La Guajira se convirtió en ficha política por la sequía

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Agosto 2014
compartir
regalías de La Guajira
El Gobierno ha prometido altas inversiones en La Guajira sin que se a la fecha se haya visto mayor ejecución de las mismas. Foto: CONtexto Ganadero.
La crítica situación que vive esta zona del país a causa del verano, se ha convertido en una vitrina para que los funcionarios tengan presencia mediática. Habitantes piden menos promesas y más acciones.
 
En menos de 15 días el departamento de La Guajira pasó de ser una de las regiones más olvidadas por el Estado, a convenirse en la región predilecta de los hombres en la política, todo esto con el objetivo de ganar espacio mediático.
 
Así lo aseguró Fernando Rad, consultor guajiro, al explicar que los dineros que se han destinado para mejorar esta zona del país se han ido perdiendo con el paso de los días, así como las esperanzas de los habitantes y las promesas del Estado. (Lea: La Guajira se muere de sed por las diferencias políticas)
 
Cuando Juan Manuel Santos, presidente de la República, estaba en campaña, ofreció 80 pozos para el departamento. Lo mismo hizo Amylkar Acosta, actual ministro de Minas, quien prometió 60 pozos. Por su parte, la oficina de Gestión de Riesgo dijo que se construirían 30 pozos en La Guajira. Pero la realidad es otra: se han entregado solo 2”, acotó Rad.
 
Asimismo, el consultor aseveró que se ha pedido que cesen las visitas de ministros y demás cargos políticos a la región, pues con el dinero usado para la estadía en la zona, se podría mitigar el impacto del actual verano.  
 
Quienes van a La Guajira lo hacen escoltados, carros blindados y otras medidas de seguridad. Con este dinero, se podrían comprar carro tanques con agua para los más afectados”, sostuvo Fernando Rad. (Lea: La Guajira tiene sed)
 
Represa de Ranchería, un elefante blanco que sí es necesario  
 
José Ramón Molina Peláez, presidente de la Cooperativa de Agricultores y Ganaderos de La Guajira, Coojira, afirmó que Juan Camilo Restrepo, exministro de Agricultura, afectó el desarrollo de la represa de Ranchería, la cual ayudaría a irrigar cultivos y predios bovinos.
 
Cuando Juan Camilo comenzó su administración en el Ministerio dijo que la obra del río Ranchería era un elefante blanco, y detuvo la ejecución. Esto no solo ha perjudicado al sector productivo agropecuario sino al económico, pues con esta obra se generaría mucho empleo”, acotó Molina Peláez.
 
Sobre el tema, Fernando Rad añadió que “la segunda fase de la represa ya debería de estar terminada, porque los recursos estaban desde 2012”. Pese a esto, hasta ahora se anunció que dentro de 18 meses, es decir, en enero de 2016. (Lea: La Guajira deberá esperar 18 meses más para ver funcionar represa)
 
Los habitantes de La Guajira le piden al Gobierno Nacional menos visitas, menos promesas y más ejecución.