Fuerte caída en el hato ganadero en Australia podría ser una oportunidad más para la carne colombiana

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Marzo 2021
compartir
Australia se está quedando sin ganado 2021, Australia bovinos 2021, Australia ganado bovino 2021, hato ganadero en Australia, hato ganado bovino Australia, hato Australia 2021, Exportación ganado Australia 2021, Australia, carne australiana, razas australianas, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El hato ganadero en Australia, compuesto de razas europeas y cebuinas para producción de carne, se ha reducido drásticamente en los últimos años. Foto: theconversation.com

Nuevamente se oyen noticias desfavorables para el gigante oceánico, que podría perder su segundo lugar en exportaciones de carne bovina en el mundo por la reducción de su hato. Este podría ser una oportunidad para otros jugadores en el mercado de la carne, entre esos Colombia.

 

Aunque desde hace varios años se ha advertido de la paulatina reducción del hato ganadero en Australia, un reporte de Bloomberg publicado en días pasados reveló que el inventario se acerca a sus niveles más bajos desde principios de la década de 1990.

 

El sector ganadero enfrenta la posibilidad de perder su posición de exportador número 2 detrás de Brasil, pues no tienen el stock disponible para atender un mercado global a medida que la demanda se recupera. (Lea: Por qué es preferida la carne australiana)

 

Los productores continúan sacrificando vientres en lugar de retenerlos, de manera que las reses representan el 48,2 % del total de animales sacrificados, que no es suficiente para calificar para reconstrucción del hato, que debe estar en 47 % o menos.

 

Si bien todavía hay tiempo para reducir esa proporción, el sector bovino australiano debe actuar ya, dado que la repoblación del hato es un proceso de años desde el ternero hasta el sacrificio y la industria enfrenta una variedad de vientos en contra.

 

Como indicó el reporte, la industria de la carne de res de Australia ha pasado por momentos turbulentos después de años de sequía que obligaron a los agricultores, que no podían mantener a los rebaños en pastos resecos, a sacrificar un gran número de animales.

 

El exceso de oferta resultante en el mercado hizo que los precios del ganado australiano cayeran en picada en 2019, llegando a la mitad de los niveles que se ven hoy en día. (Lea: Por quinta vez, Australia exportó más de un millón de toneladas de carne de res)

 

Además de esta problemática, los productores se enfrentan al desafío que supone el aumento de la demanda de proteínas alternativas, con la introducción de productos como hamburguesas o nuggets de carne sintética creada en laboratorio.

 

 

La carne australiana es la más cara del mundo

 

En 2020, las lluvias contribuyeron al crecimiento de pastos, por lo que muchos productores retuvieron su ganado, lo que hizo que los precios de los animales subieran. La perspectiva de Rural Bank para 2021 es que estos se mantendrán “niveles excepcionalmente altos".

 

Ahora, estos ganaderos deben decidir entre conservar sus animales o enviarlos al matadero para aprovechar los elevados precios, una oferta tentadora para aquellos que buscan pagar las deudas contraídas cuando tuvieron que comprar suplementos para mantener a sus animales.

 

Los precios del ganado australiano eran cercanos a los de países de Sudamérica, pero la sequía de 2014-15 hizo restringir la oferta, donde los precios se dispararon y nunca se recuperaron, sumado al encarecimiento de la moneda local frente al real brasileño y el peso argentino.

 

En efecto, con el dólar australiano subiendo a casi 80 centavos de dólar estadounidense, el valor del producto proveniente del país oceánico ha superado incluso el de Estados Unidos, que tradicionalmente ostenta el título de la carne de res más cara del mundo.

 

Los altos precios también han provocado una respuesta de Indonesia, el mayor comprador de carne australiana, donde las huelgas de los vendedores por los costos de la carne australiana llevaron al gobierno a advertir que buscará otros proveedores.

 

Aunque Australia representa solo el 4% de la producción mundial de carne de res, el país es uno de los mayores exportadores del mundo, con mercados importantes en China, Japón y Corea del Sur. (Blog: La producción de carne vacuna en Australia podría caer en 2020)

 

 

Más espacio para la carne colombiana

 

Consultado por este medio, Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios (FEP), explicó que el hato ganadero de Australia ha venido registrando una caída desde hace varios años, un comportamiento inverso al de Colombia.

 

“Hace más de una década, Australia tenía 29 millones de cabezas, y nosotros estábamos entre 22 y 23 millones. Ahora nosotros nos estamos acercando a esa cifra de 29 millones, y ellos han caído a 24 millones, por las condiciones extremas de sequías e inundaciones”, explicó.

 

El funcionario ha estado atento a la situación de Australia, pues sabe que la pérdida de oferta en ese país es una oportunidad más para el ganado colombiano, teniendo en cuenta que al igual que nuestros bovinos, los del país oceánico son reconocidos por ser alimentados con pasto.

 

Los índices productivos de Australia son altísimos. Con menos animales que nosotros, producen más de 2,4 millones de toneladas de carne, frente a las 900 000 que producimos aquí. Esto se explica por una tasa de natalidad mucho más alta, entre otros factores”, detalló.

 

Beltrán recalcó en que a nivel mundial se están dando las condiciones económicas ideales para que Colombia amplíe su potencial exportador y llegue a mercados como China e Indonesia, que es el mayor comprador de Australia, o expanda su participación en los que ya está.

 

En el resto del mundo, tanto en Oriente Medio como en China, la clase media está creciendo, se trasladaron a la ciudad y cambiaron sus hábitos de consumo. Ya están dejando de comer tanto cerdo y lo están reemplazando por la carne de res. La producción es limitada y la demanda crece todos los días”, apuntó.