Cómo utilizar el financiamiento del BM para ayudar a los países con COVID-19

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Marzo 2020
compartir
Coronavirus, COVID-19, Banco Mundial (BM), financiamiento del BM, brote mundial, países en desarrollo, sistemas de salud, vigilancia de enfermedades, CONtexto ganadero
El financiamiento que provee el BM tiene como objetivo ayudar a los países miembros a tomar medidas efectivas para responder a la COVID-19 y, cuando sea posible, atenuar sus impactos trágicos. Foto: Grupo Banco Mundial

El Grupo Banco Mundial (BM) ofrece un paquete inicial de USD 12 000 millones de apoyo inmediato para ayudar a los países que deben hacer frente a los impactos sanitarios y económicos de este brote mundial.

 

En un momento en que la COVID-19 (enfermedad por coronavirus) afecta a más de 80 países. A través de este nuevo paquete de apoyo acelerado, el Grupo Banco Mundial ayudará a los países en desarrollo a fortalecer sus sistemas de salud, la vigilancia de las enfermedades y las iniciativas de salud pública, y trabajará con el sector privado a fin de reducir el impacto sobre las economías.

 

Los fondos son aportados por la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Corporación Financiera Internacional (IFC), estará coordinado a nivel global para brindar apoyo a las respuestas de los países.

 

Con este paquete se respaldarán las siguientes actividades:

 

  • Mejora de las capacidades para la detección de enfermedades y movilización de la capacidad de despliegue rápido a través de una adecuada capacitación y equipamiento de los trabajadores de la salud que están en contacto directo con los pacientes.
  • Fortalecimiento de las plataformas e instituciones multisectoriales nacionales para el desarrollo de políticas y la coordinación de las medidas de prevención y preparación (entre otras cosas, en relación con la resistencia a los antimicrobianos).
  • Respaldo para la previsión, en el nivel nacional y subnacional, de los elementos necesarios para la prevención y la preparación en las áreas de infraestructura (laboratorios de referencia, capacidad clínica), equipos, reactivos y productos básicos, con recursos locales capacitados e incorporados en los sistemas nacionales de salud primaria y salud animal.
  • Seguimiento y evaluación de las medidas de prevención y preparación, de modo que se genere capacidad para la investigación clínica y vinculada con la salud pública, y para el aprendizaje conjunto entre distintos países y dentro de ellos.
  • Creación de sistemas para la vigilancia comunitaria de enfermedades en tiempo real y la participación de múltiples partes interesadas a través de enfoques proactivos de participación ciudadana basados en evidencias.

 

En función de lo que soliciten los países, el Grupo Banco Mundial también proporcionará entre otros, lo siguiente:

  • Asistencia técnica para actualizar o modificar los planes nacionales de preparación y sus costos; apoyo a los recursos humanos especializados del ámbito de la salud, y capacitación de las personas que conforman la primera línea de respuesta.
  • Bienes y servicios para la vigilancia de enfermedades, la gestión clínica, los equipos de protección personal en establecimientos y ambulancias para el traslado de pacientes.
  • Vacunas y tratamientos, cuando se disponga de vacunas y tratamientos seguros y efectivos.
  • Actividades para ampliar la capacidad de atención clínica, por ejemplo, remodelación de las unidades de terapia intensiva o salas de internación en hospitales, centros de cuarentena.