¿Podrán el Gobierno y los gremios del agro conjurar los vientos de paro?

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Julio 2013
compartir
Paro agrario el 19 de agosto
Esta semana que termina, grupos y movimientos al interior de sectores como el cafetero, algodoneros y maiceros, entre otros, han anunciado que acudirán a las vías de hecho. Foto: Archivo CONtexto Ganadero
Los ministros de Agricultura, Francisco Estupiñán, y de Hacienda, Mauricio Santamaría, así como representantes de Finagro y el Banco Agrario han empezado a dialogar con las asociaciones agropecuarias y productores para buscar de salidas que detengan el conato de protestas que hierve en el sector agropecuario, ¿lo lograrán?
 
La gobernadora de Quindío, Sandra Paola Hurtado Palacio, aprovechó la reunión que sostuvo el pasado 10 de julio con el jefe de la cartera de Agricultura, Francisco Estupiñán, para concertar un nuevo encuentro en el municipio de Montenegro, el cual se llevó a cabo el pasado 13 de julio.
 
Temas como la evaluación de la Protección del Ingreso Cafetero, PIC, el pago de deudas y el sistema de créditos fueron puestos sobre la mesa con la firme intención  de llegar a un escenario de concertación para alcanzar acuerdos antes del 19 de agosto. “Reconocemos los problemas del campo, pero también que hay voluntad para llegar a acuerdos. No podemos dejar pasar esta oportunidad histórica para mostrarle al mundo que las vías de hecho ahondan las problemáticas”, puntualizó la mandataria quien desde ya exhorta a las partes para lograr significativos avances.
 
Pero más allá de las conclusiones que arrojen este tipo de iniciativas, todo esto es un capítulo más en la profunda crisis que atraviesan los sectores de la producción. Esa misma crisis que hasta ahora no ha sido tratada por el Gobierno con el cuidado y la atención que merecen, no solo en Quindío, sino en todo el país.
 
Esta semana que termina, grupos y movimientos al interior de sectores como el de los cafeteros, algodoneros y maiceros, entre otros, han anunciado que acudirán a las vías de hecho en protesta por la situación en que se encuentran. Un nuevo episodio de movilizaciones de sectores agropecuarios se avecina.
  
Esto, motivado en muchos casos, porque los representantes de los gremios han evidenciado que las vías de hecho son el mecanismo más efectivo para ser escuchados por un Gobierno, que solo se ha movido y ha decidido brindar soluciones de fondo cuando hay manifestaciones y paros de por medio.
 
El continuo padecimiento de los lecheros
 
Luego que productores del Valle, el Eje Cafetero y el Magdalena Medio hicieran un llamado al Gobierno Nacional para que dé soluciones ante las problemáticas que enfrenta el sector, esta semana se denunció en Bolívar que las acopiadoras Parmalat y Coolechera ya no recogen el producto desde hace varios meses; Ciledco también está pensando en retirarse por las dificultades que tienen para llegar a los predios. (Lea: Cerca de 5 mil lecheros en Magangué luchan por sobrevivir)
 
La problemática tiene un común denominador: la falta de comercialización. El cierre de las empresas pasteurizadoras de leche en la ciudad como Parmalat y Coolechera, dejaron sin posibilidades de comercializar aproximadamente 70 mil litros diarios del líquido, ¿quién responde?
 
A su vez, Luceni Muñoz, directora del Comité de Ganaderos del Huila, en declaraciones al Diario del Huila, manifestó que en lo corrido de 2013, los productores han recibido $100 menos por cada litro de leche producido, además algunas empresas han empezado a restringir la compra para que no haya exceso del lácteo. (Lea: Lecheros de huila no descartan la posibilidad de ir a paro)
 
“El productor ha sentido esa afectación, propia de la sobreproducción de leche, pero lo que ocurre es que al departamento ha llegado mucho lactosuero, como resultado de los acuerdos comerciales que ha firmado Colombia”, expuso Muñoz.
 
Ante esta situación, la directora del Comité de Ganaderos manifestó que los recursos anunciados por el Gobierno están orientados a la reconversión del sector, programas de largo aliento. Sin embargo, en el corto plazo no hay nada claro ni concreto, mientras que los lecheros siguen realizando su trabajo con altos costos operativos y perdiendo cuando venden el producto.
 
