Nama: el proyecto que busca reconvertir la ganadería nacional

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Noviembre 2016
compartir
Nama, Nama minambiente, Nama Ganadería, Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación, namas colombia, MinAmbiente, Reconversión ganadera, reconversión ganadera en Colombia, Ganadería Sostenible, mitigación del cambio climático, adriana pinto braun, Sistemas Silvopastoriles Intensivos, sumideros de carbono, CONtexto ganadero
La iniciativa va a ser financiada por el Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, Banco Mundial y recursos provenientes de fondos internacionales. Foto: CONtexto ganadero.
El Ministerio de Medio Ambiente viene promoviendo un ambicioso proyecto denominado Nama, el cual tiene como propósito reconvertir el sector bovino a partir de una planeación específica por regiones. El objetivo es que se transformen 10 millones de hectáreas y se protejan 2.5 adicionales. 
 
Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación, Namas (por sus siglas en inglés), es un mecanismo creado en el marco de la convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para que los países en desarrollo se unieran a las metas globales de mitigación, pero de acuerdo a sus propias habilidades y capacidades técnicas. (Lea: ¿En qué va la reconversión ganadera del Caquetá?)
 
Ese plan lo viene implementando Colombia en diversos rubros productivos en cabeza del Ministerio de Ambiente. La cartera está estructurando una Nama con un enfoque ganadero que busca promover la reconversión productiva del sector con una planeación específica y acorde a cada región del país.
 
La propuesta inicialmente, de acuerdo con Adriana Pinto Brun, profesional especializada en Namas del Ministerio de Ambiente y quien lidera esa clase de proyectos relacionados con el sector agropecuario, le apunta a que se densifique la producción pecuaria a través de prácticas sostenibles como la implementación de sistemas silvopastoriles y un manejo ecoeficiente del ganado.
 
Esa fase se reforzaría con una alimentación que reduzca tangencialmente las emisiones de gases asociadas a la digestión y la siembra de arbustos al interior de las explotaciones, así aumentarían las posibilidades de atrapar CO2, por lo que hay unos potenciales de captura muy significativos. (Lea: El Banco Mundial apoya la reconversión de la ganadería colombiana)
 
Pinto Brun afirmó que otras intenciones que tiene la Nama de ganadería son la restauración y conservación de ecosistemas naturales, ya que así hay mayores opciones de que se incrementen los sumideros de carbono y adicionalmente se ha previsto que al impulsar una práctica mucho más eficiente del ganado podemos reducir la deforestación.
 
Con las metas que tenemos planeadas, que incluyen reconvertir 10 millones de hectáreas, lograríamos evitar la deforestación de 2.5 millones en el país”, argumentó.
 
Escuche las declaraciones de la funcionaria.
 
El proceso de estructuración de la Nama en ganadería empezó en marzo del año pasado. Hasta el momento se ha venido haciendo una conceptualización del proyecto liderado por la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono, ECDBC, y otro grupo de actores relevantes. El paso siguiente es el diseño detallado de las estrategias a nivel regional con datos específicos por zona y costos locales de su implementación. (Blog: ¿Cómo se logra la conversión a la Ganadería Ecológica/Biológica/Orgánica?)
 
La funcionaria del MinAmbiente aseveró que esperan tener todo el diseño el próximo año y buscar recursos con fondos internacionales que permitan dar inicio a la fase inicial, a eso se le suma la financiación que aportaría el Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible y el apoyo del Banco Mundial.
 
“Si todo sale bien y logramos acceder a esos dineros, iniciaríamos la implementación entre 2018 y 2019. Sin embargo, por el costo tan alto del proyecto y por lo que pretende que es una transformación del sector ganadero bajo una sombrilla grande de mitigación, tenemos presente que la mayoría de los recursos van a salir de los propios productores”, detalló.
 

Actores como Finagro y el Banco Agrario deben entrar a participar en la propuesta y así permitir que se establezcan líneas especiales de crédito e incentivos desde el Gobierno, para que los ganaderos hagan una implementación más eficiente de la Nama y se cumplan con los objetivos trazados por el Ministerio de Ambiente. (Lea: Apuestan por reconversión ganadera con silvopastoriles en Casanare)