¿Cómo afecta la sequía a un pequeño, mediano y gran ganadero?

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Marzo 2016
compartir
Ganaderos afectados por el fenómeno de El Niño, afectaciones colombia fenómeno de El Niño 2016, Sequía en Colombia, estrategias enfrentar la sequía, crisis por el verano en Colombia, escasez de agua y alimento bovino en 2016, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Aunque son ganaderos de distintas regiones y capacidad de producción, los 3 sufren los mismos problemas. Foto: CONtexto ganadero
Sin importar el número de animales que tienen o la zona en la que se encuentran ubicados, estos 3 productores atraviesan las mismas dificultades debido al intenso verano. 
 
Blanca López es una productora del municipio de Chivatá, Boyacá, que tiene 6 vacas de leche en una finca que es propiedad de su madre. Allí mantiene a sus animales porque aprovecha un nacimiento de agua que hay dentro del predio.
 
Gracias a Dios, a pesar del verano tan duro, no se ha secado. Sin embargo, los pastos están secos, quemados. Cuando uno camina, el kikuyo apenas se ve. Esto parece un desierto”, manifestó. (Lea: Afectaciones por el verano en 2015, las peores en muchos años)
 
Para alimentar a las vacas, les suministra silo que adquirió en días pasados, de las ayudas que brindó el Ministerio de Agricultura en convenio con la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán.
 
Aún conserva 2 bultos de silo, que ha tenido que racionar porque no sabe cuándo pueda adquirir otro suplemento. Según ella, sus condiciones económicas no le permitan costear el alimento de sus bovinos.
 
Es tan grave la situación que sus vacas no están produciendo leche, cuando antes solían dar entre 20 y 22 litros. “Si uno tuviera al menos una gotica de leche, de ahí se sacaba para el sustento del ganado. Pero ahora están secas”, contó.
 
Por su parte, Vladimir Martínez, ganadero de Cereté, Sucre, aseguró que no hay pastos en la zona donde tiene su predio. A diferencia de López, este productor almacenó la poca agua que cayó el año pasado porque no tiene ninguna fuente hídrica cercana.
 
No tenemos condiciones para suministrar agua del río ni acueducto, solamente jagüeyes. Cada quien por su lado hace su propio pozo. Pero el verano ha sido tan fuerte que en la zona ya se ha comenzado a secar algunos de ellos”, declaró.
 
Por esta razón, muchos ganaderos de la zona han trasladado sus semovientes a zonas con mayor humedad, como el Bajo Sinú o las zonas de ciénaga como Lorica. (Lea: Falta de alimento para ganado genera enormes pérdidas)
 
El productor está enfocado en la producción doble propósito. Actualmente tiene 50 animales, la mayoría son cruces Girolando, de Gyr con Brahman rojo o blanco. Antes de la sequía, solía obtener alrededor de 5 o 6 litros por vaca. Hoy en día, apenas dan 2.
 
Como los pastos se secaron, el productor les da silo de maíz a sus bovinos. Para sostenerlos, les da entre 350 a 400 kilos de comida cada día. Además, en las mañanas los pone a comer el escaso pasto que hay por el potrero y algunas hojas de árboles como guácimo y campano.
 
La situación de Jaime Palomino no es muy diferente, a pesar de que es propietario de 200 cabezas de ganado en Lorica, Córdoba. Ha tenido que descargar la finca en más de 400 reses, porque su predio no tiene agua ni pastos para dar al ganado.
 
Los animales se sostienen pero tienen que caminar mucho para conseguir pastos, aunque están secos. También les di silo, aunque solo pude comprar 600 kilos”, reveló. (Lea: ¿Cuánto alimento bovino queda para enfrentar El Niño?)
 
Escuche lo que dijo Palomino sobre sus dificultades
 
Su predio contaba con una represa que se secó, y por se vio obligado a usar el acueducto para dar de beber a sus bovinos. Esa represa solía llenarse gracias a las lluvias, pero Palomino afirmó que desde hace 2 años no cae el agua suficiente para recuperar pastos.
 
“En el momento estoy bien, pero posiblemente se me va a reducir el hato, porque los animales no pueden seguir así. Si en este mes no nos llueve, esto va a ser catastrófico”, sostuvo. (Lea: Fenómeno de El Niño se extenderá hasta junio de 2016)