Círculo de excelencia de razas criollas finalizó con éxito este 2015

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Diciembre 2015
compartir
Puerto Berrío, Centro de Servicios Tecnológicos Ganaderos - Tecnig@n, Blanco Orejinegro, Romosinuano, Chino santandereano, BON, raza Hartón del Valle, Círculo de excelencia de razas criollas colombianas del Magdalena Medio y Nordeste Antioqueño, círculo de excelencia, círculo de excelencia de razas criollas colombianas, Corpoica, Gobernación de Antioquia, Secretaría de Agricultura de Antioquia, Corpoica, .fedegán, .contexto ganadero
La última reunión del círculo de excelencia se llevó a cabo en la finca Campo Madrid, especializada en la raza Chino Santandereano. Foto: Verónica Mahecha.
El círculo de excelencia de razas criollas colombianas del Magdalena Medio y Nordeste Antioqueño concluyó su ciclo de visitas este año. Verónica Mahecha, profesional del [email protected] de Puerto Berrío y líder del programa, habló de los proyectos que tienen para el 2016.
 
El círculo inició en mayo con la participación de 12 ganaderos que están dedicados a la cría y comercialización de razas criollas, en especial 4: Blanco Orejinegro o BON, Chino Santandereano, Hartón del Valle y Romosinuano.
 
Jaime Piedrahíta Cárdenas, funcionario de la Secretaría de Agricultura de Antioquia, contó que desde la Gobernación se dieron a la tarea de identificar a los productores de ganado criollo en la zona. (Lea: Las razas criollas, alternativa eficiente ante el cambio climático)
 
Este trabajo se hizo en conjunto con el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA; la Corporación Colombiana Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica; el Comité Regional de Ganaderos de Puerto Berrío, Coregán; y la Subasta Ganadera de Puerto Berrío.
 
En el año 2014, se hizo un censo e identificamos 70 productores en Antioquia y Magdalena Medio que trabajan con estas razas, y unos 8.000 ejemplares, puros y de cruzamiento. Ubicamos a los ganaderos más cercanos a Puerto Berrío y arrancamos con el círculo de excelencia”, explicó.
 
El círculo comenzó en mayo de este año con la participación de 12 productores. El objetivo de este programa es reconocer a las razas criollas como un tipo de ganado eficiente en el trópico bajo, así como resaltar el trabajo de los ganaderos, que comparten su conocimiento en producción y comercialización de estos bovinos.
 
En trópico bajo colombiano, los factores climáticos adversos no son un impedimento para tener una ganadería eficiente“, precisó Piedrahíta Cárdenas. (Lea: La lechería en el trópico bajo: un negocio con futuro)
 
Verónica Mahecha, profesional de Proyectos Estratégicos del Centro de Servicios Tecnológicos Ganaderos, [email protected], en Puerto Berrío, está liderando el círculo, que ya ha realizado 7 visitas a las fincas de los participantes.
 
Primero estuvieron en el Centro de Investigación El Nus de Corpoica en Antioquia. Luego estuvieron en la Universidad de Antioquia, en la hacienda Altabor de Maceo, La Corona de Puerto Berrío, Palma de Mallorca de Puerto Boyacá, y finalmente la hacienda Campo Madrid de Cimitarra, Santander.
 
“Durante las visitas, hay una presentación de la finca por parte del propietario y el administrador. Paso seguido se explican las características de la raza que hay en la finca y el ganado que tienen. Cada ganadería se ha especializado en una raza. Por ejemplo, en Campo Madrid se ha trabajado Chino Santandereano y en Puerto Boyacá prefieren trabajar con Romosinuano”, afirmó Mahecha.
 
Aunque han tenido dificultades por falta de financiación, los productores han sabido sortear los obstáculos y realizar un trabajo sobresaliente. Este año fueron los organizadores de la VI muestra y remate de ganado criollo colombiano y sus cruces. (Lea: Ejemplar de la raza BON gana prueba de desempeño)
 
Para 2016, se tiene previsto adelantar un proyecto de genotipificación con recursos de la Gobernación y de Corpoica para establecer el grado de pureza de todos los animales. Con esto, se pretende identificar a los animales puros que contarán con certificados que demuestren su calidad. Igualmente, esperan que más propietarios se integren al Círculo.
 
Piedrahíta reconoció que el balance más importante que se puede hacer este año es el reconocimiento a las razas criollas, por su adaptabilidad, fertilidad y rusticidad.
 
Todas las organizaciones gremiales, más la Federación Colombiana de Ganaderos y la institucionalidad de la zona se dieron a la tarea de conocer y profundizar sobre estas razas y compartir los saberes de varias empresas de esta subregión tan importante para la ganadería del país”, añadió.
 
Mahecha, por su parte, expresó que su motivación por liderar en el proyecto se ve en el trabajo que hacen los ganaderos que conforman el círculo. (Lea: Así se clasifican animales BON en Caldas)
 
Los productores son apasionados por las razas que trabaja cada uno, hay un trabajo en conservación y mejoramiento genético, de comercialización. A nosotros nos interesan las razas y queremos trabajar con ellas”, remató.