 de mayo en su última estación a una de las fincas más sobresaliente del país: El Hatico, en el Valle del Cauca.

Esta es una oportunidad para conocer una estrategia continua de innovación y desarrollo, fundamentada en esquemas silvopastoriles exitosos, alcanzando hoy a convertirse en un esquema modelo en materia ambiental y económica. Es igualmente una oportunidad para conocer los secretos de El Hatico, que ya no son tan secretos gracias a que sus promotores siempre han estado abiertos a dar a conocer todas sus innovaciones.

Esta granja ha logrado obtener todas las certificaciones de sanidad y produce alimentos totalmente inocuos como es lo requerido por los esquemas arancelarios de los mercados internacionales.

Los asistentes a la gira técnica virtual también tendrán una estación en la finca Villa Luz de Aguachica en el Cesar, unidad productiva que revelará las consecuencias de la degradación ocasionada durante varias décadas por la constante y gigantesca producción de algodón, que en su época de los ochenta y noventa se distinguió como el oro blanco.

“Ambas unidades productivas han logrado no solo implementar esquemas de producción sostenible y de mejoramiento de la biodiversidad, sino que se han consolidado como rentables en lo que a ambientalmente se refiere”, manifestó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegan.

De acuerdo con el dirigente gremial, son transformadoras perennes de carbono y realizan una limpieza profunda a la naturaleza de sus respectivas regiones geográficas.

El Hatico como escuela y rentabilidad

El Hatico es una empresa ganadera pionera en los sistemas silvopastoriles y, asimismo en el manejo sostenible, es una reserva natural y es Premio Nacional de la Ganadería José Raimundo Sojo Zambrano, en la modalidad Excelencia Ganadera en Empresas Sostenibles, otorgado por Fedegan, y también recibió el premio de Ecología Planeta Azul.

La reserva ubicada en el municipio de El Cerrito, Valle del Cauca, implementa esquemas de transformación de carne y leche óptimamente rentables, de hecho, es la primera empresa ganadera del país que logró producir leche de vaca totalmente orgánica.

Los asistentes a la gira técnica ganadera virtual de Fedegan podrán observar la experiencia de innovación permanente y la trayectoria de esta finca que es la creadora de la raza Lucerna e incluso alberga ganado bovino, ovino, y bufalino.

El Hatico cuenta con bebederos móviles, rota potreros divididos permitiendo su recuperación y los animales conviven con cultivos de pasto combinados con los de palmas, árboles, arbustos y leguminosas.

Ostenta el aumento del 69 % en la producción de leche por hectárea al año y, al mismo tiempo, ha disminuido las emisiones de carbono y metano.

Su estrategia ha sido integrar tres tópicos de gran trascendencia para el futuro de la granja, todos igual de fundamentales a los demás: agrícola, pecuario y forestal.

A esto se unen otros tres principios que son: el primero es lograr que por superficie se registre cada día la mayor producción de biomasa, el segundo, que se logre una recuperación continua de los suelos y, el tercero, el uso cada más eficiente del recurso hídrico.

De manera simultánea produce caña de azúcar, producto insignia de la pujante región del Valle del Cauca, los cuales combina con árboles y arvenses.

Cuenta con sistemas agroforestales como árboles dispersos en potreros, cercas vivas, bancos mixtos de forraje, pastoreo en cultivos forestales, sistemas silvopastoriles intensivos, esquemas que unidos y complementados le permiten ser actualmente una aspiradora de carbono de la naturaleza.

Ha sido un negocio de nueve generaciones de tradición ganadera y es una granja de las más sobresalientes en la enseñanza de tecnologías de altas capturas de carbono, es más, y se constituye como una escuela del territorio colombiano por la que han pasado expertos e institutos de investigación de gran trayectoria en el conocimiento de la aplicación de esquemas sostenibles de alto nivel nacional e internacional, de ahí, que sea considerada por los que más saben de silvopastoreo, la mejor expresión de la productividad y la armonía con el medio ambiente.

Conserva e incluso aumenta la biodiversidad con la presencia cada vez más alta de aves, hormigas, arañas, mariposas, escarabajos, lombrices, moscas y sapos.

Tiene la reserva arbórea más grande del Valle del Cauca en 14 hectáreas de bosque seco tropical, con todo un banco de germoplasma que sus propietarios pusieron a disposición de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) con el objeto de multiplicar sus especies.

Inversión en suelos

En esta unidad productiva ganadera los residuos de cosecha de la caña no se queman, sino que se integran al suelo aportando nutrientes a los suelos como nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio que un estudio valoró en una inversión equivalente a USD 550 por hectárea.

Adicionalmente, el suelo, lejos de degradarse, contiene 440 kilos por hectárea de macroinvertebrados como insectos y lombrices lo que contribuye a su riqueza.

El Hatico con sus 250 hectáreas, se constituyen en la posibilidad real y palpable de presenciar el aumento constante de la biodiversidad y del mejoramiento ambiental.

Las más vistas