Así avanza la ruta del queso Caquetá

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Mayo 2016
compartir
ruta del queso Caquetá, queso Caquetá, cadena de valor láctea, productores lácteos de Caquetá, Comité de ganaderos de Caquetá, Contexto Ganadero
La ruta del queso Caquetá es una estrategia sectorial para el fortalecimiento de la cadena de valor láctea que va por buen camino. Foto: https://imcaqueta.files.wordpress.com.
El “Queso del Caquetá” es la primera denominación de origen de su tipo en Colombia y es una marca que garantiza alta calidad. Este título protege y promueve 3 productos: el quesillo, el queso doble crema y el queso picado salado.
 
En el marco de este concepto de un producto único nace la “Ruta del queso”, una estrategia sectorial para el fortalecimiento de la cadena de valor que adelanta el Comité de Ganaderos departamental con el apoyo de otras entidades.
 
El recorrido de la ruta se extiende por San Vicente del Caguán hasta Florencia, regiones donde están ubicadas las empresas y fincas que producen la leche y fabrican este queso.
 
Felipe Eslava Benjumea, jefe de Mercadeo Queso del Caquetá, dependencia del Comité de Ganaderos departamental, comentó que el gremio empezó un proceso de planeación estratégica en 2013 para la estructuración de una cadena de valor láctea que respondiera a las realidades del sector quesero de la región. (Lea: Radiografía de productos con Denominación de Origen en Suramérica)
 
“Nos pusimos a la tarea de identificar cuáles eran los eslabones que generaban valor en la cadena láctea y encontramos que el queso era la principal fuente y a raíz de ello, se constituyó como el producto con mayor valor agregado del departamento”, explicó.
 
El jefe de mercadeo de la marca indicó que hoy en día el queso es el producto caqueteño por excelencia y que esa es una conclusión a la que llegaron retomando toda una serie de elementos históricos de la zona.
 
Indicó que hay una genética que ha sido promovida por los gremios, comités, y asociaciones, que es la del criollo caqueteño, una raza que se ha venido posicionando como una productora de leche de la mejor calidad del país en materia de sólidos y grasas.
 
También dijo que el agua pura y al suelo fértil de la Amazonía, que son aspectos que al momento de la alimentación influyen en la producción de leche, ayudan a que el resultado sea un producto de excelsa calidad en el que se puede analizar una relación de sabor, aroma, entre otros elementos que diferencian los lácteos y quesos de la región de los demás.
 
Eslava Benjumea aseveró que luego de formalizar la cadena de valor láctea, estandarizar procesos y partir de la denominación de origen y la marca colectiva ‘Queso del Caquetá’ se está trabajando en generar un impacto en todos los eslabones. (Lea: Mark Rausch, un enamorado de los quesos caqueteños)
 
“Entendimos que las fincas, empresas, intermediarios y agentes logísticos de comercialización y distribución debían ser guiados a través de un sistema eficiente que llamamos la ‘ruta de queso’, que es una estrategia sectorial para el fortalecimiento de la cadena láctea del departamento”, expuso.
 
Agregó que la estrategia incorpora elementos adicionales a la producción de queso como la cultura, identidad y costumbres, como por ejemplo, el ordeñador caqueteño tiene la capacidad y la tenacidad para hacer el ordeño matutino, incluso en condiciones que muchas veces no son favorables.
 
Javier F. Carvajal, ganadero de la finca El Vergel y uno de los productores que hace parte de la ‘ruta del queso’, señaló que el proceso que se viene adelantando es muy consecuente y que se logra gracias a la biodiversidad amazónica con lo que aún cuentan.
 
“Mi finca posee unos buenos yacimientos de agua y esto permite que el ganado no tenga problemas para hidratarse lo cual me parece fundamental para que la leche sea de muy buena calidad. No le brindo ningún tipo de suplemento a los animales, solo buen pasto y sal mineralizada”, comentó.
 
El ganadero expuso que diariamente produce cerca de 280 litros de leche con 52 vacas, que el trabajo es continuo y riguroso, que no se realizan cambios bruscos y que este un proceso que se realiza con mucho cariño, amor y dedicación en el que se le da un buen trato a los animales para sacar un producto de la más alta calidad. (Lea: Reconciliación ganadera, un tema de interés en Caquetá)