Del elevado calor al intenso frío, Colombia afronta temperaturas extremas

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Enero 2013
compartir
Heladas en Boyacá
El frío intenso que se vive en zonas de Boyacá y Cundinamarca afectan los sembrados y la producción lechera. Foto: Gobernación de Toca, Boyacá
Mientras que en parte de Cundinamarca y Boyacá las intensas heladas perjudican los sembrados y las flores; en departamentos como Tolima, Santander y Antioquia, están en alerta amarilla y roja ante los posibles incendios forestales que perjudicarían a los ganaderos, productores y habitantes de estos sectores.
 
Desde mediados del mes de octubre, el Ideam lanzó varias alertas advirtiendo que la temporada seca sería más intensa desde finales de diciembre y durante los 3 primeros meses de 2013. En su momento, María Teresa Martínez, subdirectora de Meteorología de la entidad aseguró que el fenómeno del Niño llegaría a su madurez a finales de 2012 e inicios de 2013, lo que recrudecería el verano en el país. (Temporada de sequía tiene en alerta a los gremios agrícolas)

Sin embargo, a pesar de la advertencia que hizo el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, la situación que se vive el país actualmente es bastante fuerte. Por un lado las heladas y por otro sequías, posibles incendios y en casos extremos racionamientos de agua debido a la disminución de los niveles de los ríos, que en muchos casos son las fuentes directas del preciado líquido en algunos municipios.
 
El frio se apoderó de Cundinamarca y el altiplano cundiboyacense
 
Las fuertes heladas que se han sentido en esta zona del país empiezan a dejar los primeros afectados. En su momento Rafael Mejía, presidente de la SAC aseguró que esta situación climática haría que los precios de los alimentos en estos dos departamentos aumenten.

“Aunque los campesinos esta zona del territorio nacional país realizan algunas acciones para hacer frente a estas heladas, son muy pocas las medidas que se logran concretar ante las bajas temperaturas”, aseveró Mejía. (Las fuertes heladas afectarán la producción láctea en Boyacá)

Esta situación está perjudicando gravemente a los productores de leche quienes aseguran que la producción lechera va a bajar por cuenta de las heladas, ya que los pastos están quemados y hay muy poco alimento para el ganado.

Otros que se están viendo afectados por cuenta del intenso frío de las madrugadas son los floricultores. Los trabajadores del gremio están a la expectativa ante una eventual subida en los costos de producción, lo anteriorcproducto del uso de calefactores para que las flores no sufran y se pueda mantener los estándares de calidad ofrecidos. 

Incendios y sequías
 
 
El verano intenso, la sequía y las heladas empiezan por esta época a afectar a todo el territorio nacional. Foto: Archivo particular

En el extremo opuesto se encuentran distintos lugares del territorio nacional en los que las altas temperaturas empiezan a dejar su rastro. En el departamento de Tolima, los municipios de, Anzoátegui, Armero-Guayabal, Chaparral, Dolores, Falan, Herveo, Lérida, Líbano, Murillo, Prado, Rioblanco, Roncesvalles, Rovira, Santa Isabel y Villahermosa, están en alerta amarilla; mientras que la población de Icononzo se encuentra en alerta roja, ante la posibilidad de que se presenten incendios forestales de gran magnitud, informó la Gobernación del departamento.
 
En Santander, las zonas de San Gil, Curití y el área metropolitana de Bucaramanga, envió una alerta a los habitantes sobre el uso del agua ya que durante esta temporada seca es necesario cuidar el preciado líquido para evitar cortes del mismo. (Sequía e incendios forestales tienen en alerta a Santander y Tolima)
 
La situación en Antioquia es similar, ya que 51 de los 125 municipios del departamento están en alerta roja por incendios forestales. En Betania, Copacabana, Bello, Itagüí y La Estrella, ya se presentaron conflagraciones, las cuales fueron controladas ante la rápida acción de los bomberos.
 
Además de los incendios, la paulatina disminución de los niveles de los ríos y los caudales en esta región del país ya se empieza a percibir. Según José Jaime Arango, secretario de Agricultura de Antioquia, “la baja en los niveles de los ríos afectará la producción agrícola, en especial la lechería y los cultivos serán los más afectados”, aseguró. (En alerta ríos Cauca y Magdalena ante la inclemente sequía)
 
En las zonas cercanas a Samacá, Tibasosa y Cómbita en Boyacá, se han presentado 25 incendios forestales los cuales han sido controlados por la Defensa Civil y los bomberos del departamento. Además en Cajicá, Cundinamarca, también se presentó una conflagración que consumió 40 hectáreas de bosque.
 
Los incendios también empiezan a sentirse el caribe colombiano. En Sincelejo, capital de Sucre y en los municipios de Sabanas, Montes de María y Golfo de Morrosquillo, las altas temperaturas dejaron varios incendios en zonas boscosas.
 
José Nicolás Vega Lastre, coordinador del Comité Departamental de Gestión del Riesgo, invitó a los habitantes de la ciudad y el departamento a cuidar los bosques, pastales y grandes áreas verdes, y de dar aviso oportuno a las autoridades en caso de incendio para que este sea controlado lo más pronto posible.
 
La situación seguirá siendo crítica según lo ha advertido el Ideam que aseguró que el verano intenso se vivirá en Colombia hasta finales de marzo.