Mientras tanto, en Boyacá se llevó a cabo una reunión para buscar alternativas a la caída del precio de la leche y la falta de acopio, una situación que en Córdoba ha llegado a extremos incontrolables, pues por cada litro de leche producido ya se pagan poco más de $300. (Lea: Boyaca: ganaderos buscan salidas a sacrificio ilegal y crisis láctea
 
La situación más dramática la vive Caquetá, la zona del país en la que el precio del litro de leche que se produce es el más bajo. Los acopiadores formales, ante el exceso del lácteo, han optado por especular y pagar menos, mientras que los jarreros son quienes están pagando mejor la leche en esta zona.
 
Según expresó Rafael Torrijos, presidente del Comité de Ganaderos de esta región del país, el precio que reciben los productores del Caquetá por litro de leche por parte de las empresas acopiadoras es el más bajo de todo el país, lo que los ha obligado a venderles su producción a los comercializadores informales.
 
“La situación es aterradora. Mientras las compañías formales están cancelando entre $400 y $450, los jarreros les pagan el doble, es decir entre $800 y $850, situación que está llevando a la quiebra a decenas de productores de la región”, señaló Torrijos.
 
Así las cosas, los caqueteños piden una intervención más agresiva por parte del Gobierno, para que combata el contrabando que es el causante de graves inconvenientes que afectan a la producción lechera no solo del Caquetá sino de todo el país. (Lea: En Caquetá pagan el precio más bajo por litro de leche producido)
 
Los cafeteros solo creen en las vías de hecho
 
Justo 2 semanas después de que los productores del grano decidieran acudir nuevamente a las vías de hecho, el Gobierno convocó al Movimiento por la Dignidad Cafetera a dialogar el próximo 17 de julio
 
Los agricultores, cansados de los incumplimientos y la negligencia del alto Gobierno, se movilizarán por considerar que el Estado les incumplió las promesas hechas cuando negociaron el fin del paro que aconteció a principios de marzo pasado. (Lea: Gobierno y cafeteros buscarán evitar el paro del 19 de agosto)
 
En la reunión, que tendrá lugar en Bogotá, se revisará el acuerdo que hicieron los cafeteros con el Gobierno hace 4 meses. En el evento se debatirán los puntos pactados y se definirá si se están cumpliendo o no.
 
La SAC contraataca y el Gobierno se defiende
 
Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, consideró que el Gobierno nacional es el responsable directo de la actual época de paros que se viven en el territorio nacional.
 
Además dijo que no ha sido efectiva la forma como se han abordado los problemas del sector agropecuario, porque se han ocasionado movilizaciones, y el mensaje ha sido de actuar solo cuando hay presión en las protestas.
 
“Ante cada persona que en forma individual sacaba un camión para paralizar las carreteras o quemaba unas llantas, el Gobierno salía corriendo a dar recursos. Eso se radicalizó, se generalizó”, afirmó Mejía. (Lea: "Gobierno abrió las puertas a los paros": SAC)
 
Ante la andanada de críticas, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Estupiñán Heredia, pidió reconocer el esfuerzo fiscal del Gobierno para apoyar con subsidios, créditos blandos, reprogramación de obligaciones  e incentivos a la capitalización. El jefe de esa cartera reiteró que el Gobierno ha honrado cada uno de los compromisos adquiridos con los productores de café, maíz, arroz, cacao, papa, algodón y leche que se traducen en ayudas que bordean el billón 500 mil millones de pesos.
 
El comunicado enviado por el Gobierno pondera además la voluntad de diálogo del Ejecutivo, sin vías de hecho y sin bloqueo de carreteras, con todos los sectores del agro. 
 
El jueves 11 de julio se reunieron con los arroceros, al día siguiente: con los paperos y el sábado 13 estuvieron en Montenegro, Quindío, donde sostuvieron un encuentro con los líderes de Dignidad Cafetera con quienes se volverán a reunir el próximo 17 de julio en Bogotá. 
 
Por su parte, Fedegán sigue a la espera de que empiece el trámite del proyecto de ley presentado ante el Gobierno, que estipula que el sector ganadero necesita, debido a sus condiciones, una inversión directa de $500 mil millones anuales durante los próximos 10 años, para los programas nacionales de salud bovina y mejoramiento genético,  transferencia de tecnología, asociatividad, un sistema de medición de calidad de la leche, y avanzar en los niveles de alimentación de los animales. (Lea: El Documento del proyecto de ley presentado por Fedegán al Gobierno)