5 de 6 empresas no suministran agua potable en La Guajira

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Septiembre 2014
compartir
Agua Guajira.
La comunidad guajira, que vive las inclemencias del clima, tampoco cuentan con un acudecto que brinde agua potable en buenas condiciones. Foto: Gobernación.
De las 6 empresas que tiene el departamento para prestar el servicio hídrico, 5 no cuentan con agua apta para el consumo humano. La comunidad le pide al Gobierno salidas prontas para enfrentar esta problemática.
 
Además de la falta de apoyo por parte del Gobierno para el departamento de La Guajira por la escasez de agua, el senador del Polo Democrático Senén Niño Avendaño destapó una nueva problemática en la región: denunció que 5 de las 6 empresas de Acueducto y Alcantarillado que funcionan en Riohacha vienen distribuyendo el líquido sin que este cumpla con las condiciones sanitarias que requiere para el consumo humano.
 
El congresista desveló este inconveniente luego de la visita que realizó la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República a la zona, que buscaba definir medidas que permitan mitigar el impacto negativo que viene azotando a los habitantes de esta zona del país desde hace algún tiempo. (Lea: En promesas se quedaron los anuncios de ayuda para La Guajira)
 
"Exigimos a la superintendente de Servicios Públicos la suspensión inmediata de las concesiones a las siguientes empresas de Acueducto y Alcantarillado de La Guajira: Aguas del Sur S.A.E.S.P., Aguas de la Península S.A.E.S.P., Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Municipio de Dibulla S.A.E.S.P., Aguas del Maicao S.A.E.S.P y Aguas de Riohacha S.A.E.S.P; porque están incumpliendo con las normas de calidad y servicio público", aseguró Niño Avendaño.
 
Frente a esto, Alfredo Deluque, representante a la Cámara del partido de La U, por el departamento de La Guajira, ratificó que también conoce las falencias que tienen las empresas de acueducto en la zona y explicó que son los operadores y los municipios quienes deben velar por su buen funcionamiento
 
Estos acueductos que no tienen agua para el consumo humano son responsabilidad de los operadores de las empresas y de los municipios en donde están funcionando. Si esto no se da, son las entidades gubernamentales quienes se harán cargo de esto y darán una solución inmediata”, acotó Deluque. (Lea: Las rogativas a San Agustín hicieron llover en La Guajira)
 
Pozos, otro problema sin solución
 
Desde el año pasado, el Gobierno Nacional le prometió a la comunidad la implementación de 22 pozos artesanales para solucionar la crisis que en materia hídrica se vive en Riohacha. Sin embargo, hasta el momento, solo 10 pozos están habilitados y el tratamiento, más la distribución del agua, continúa con problemas de contaminación.
 
Fernando Rad, consultor guajiro, explicó que los dineros que se han destinado para la construcción de estos pozos en la región, se han ido perdiendo con el paso de los días, así como las esperanzas de los habitantes y las promesas del Estado. (Lea: Riohacha muere de sed y Alcalde irriga su predio con agua potable)
 
Cuando Juan Manuel Santos, presidente de la República, estaba en campaña, ofreció 80 pozos para el departamento; Amylkar Acosta, cuando estaba al frente del Ministerio de Minas, prometió 60 pozos y la oficina de Gestión de Riesgo dijo que se construirían 30 pozos en La Guajira. Pero la realidad es otra”, agregó Rad.
 
Por todo lo anterior, el senador del Polo Democrático aseveró que es necesario y urgente que el Plan Departamental de Aguas y los pozos prometidos por parte del Gobierno Nacional se logren materializar y empezar así a solucionar en gran medida esta grave situación.
 
Los guajiros podrían consumir agua potable gracias a estos pozos, que a su vez brindarían de 120 a 150 litros de agua por segundo”, ultimó Senén Niño Avendaño. (Lea: Una Colombia amenazada por la sequía, espera azote de El Niño)
 
Por ahora, se espera que desde el Gobierno Nacional se den salidas prontas a la problemática, sobre todo de cara al fenómeno de El Niño que está próximo a llegar, pues sin contar con agua y el fuerte verano, los estragos podrían ser diversos.