Abigeato, asesinatos y secuestros, delitos que repuntan en 2014

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Abril 2014
compartir
Inseguridad en Colombia
Para Fundagán, la situación es preocupante ante el incremento latente de los diversos delitos que afectan a la ganadería. Foto: CONtexto Ganadero.
Según cifras reveladas por el Observatorio de Delitos de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, en lo corrido del año estas 3 amenazas contra los productores están en franco aumento. Tolima, Valle y Cesar, los departamentos más afectados.
 
Un deterioro preocupante en materia de seguridad, es lo que evidenció el balance del primer trimestre del año revelado por el Observatorio de Delitos de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán. Según los datos entregados por la entidad, en lo que va corrido del año, ya se han presentado 43 casos de abigeato dejando un saldo de 562 reses hurtadas; 12 productores asesinados, 3 secuestrados y 8 más extorsionados. (Lea: Durante febrero se disparó el abigeato en Tolima)
 
En comparación con el mismo periodo de 2013, hay un repunte frente a las llamadas intimidantes, los secuestros y los casos de robo de ganado, no obstante en este último rubro fueron 33 las denuncias que conoció la Fundación, pero las reses hurtadas ascendieron a 1.439 animales.
 
Según explicó Alejandro Ponce de León, coordinador del Observatorio, el abigeato es el delito que más tiende al alza, ya que para las diversas bandas criminales que operan en el país, se volvió rentable dedicarse tanto a esta actividad como a violentar a los productores para conseguir dinero.
 
“Desde hace un tiempo tanto la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, como Fundagán, habían advertido que si no se controlaban a los delincuentes que estaban cometiendo pequeños hurtos de animales, la situación iba a salirse de control y es lo que estamos viendo. Además, pasaron de robar ganado a secuestrar y extorsionar a los productores en zonas donde la presencia de guerrilleros es mínima”, argumentó Ponce de León. (Lea: Búfalos, nuevo blanco de cuatreros en César)
 
El funcionario explicó que las situaciones más graves que se presentaron en Tolima, Valle del Cauca y Cesar, ocurrieron debido a que en estas zonas hay presencia de grupos guerrilleros, bandas organizadas dedicadas al microtráfico que están migrando a otros delitos y estructuras criminales que han tenido un crecimiento importante.
 
“Son regiones en las que hay problemáticas macroglobales y se roban la atención de la Fuerza Pública, por lo que las nacientes bandas delictivas aprovechan estos espacios para infundir temor entre el gremio ganadero”, expuso el Coordinador del Observatorio.
 
En días pasados, Carlos Gustavo Silva, gerente del Comité de Ganaderos del Tolima, aseguró que aunque hay esfuerzos por parte de las autoridades frente al abigeato, “falta más trabajo de la Fiscalía porque uno encuentra que muchas veces no es lo realmente efectivo como uno quisiera”, señaló Silva, al referirse a que las condenas son bajas y  a que muchas veces no hay respaldo del ente judicial en los operativos contra los delitos que afectan al sector. (Lea: Abigeato se convirtió en pan de cada día al sur del Cesar)
 
Frente al hurto de animales en Cesar, el agente Jorge Barrios, miembro de la Sijín, aseguró que la situación tiene preocupadas a las autoridades del departamento, ya que en esta clase de hechos los criminales están usando guías de movilización legales para poder transportar sin inconvenientes los semovientes que hurtan, lo cual ha hecho que interceptarlos sea más difícil.
 
“Nosotros implementamos una estrategia con todas las estaciones de policía, la cual consiste en inspeccionar, contar y revisar los animales que viajen en algún camión que pasen en intermediación de un puesto de nosotros. Sin embargo, ha sido complicado interceptar vehículos con reses o búfalos robados, porque hay delincuentes que usan guías legales, lo que nos dificulta la tarea”, sostuvo Barrios. (Lea: Inseguridad golpea a ganaderos y palmicultores)
 
Para Ponce de León “es necesario que los ganaderos se comprometan a trabajar con la Policía y las autoridades hagan lo mismo con los productores, para que adelanten operativos serios, porque la seguridad rural viene en franco deterioro”, remató.