La reforma agraria integrará a diferentes entidades del sector agropecuario

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Noviembre 2022
compartir
Panel sobre reforma agraria
En el panel sobre reforma agraria integral se planteó la necesidad de integrar diversos elementos además de la entrega de tierras. Foto: Fedegán-FNG
La reforma agraria que está implementando el gobierno nacional debe ir más allá de la entrega de tierra y para ello las diferentes instancias del sector agropecuario juegan un papel importante.
 
 
Así se planteó durante el conversatorio “Hablemos sobre el acuerdo para viabilizar la reforma rural integral” que se desarrolló durante el 39 Congreso Nacional de Ganaderos” donde se habló del papel que las diferentes entidades van a jugar en este proceso.
 
 
Al respecto el viceministro de desarrollo rural, Darío Fajardo, señaló que la frontera agraria se ha más que duplicado desde fines de los sesenta pero con fincas de más de 500 hectáreas que han arrinconando a los campesinos que son los responsables de la alimentación, con el desplazamiento de más de 7 millones de personas con usurpación y subutilización de la tierra.
 
 
Recordó que según la FAO Colombia es el quinto país en disponibilidad de tierra y con posibilidades de ampliación de la frontera agrícola. En 1989 Colombia se autoabastecía pero con el tiempo se perdió por un manejo inadecuado de la política de comercialización.
 
 
Por eso, dijo, la reforma rural integral va más allá de la distribución de la tierra con intervención de las agencias para temas como el acceso al crédito, la tecnología, la comercialización y las vías terciarias, entre otros. (Lea: Estas son las tres metas fundamentales de la reforma agraria de Petro)
 
 

Proyectos productivos

 

Para el director de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), Diego Bautista, la reforma agraria es una necesidad imperante por décadas pero no es suficiente, así como tampoco basta con tener un título no basta sino que demanda otra serie de factores como la asistencia técnica y tecnología.
 
 
“Elementos integrados pueden ayudar a transformar comunidades” y en esto es en lo que se debe trabajar para beneficiar a los campesinos, las mujeres y los jóvenes rurales para que tengan una adecuada capacidad de ingresos a raíz de la producción de alimentos.
 
 
Es preciso definir a quién se le va a entregar la tierra y cómo se va a hacer (individual o asociativa), a qué se van a dedicar, integrar con productores nuevos a las cadenas de comercialización, dónde está la gente demandando tierra.
 
 
A su vez, el director de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), Gerardo Vega, destacó algunos puntos de la reforma agraria como el hecho de estar orientada a que mujeres y familias campesinas puedan tener 3 millones de hectáreas para organizar proyectos productivos y titular 7 millones de hectáreas tituladas. Respecto a esto último expresó que ahora el indicador son las hectáreas tituladas y no el número de títulos.
 
 
Reiteró que las tierras a adquirir deben ser fértiles y en tal sentido dijo que con Fedegán se van a mirar los mapas de las tierras que ofrecieron los ganaderos para saber si son aptas para los fines del gobierno.
 
 
Las tierras tienen que estar saneadas pero además es preciso conocer a quién se le va a comprar y a quién se le va a entregar, para ello la ANT diseñará un mecanismo sencillo de seis preguntas cuyas respuestas se van a cruzar con información de la Registraduría, la Dian, y otras entidades para identificar a las partes. (Lea: Invasión de tierras y proyectos de ley, en contravía de la seguridad jurídica)
 
 
No obstante reconoció que para lograr el propósito se tendrían que hacer once compras diarias en promedio pero hoy no se puede por lo que se van a simplificar todos los procedimientos y descentralizar de manera que se tengan oficinas en cada capital de departmento y con facultad para resolver.
 
 
 

Financiamiento

 

Otro de los aspectos en la reforma es la financiación, frente a lo cual el presidente del Banco Agrario, Hernando Chica, señaló que se debe trabajar en equipo, con encadenamientos y desde la banca y de Finagro se precisa contar con líneas especiales de crédito.
 
 
Se debe facilitar el acceso a financiación de grandes proyectos para organizaciones asociativas y cooperativismo buscando llegar a todo el campesinado y mujer y joven rural que deben ser nuevos clientes del sistema financiero.
 
 
A su vez, la presidenta de Finagro, Ángela María Penagos, sostuvo que se debe trabajar en tasas de interés y en el tema de garantías.
 
 
Hay que rescatar el papel de Finagro en favor de los pequeños productores y se necesita crédito de largo plazo para la transformación productiva, desarrollar líneas que consideren la temporalidad de los proyecgtos.
 
 
Además, indicó que se precisa llegar con la oferta de crédito a los productores y no esperar que ellos lo demanden pero con crédito de fomento.
 
 
 
Más información
 
 
Un aspecto más de la reforma agraria integral es la información y en tal sentido el director de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), Felipe Fonseca, destacó el trabajo que ha venido haciendo la entidad en materia de caracterización que es clave para la compra de tierras del gobierno.
 
 
Sin embargo, se requiere un estudio más a fondo de los predios a comprar, así como el rango de la Unidad Agrícola Familiar (UAF).
 
 
A su vez el exidrector del Dane, Juan Daniel Oviedo, sostuvo que se debe aprovechar más la información que tiene el Dane que es una base fundamental para los propósitos del gobierno con esta reforma.
 
 
Hay que efectuar una reforma de mercado, optimizar la información que se tiene, ponerle más información a la transacción y esa información ya está.