¿Sabe usted qué es una pradera polifítica y cuáles son sus beneficios?

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Noviembre 2019
compartir
Pradera, pradera politífica, definición pradera politífica, polifítica, polifita, pradera, manejo de praderas, manejo de praderas en ganadería, asociación especies forrajeras, mezcla pastos, mezcla especies, Suelo, pasto, bovino, Ganadería regenerativa, ganadería regenerativa Colombia, Asociación Colombiana de Ganadería Regenerativa, ganadería tropical paso a paso, Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Doble Propósito, Asodoble, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Una pradera puede ser monofítica (una sola especie) o polifítica (una asociación de varias especies forrajes). Foto: Ganadería regenerativa
La importancia de una pradera diversa (otro nombre con el que se le conoce) ha sido ignorada durante décadas por los ganaderos tradicionales, que se acostumbraron a diseñar sus potreros con una sola especie forrajera, sin saber que las demás son consumidas por los vacunos.

 

Leopoldo Viteri, ingeniero zootecnista de Ecuador y ganadero regenerativo, explicó que una pradera polifítica “no solamente tiene gramíneas, sino leguminosas, arvenses”, entre otras especies. (Lea: Conozca la dinámica del crecimiento de sus praderas)

 

En efecto, no solo se trata de los forrajes que cubren el suelo, sino también leguminosas arbustivas como la leucaena y árboles, que además de proporcionar frutos que pueden consumir los animales, dan sombra y madera.

 

De esas arvenses, mal llamadas malezas, el 80 % son consumidas por las vacas. Apenas el 20 % son plantas que pueden resultar tóxicas al ingerirlas, o que pueden ser espinosas, y estas son las que no comen los animales”, puntualizó el zootecnista.

 

Junto con la cantidad y variedad de materiales disponibles para el ganado, la pradera polifítica permite que haya un mejor intercambio de nutrientes, logrando una mejor conservación dentro de la finca. (Lea: ¿Cómo reconocer el Punto Óptimo de Reposo de una pradera?)

 

De esta manera, no solo hay un ambiente propicio para el desarrollo de las plantas, sino que además surgen otros organismos y microorganismos que puede contribuir al sostenimiento del sistema y ser beneficiosos para el ganado y la producción en general.

 

Esto resulta bastante importante en un momento en que los propietarios de vacunos deben implementar técnicas y herramientas de conservación para evitar graves problemas como la escasez de agua y pasto, que cada vez son más recurrentes, especialmente en el trópico bajo.

 

Si en un momento teníamos 10 especies, al siguiente año vamos a tener 15, y así sucesivamente hasta lograr muchas más especies”, indicó el especialista. (Lea: Conozca las causas puntuales de la degradación de praderas)

 

Si usted todavía tiene prevención frente a las plantas que puedan ser nocivas para sus animales, Viteri aconsejó que puede apelar a la remoción mecánica con un machete o guadaña, aunque el mismo sistema permite que estas desaparezcan. 

 

Como hacemos alto impacto animal, la vaca no solamente se consume la planta en su estado más temprano, cuando todavía es tierna, sino que también con la pezuña la va afectando, haciendo que se retrase. De esa forma la vamos eliminando y nos quedamos con las gramíneas que queremos dejar”, remató.