Mentiras y verdades sobre el uso de la tierra en ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Noviembre 2019
compartir
Mentiras sobre el uso de la tierra, verdades sobre el uso de la tierra, uso de la tierra en colombia, uso de la tierra en ganadería, tierras con vocación ganadera
Foto: agenciadenoticias.unal.edu.co

Existen un gran número de mitos y estigmas entorno a la utilización de la tierra en Colombia por parte de los ganaderos. Por ello, es importante conocer las cifras y no creer todo lo que dicen los medios de comunicación o las redes sociales.

 

El estigma

 

Se afirma que la ganadería ocupa 39 millones de hectáreas y la agricultura apenas 7 millones. Es la “cifra mágica”.

 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, estableció en el Censo Nacional Agropecuario (2014) que hay:

-8,5 millones de hectáreas en agricultura.

-24,8 millones en pastos y 9,6 en “rastrojos”.

-En una absurda generalización, se le asignan ¡los rastrojos! A la actividad pecuaria, para un total de 34,4 millones de hectáreas. (Lea: Manual de usos de la tierra en fincas ganaderas)

 

La Encuesta Nacional Agropecuaria, ENA, (2017) trae diferencias sorprendentes:

-3.8 millones de hectáreas agrícolas, ¡menos de la mitad del Censo!

-¡40,9 millones! De hectáreas pecuarias, ¡6,5 millones más que en el Censo!

 

Cuando se desagregaron esos 40,9 millones, el resultado es casi “calumnioso”.

-24,6 millones en pastos y forrajes, la tierra realmente ganadera.

-9,3 millones de malezas y rastrojos (tierra abandonada e improductiva).

-5,5 millones de vegetación de sabana (tierra seca y de baja fertilidad).

-1,1 millones en vegetación xerofítica (tierra desértica).

-357 mil hectáreas en ¡vegetación de páramo!

 

Una conclusión facilista:

-Toda la tierra que no se usa en agricultura, entonces… ¡es ganadera!

-Para la ENA y el DANE, las malezas y rastrojos, las tierras abandonadas e infértiles, las desérticas y hasta las de los páramos, que suman ¡16,3 millones de hectáreas!, resultan ser pecuarias, o mejor, ganaderas. Y eso es ¡falso!.

 

A partir de estudios del IGAC (2012) y del IDEAM (2013), la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria, UPRA, presenta las siguientes cifras:

-22 millones de hectáreas tienen vocación agrícola, pero solo 6 millones se dedican a la agricultura.

-15 millones de hectáreas tienen vocación ganadera, pero hay 38 millones destinadas a esta actividad. (Lea: Colombia no respeta la verdadera vocación de su suelo)

 

Conclusiones facilistas

 

-La ganadería está “malutilizando” 23 millones de hectáreas que no tienen vocación ganadera. ¡Falso!

-La ganadería le está “quitando” a la agricultura 16 millones de hectáreas con vovación agrícola. ¡Falso!

 

Mentiras y preguntas

 

-La UPRA no afirma que haya 30 millones de hectáreas en ganadería, sino que estás en “pastos y herbazales”, pero prevalece el estigma de que toda la tierra que no es agrícola es ganadera.

-Hay pastizales no dedicados a ganadería, una vez más, se le adjudican a la ganadería las “malezas y rastrojos”, que la UPRA llama “herbazales”.

-Descontando casi 10 millones de hectáreas de “herbazales”, la ganadería usaría según la UPRA, 28 millones y le seguiría “quitando” a la agricultura más de 6 millones.   

-¿Con qué criterio una tierra con vocación agrícola no tiene vocación ganadera, si la ganadería es, fundamentalmente agricultura de pastos y forrajes? (Lea: Revelan los 10 departamentos con los mayores conflictos de suelos)

 

Las verdades

 

-La agricultura no utiliza más tierra porque no tiene condiciones, ni mercados, ni facilidades para hacerlo, pero no porque la ganadería “le esté quitando la tierra”.

-Al contrario, la ganadería ha sido una alternativa para renglones agrícolas fallidos:

*Los ganaderos de la Costa Caribe eran prósperos cultivadores de algodón, “el oro blanco”, hasta que se decidió importarlo de Estados Unidos.

*Los ganaderos de la Sabana de Bogotá eran prósperos cultivadores de cebada hasta que se decidió importarla de Canadá y Estados Unidos.

 

Fuente: Cuaderno ganadero Fedegán – FNG, segundo semestre de 2019.