El pensamiento económico y social de Fedegán 2017-2018

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Diciembre 2018
compartir
Fedegán, Fedegán pensamiento económico y social 2017-2018, José Félix Lafaurie R, Farc, Iragorri, Santos, Leche, persecución, persecución contra Fedegán, Persecución oficial contra Fedegán, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
Hoy el país se enfrenta al reto de la recuperación del estatus perdido, afirma el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie R. Foto: Fedegán
Esta nueva publicación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, recoge una serie de planteamientos y opiniones del gremio ganadero sobre diversos tópicos, expuestas por su presidente ejecutivo José Félix Lafaurie Rivera
 
De la misma manera que en sus anteriores versiones, en esta tuvo un gran peso el tema de la larga negociación de las Farc con el Gobierno Nacional, de su fallida refrendación popular y del desconocimiento de la voluntad popular en el plebiscito, lo cual nos costó –dice el dirigente gremial– el inicio de la persecución oficial.
 
La nueva edición de “Pensamiento económico y social de FEDEGÁN 2017-2018”, compila, como ya es tradicional, artículos de prensa del presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, organizados temáticamente sobre tres ejes: El acuerdo con las Farc; Fedegán y la ganadería; y Seguridad y justicia.
 
Inicia por presentar una nueva arista de la estigmatización de la que ha sido víctima FEDEGÁN, que su autor señala que fue impuesta desde el mismo gobierno. Se trata de una persecución oficial sin precedentes en la historia institucional del país, pues nunca gobierno alguno había desatado contra un gremio de la producción –una persecución tan prolongada y encarnizada como la del gobierno Santos contra FEDEGÁN–.
 
De ahí que en su introducción Lafaurie Rivera reivindique el derecho de los gremios a tener una “posición política” a través de sus representantes, así como el derecho de los gremios a estar de acuerdo con los gobiernos y aplaudirlos, pero también a estar en desacuerdo y a disentir públicamente, con argumentos, y dentro de las normas de respeto que deben orientar las relaciones entre los gobernados y el gobernante.
 
Esta acotación, explica Lafaurie, porque el Gobierno anterior buscó el apoyo de los gremios frente a las negociaciones con las Farc y, muy particularmente, frente a la Reforma Rural Integral. Como no tuvo el apoyo esperado, no solo salió a descalificar las declaraciones del presidente de FEDEGÁN como personales y no representativas del gremio –las diferencias son con la dirigencia– y como “indebida participación política”, sino que tradujo esas diferencias en acciones de estigmatización para descalificar a la Federación ante la opinión pública, y también en claras acciones de retaliación.
 
Política, proceso electoral y aftosa
 
Otro tema de gran peso que trae la publicación (Cuarta arte – Capitulo XII) es el de “Política y proceso electoral”, que además marcó el interés de los colombianos durante los últimos dos años. Un gremio –reitera Lafaurie– debe preocuparse de sus temas internos y de las preocupaciones de la producción, pero, en nuestro caso, sobre todo, de la convulsionada –y olvidada– vida rural y la producción agropecuaria no son una isla, un compartimiento estanco dentro de la realidad económica, social y política del país. En ese orden de ideas, una “posición política” no solo es un derecho sino una responsabilidad de la dirigencia gremial.
 
En los temas gremiales, además del estructural de la problemática lechera (Capítulo V), de hondo calado social, dominó también la agenda de FEDEGÁN el relacionado con la reinfección de fiebre aftosa y la pérdida del estatus de país libre con vacunación (Capítulo VI)
 
“Esta, que es una verdadera calamidad para la ganadería colombiana, fue primero subestimada por el ministro Iragorri, y en consecuencia, manejada con total irresponsabilidad, no solo al desmontar el equipo técnico que había operado los ciclos de vacunación durante quince años y logrado en 2009 el estatus hoy suspendido, sino al entregar tan estratégico programa para ser administrado por una entidad financiera, bajo la dirección de uno de sus asistentes, sin la experiencia ni conocimientos requeridos.
 
Hoy el país se enfrenta al reto de la recuperación del estatus perdido, para lo cual FEDEGAN ha puesto toda su experiencia y capacidad técnica a disposición de un ministro, Andrés Valencia, que ha vuelto a escuchar con objetividad y respeto a nuestra Federación, y de una autoridad sanitaria con voluntad para salir del pantano de ineficiencia y corrupción a que había llevado por el anterior ministro.
 
No hay temas menos importantes, como los de seguridad, justicia y corrupción (capítulos VIII, IX y X), que han convocado el interés de los colombianos, del sector agropecuario y de la comunidad ganadera nacional en particular.
 
Finalmente señala que hacia delante, nos convoca la invitación presidencial a construir juntos el futuro. “Nos genera optimismo la experiencia y el conocimiento del ministro Valencia, su aplicación técnica y su objetividad, y nos compromete, primero, la urgente recuperación del estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación, y con un horizonte más amplio, el fortalecimiento gremial de FEDEGÁN y el logro de la sostenibilidad económica, social y ambiental de la ganadería colombiana para atender su compromiso con el mercado nacional de carne y leche, y para avanzar en su proyección internacional.
 
Consulte aquí la publicación