Exportaciones cárnicas de Australia caen, Irlanda vuelve a exportar a China

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Enero 2023
compartir
exportaciones de carne de Australia e Irlanda exporta a China
Australia, uno de los mayores exportadores de carne bovina, reportó los resultados más bajos en ventas de la proteína en 19 años, mientras que Irlanda recuperó la admisibilidad en China para vender carne luego de 2 años y medio de suspensión. Foto: eurocarne.com

Dos hechos recientes en la última semana sacudieron el mercado mundial de carne bovina. De un lado, Australia, uno de los mayores exportadores de la proteína, reportó los resultados más bajos en ventas en 19 años. De otro lado, Irlanda recuperó la admisibilidad en China para vender carne luego de 2 años y medio de suspensión.

 

Las exportaciones de carne vacuna de Australia en 2022 se desplomaron a un mínimo de 19 años, según el medio Beef Central. Las razones: un bajo número de ejemplares disponibles para sacrificio, las alteraciones climáticas y los desafíos en la cadena de procesamiento.

 

Además, los precios de la carne en 2022 no fueron competitivos debido a que el ganado australiano alcanzó precios récord, lo cual influyó en las decisiones comerciales de muchos mercados. (Lea: En Australia el hato se recupera gracias a lluvias que ha traído La Niña)

 

El volumen total de exportación llegó a 854 592 toneladas, el nivel más bajo visto desde 2003 (840 929 toneladas), cuando la alarma mundial por la EEB (enfermedad de las vacas locas) redujo drásticamente la demanda de carne vacuna en mercados como Japón, Estados Unidos y Corea.

 

El resultado del año pasado fue incluso más bajo que el año anterior de 2021 (887 679 t), que hasta ese momento era el año de volumen más bajo desde el evento de EEB de 2003. (Lea: Crecen las exportaciones de ganado en pie de Nueva Zelanda y Australia)

 

Entre 2018 y 2019, cuando la sequía obligó a liquidar ganado, los envíos de Australia superaron los 1,25 millones de toneladas en años sucesivos, lo que representa una disminución dramática de 395 000 t o 32% en el nivel de comercio observado en 2022.

 

Sin embargo, lo peor del ciclo ya quedó atrás, con el pronóstico más reciente de Meat & Livestock Australia anticipando un aumento este año a 1,065 millones de toneladas de peso en canal, antes de volver a niveles más normales de 1,14 millones en 2024.

 

El efecto del año pasado se intensificó aún más por las buenas condiciones climáticas en la mayoría de las áreas ganaderas de Australia, lo que motivó a los productores de carne de res a retener la mayor cantidad posible de ganado para reconstruir el hato y aumentar el peso de la canal.

 

El volumen de exportación en diciembre alcanzó las 76 118 t, un 1 % menos que en el mismo período del año anterior, lo que sugiere que parte de esa carne de res envasada puede transferirse al comercio de enero o venderse en el mercado interno.

 

Japón fue de lejos el primer comprador con 214 305 t de carne refrigerada y congelada australiana. Esa cifra fue inferior a la del año anterior: casi 20 000 t u 8,3 %, debido principalmente a la fuerte competencia de EE. UU., que exportó volúmenes récord en 2022. En comparación, en 2019, Australia exportó 288 000 t a Japón.

 

Corea del Sur terminó el 2022 con 160 725 toneladas de carne australiana, ligeramente por debajo del año anterior, lo que nuevamente refleja la reputación de Corea como uno de sus clientes más estables y confiables. Solo en diciembre adquirieron 16 125 t, 6,23 % más que en diciembre de 2021.

 

En cambio, el mercado de China, agobiado por nuevos brotes de covid y otros problemas, continuó perdiendo más brillo para los exportadores australianos el año pasado, representando 158 086 t, un aumento marginal respecto al año anterior, pero muy lejos del año 2019 cuando el mercado importó 300 000 t.

 

Por su parte, dada su propia abundancia de carne de res a nivel nacional por cuenta de la liquidación por sequía, Estados Unidos tomó el año pasado solo 133 925 t, por debajo de las ya bajas 145 263 t del año anterior. Sorprendentemente, esto clasificó a EE. UU. como el cuarto mercado de exportación.

 

Tanto el año pasado como el 2021 se observaron cifras por debajo de la mitad de las que alcanzó el apogeo del mercado estadounidense, cuando Australia vendió constantemente entre 270 000 y 300 000 toneladas de carne molida en los puertos de la costa este y oeste de los EE. UU. cada año.

 

Mercados secundarios fueron Indonesia, que importó más de 39 mil t, 13 % menos que en 2021; Taiwán, con cerca de 22 mil, bajó 6 %, y Filipinas importó 22,925t, un 15 % menos. 7 países de Oriente Medio adquirieron 28 mil t, 7 % menos, debido a opciones más baratas de Sudamérica y Norteamérica.

 

En ausencia de un acuerdo de libre comercio con cualquiera de las partes, la Unión Europea solo adquirió 7069 t, mientras que el Reino Unido se hundió a apenas 741 t. Cualquier avance con un TLC con el Reino Unido este año, y potencialmente seguido por la UE, podría hacer que las cifras se recuperen más cerca de los niveles históricos.

 

 

Irlanda reanuda exportaciones de carne a China

 

Las exportaciones de carne irlandesa a China se reanudaron más de dos años y medio después de que el Departamento de Agricultura, Alimentación y Marina las suspendiera debido a un caso reportado de enfermedad de las vacas locas, según Business Plus.

 

El programa de vigilancia del Departamento detectó lo que denominó «un caso aislado de EEB atípica» antes de que se permitiera que la carne entrara en la cadena alimentaria y «no representaba ningún riesgo para la salud humana», añadió.

 

La EEB atípica ocurre de forma natural y esporádica en todas las poblaciones de ganado y no se considera un riesgo para la salud pública, dijo. (Lea: Fuerte caída en el hato ganadero en Australia podría ser una oportunidad más para la carne colombiana)

 

Las exportaciones de carne a la segunda economía más grande del mundo se suspendieron inmediatamente después del descubrimiento en mayo de 2020 como medida de precaución en línea con el protocolo bilateral sobre el comercio acordado con la Administración General de Aduanas de China (GACC).

 

Irlanda aseguró por primera vez el acceso a China para la exportación de carne de res deshuesada congelada en abril de 2018, y las exportaciones crecieron constantemente antes de ser suspendidas. (Lea: China avisa: su producción de carnes aumentaría 15 % para 2025)

 

Las exportaciones de carne vacuna irlandesa a China, incluido Hong Kong, que opera bajo diferentes reglas de acceso al mercado, cayeron de 96 millones de euros (USD 103 millones) en 2019 a 45 millones de euros (USD 48,3 millones) en 2021 como resultado de la decisión