En Argentina proponen solución para seguir exportando sin bajar consumo interno

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Diciembre 2021
compartir
Exportaciones carne Argentina 2022, Exportaciones carne Argentina 2021, exportaciones carne argentina, precio ganado, industria cárnica Argentina, gobierno Argentina, gobierno Alberto Fernández, precio mundial del ganado, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La propuesta de la industria cárnica en Argentina es elevar de 300 a 400 kg el peso al sacrificio del ganado para mantener el consumo interno sin sacrificar las exportaciones. Foto: infocampo.com.ar

El sector cárnico argentino tiene una solución para el estancamiento de las exportaciones: vacas más gordas. Con el inventario actual, el país sudamericano busca sostener el consumo de 48 kg per cápita al año (hoy es de 47 kg) y exportar 900 000 toneladas en 2022.

 

La industria de la carne vacuna de Argentina ha planteado una solución a un enfrentamiento con el gobierno sobre los topes a las exportaciones de carne de vacuno, implementado para aumentar la oferta interna y controlar la inflación: reses más gordas, según reportó Reuters.

 

La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) propuso que el gobierno ordene un aumento gradual en el peso de las reses en el sacrificio, lo que con el tiempo incrementaría el volumen de carne para consumo interno y exportación.

 

El gobierno ha presionado a los ganaderos por una mayor producción para frenar el aumento de los precios, pues la inflación en general está en un nivel anual de más del 50 %. (Lea: Argentina reiniciará las exportaciones de carne vacuna a China a partir de octubre)

 

“En dos años y medio habremos aumentado la producción de carne en 600 000 toneladas con el mismo ganado que tenemos hoy. Es una solución sencilla que no requiere recursos económicos del Estado”, dijo la CICCRA de acuerdo con el reporte de Reuters.

 

Hoy, el ganado argentino debe pesar al menos 300 kg para ser sacrificado. La cámara propuso aumentar el peso cada seis meses hasta alcanzar los 400 kg. Esta propuesta la hizo en medio de las conversaciones del Ejecutivo y el gremio para levantar el cepo a las exportaciones de carne.

 

Estas intervenciones han generado incertidumbre en el sector, por lo que Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina aseguró: “Nuestra intención es abrir totalmente el mercado de exportación, lo que brindaría a los productores una política previsible”.

 

Por su parte, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina, manifestó que “las exportaciones de carne tienen que ser 100% abiertas”, añadiendo que la industria ya está supliendo el comercio local y que los límites a la exportación eran innecesarios.

 

Los datos oficiales indican que Argentina, un país de 45 millones de habitantes con un rebaño de bovinos de 53,5 millones de animales, exportó alrededor de 675 000 toneladas de carne vacuna entre enero y octubre, con el 73,2 % de esos envíos con destino a China.

 

En el mismo sentido, La Nación publicó que el Ministerio de Agricultura trasmitió un documento donde habla de “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EE. UU., Israel, Colombia y Chile, como así también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categoría D y E”.

 

En el sector habría voces que señalan que de 800 000 toneladas de carne con las que cerraría el 2021, la propuesta oficial significaría exportar unas 200 000 toneladas menos en 2022. (Lea: Las oportunidades que perdió Argentina por suspender exportaciones de carne)

 

La discusión entre el Gobierno y la Mesa de Enlace, grupo que representa a las diferentes entidades agrarias, ha girado en torno a las cifras. De un lado, el Ejecutivo sostiene que entre 2018 y 2020 la ganadería bovina perdió 1,5 millones de cabezas, afectando la oferta.

 

Sin embargo, los productores agropecuarios argumentan que esos datos son erróneos y hablan de un inventario de 53,5 millones de vacunos, obtenida de la primera campaña de vacunación de 2021 y cuyo procesamiento final de resultados estuvo disponible a mediados de año.

 

Según las entidades que los representan, habría como mínimo 1,1 millones de cabezas más respecto de lo estimado que, pensando en 2022, reportarían 250 000 toneladas extra de carne. (Lea: Argentina levantaría restricciones a las exportaciones de carne)

 

“Sin duda el número no es 53,5 millones de cabezas, sino más. La producción es superior, suficiente para sostener un consumo de 48 kilos por habitante por año (hoy ronda los 47 kilos) y exportar 900.000 toneladas (el próximo año)”, señaló una fuente de la producción.

 

Por su parte, otra fuente al tanto de la discusión entre el sector público y la Mesa de Enlace indicó: “Se va a discutir quién tiene la razón con respecto al stock. No hay necesidad de mantener cerradas las exportaciones”.