Qué exigen los ganaderos para que autoridades hagan control en la venta de carne

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Enero 2022
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, inseguridad, Abigeato, abigeato en san juan del cesar, abigeato en La Guajira, inseguridad en san juan del cesar, Mataderos, mataderos clandestinos en san juan, mataderos clandestinos en la guajira, mataderos autorizados en la guajira, matadero de villanueva
Para el productor, el sacrificio de los animales se está llevando a cabo en lugares de poca higiene. Foto: elheraldo.co

Productores del municipio de San Juan, en el departamento de La Guajira, envían un derecho de petición a las autoridades municipales y departamentales para que se haga un control y regule la comercialización de la carne en los distintos expendios.

 

La situación de inseguridad en el departamento de La Guajira está llegando a unos niveles alarmantes, hoy en día se comercializa carne en los distintos establecimientos sin tener un control de su procedencia, por lo cual muchos ciudadanos terminan alimentándose de carne ilegal, debido a que los animales no son sacrificados en lugares seguros. (Lea: ¿Qué hacer para contrarrestar el abigeato?)

 

Así lo ratifica Marciano Guerra, productor del municipio de San Juan, quien expone que “nosotros como asociación, le enviamos al alcalde del municipio un derecho de petición, en el que le estamos exigiendo que a los expendios de San Juan se les exija el cumplimiento de todas las normas necesarias para que ellos puedan vender la carne”.

 

La realidad de este municipio, contada desde el productor, es que los establecimientos a excepción de la cadena de alimentos Olímpica S.A, todos los demás comercializan carne sin ningún tipo de control o cuidado.

 

Esta carne no se encuentra en las condiciones aptas para el consumo, pues no son unos establecimientos que tienen su cuarto frío, ni ponen a madurar la carne, tampoco están guardando los protocolos de bioseguridad porque no se encuentra un lavamanos ni alcohol y mucho menos tapabocas”, detalla Guerra.

 

Esta es una de las principales razones que llevaron a los productores de esta región a tomar la decisión de pasar el derecho de petición para que sea la administración municipal la encargada de tomar cartas en el asunto y resolver esta problemática que no solo afecta a los ganaderos, sino a la salud de la ciudadanía en general.

 

“Estamos esperando que nos den respuesta y resultados de ese derecho de petición que se envió en el mes de diciembre del año inmediatamente anterior, más específicamente el 26 de diciembre debido al alto nivel de abigeato que hay en la región”, expone Guerra.

 

Para el productor, la situación se está presentando debido a que desafortunadamente el departamento de La Guajira solo tiene un matadero privado que se encuentra ubicado en el municipio de Villanueva.

 

“Hoy en día en perjuicio lo estamos recibiendo los ganaderos, por eso se viene todo a pique y aparecen delitos como abigeato y la matanza de manera clandestina de animales en las fincas, potreros, en el propio pueblo y hasta en los patios de las casas. Este es un mal muy grande que los ganaderos del sur de La Guajira estamos viviendo porque no hay donde sacrificar los semovientes de una manera honrada y transparente”, describe Guerra.

 

Esto quiere decir que el sacrificio de los animales se está llevando a cabo con pocos principios de higiene, lo cual pone en riesgo la salud de los ciudadanos, quienes no conocen la procedencia de la carne que compran. (Lea: Aspectos que tienen en cuenta los consumidores sobre la carne de res)

 

“Nos estamos lucrando del matadero de Villanueva que es privado, no es municipal y que muchas veces no está a disposición de la comunidad. Por esto le hemos pedido al gobierno municipal y departamental que reactiven el matadero que teníamos en San Juan y lo pongan en funcionamiento porque así cesamos un poco el abigeato en el municipio”, comenta Guerra.

 

El mismo productor agrega que una vez se active este lugar, se le debe exigir a “cada dueño de los establecimientos que debe tener bien legalizado su expendio, es decir que cumpla con todas las normas al pie de la letra para que pueda entrar en funcionamiento legalmente. Le hemos dicho a las autoridades en varias reuniones que se le ponga mano dura a las tiendas de barrio, pues venden carne sin ningún control”.