Reconozca los síntomas del tétano en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Junio 2019
compartir
Tétano, infección, enfermedad, bacteria género clostridium, Clostridium Tetáni, medio ambiente, tierra, gérmenes telúricos,  sintomatología, tratamiento, contracción musculos, patas, manos, posición rigida, caballo de trolla, rígido, dicultad para moverse, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Para que la bacteria llegue al animal y se pueda multiplicar, debe tener una herida o lesión César Jiménez. Foto: ResearchGate

Esta enfermedad es producida por una bacteria del género clostridium, denominada Clostridium Tetáni y generalmente está en el medio ambiente, en la tierra.

 

César Jiménez, médico veterinario y zootecnista, especialista en sanidad animal, representante regional de Vecol Eje Cafetero y Valle del Cauca, indicó que la bacteria que se encuentra en el ambiente, suelo o tierra, se consideran como gérmenes telúricos, es decir, bacterias que usualmente mantienen o sobreviven sobre la tierra.

 

Para que la bacteria llegue al animal y se pueda multiplicar advierte Jiménez, debe tener una herida o lesión. “se contamina con suelo que a su vez tiene bacteria de clostridium, por tanto, esta bacteria ingresa al animal y empieza a multiplicarse de una forma masiva”.

 

Se puede presentar con más frecuencia en terneros o novillos que son castrados, que se les extirpan las glándulas, animales con cirugías de otras índoles, etc. (Lea: Dimevet le apuesta al retorno económico de los productores pecuario)

 

Esta bacteria en particular, genera unas toxinas que son letales y que afectan específicamente el sistema nervioso central; síntomas que son característicos de la clostridiosistetanica o tétano, explicó el médico.

 

“Las toxinas se multiplican y tienen una afinidad con el sistema nervioso, hasta que llegan a la cabeza y generan una sintomatología muy típica de la enfermedad. Eso puede ocurrir en un par de días o en poco tiempo, horas, que generan esa sintomatología”, agregó.

 

Síntomas

 

Según Jiménez, regularmente en el transcurso de un día a otro, el animal empieza con alguna sintomatología.

 

 

- Proceso febril (temperatura elevada).

 

- A veces se apartan de la manada y dependiendo de la cantidad de bacterias que el animal haya asumido, como el reto que tiene en campo, pues esa sintomatología puede ser relativamente más o menos grave y también más rápida o menos rápida.

 

- En bovinos empieza a darse una contracción de los músculos, de las patas y las manos. El animal va tomando una posición muy típica, muy patognomónica, conocida como Caballo de trolla, por la posición rígida en sus cuatros miembros que tiene el animal, lo que se le dificulta moverse.

“Es como si fuera duro o madera. “Con esta enfermedad, el animal va perdiendo la posibilidad de movilizarse bien y termina con la posición de los miembros abiertos, como tratando de soportarse”, explicó.

 

- Protrusión del tercer parpado. Los bovinos tienen como un tercer parpado interno; esta es una esclerótica de color blanco y cuando se presenta el tétano, se expone más de lo normal. Los animales parecen como si tuvieran los ojos tapados con algo blanco; eso es esclerótica.

 

- Presentan rigidez en el cuello.
 

Jiménez dijo que, cuando la enfermedad está muy evolucionada, estado crítico; el animal sufre unos procesos de convulsiones y finalmente termina muriéndose, “esto por un proceso como de intoxicación debido a esa gran multiplicación de las bacterias generadoras de toxinas”.

Tratamiento

Penicilinas o antibióticos, pero sobre todo penicilinas que controlan muy específicamente esas bacterias. (Lea: Enfermedades podales afectan seriamente a los ovinos)

 

“Normalmente esos tratamientos se hacen con una dosis alta de antibiótico, casi que el doble de lo normal que se utilizaría normalmente para un tratamiento regular de otra enfermedad. Se puede duplicar la dosis y se debe aplicar; dependiendo del producto esto se hace de forma venosa o intramuscular”, comentó.

 

El no brindar atención a la fiebre, esta puede desencadenar la muerte del animal. Para esto se pueden poner analgésicos o antipirético, que no solo bajan la fiebre, sino también el dolor. “Se manejan antiinflamatorios aines, que son analgésicos y antipirético”, dijo Jiménez.

Prevención

Vacunación semestral, con vacunas polivalentes que vienen con muchas cepas de clostridium y en las que además se incluye un clostridium tétano, remató el médico veterinario y zootecnista.