En Caquetá piden diálogo entre ganaderos y Gobierno

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Febrero 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Fiscalía, parques naturales Tinigua y Los Picachos, Meta, Caquetá y Guaviare, Gobernador del Caquetá, Arnulfo Gasca Trujillo, Procuraduría, Contraloría, Defensoría del Pueblo, Presidencia de la República, inventario ganadero, Juan Guillermo Zuluaga, bosque nativo, quemas
Para contrarrestar las llamas, militares de la Fuerza de Tarea Omega y funcionarios de Parques Naturales realizaron acciones con helicópteros que lanzaron agua para apagar el incendio. Foto: EFE - La Patria.

Ante la decisión de la Fiscalía de prohibir el ingreso y salida de animales, por cuenta de las quemas en los parques naturales Tinigua y Los Picachos, entre Meta, Caquetá y Guaviare, el gobernador caqueteño, Arnulfo Gasca Trujillo, pidió un encuentro que conlleve a soluciones que beneficien a los involucrados.

 

Ante las medidas cautelares emitidas por la Fiscalía General de la Nación de no permitir el ingreso ni salida de ganado en zonas de Parques Naturales de San Vicente del Caguán, el gobernador del Caquetá, Arnulfo Gasca Trujillo, se pronunció sobre este hecho que viene afectando el orden público y la situación de cientos de campesinos, docentes y estudiantes del departamento. (Lea: Software calcula impacto económico de los incendios forestales)

 

El mandatario seccional expresó que el panorama no es nada alentador y que es urgente concertar una mesa de diálogo con los entes de control, Fiscalía, Procuraduría, Contraloría, Defensoría del Pueblo y con la misma Presidencia de la República para tratar esta problemática que si no se soluciona pronto puede traer graves consecuencia para el Caquetá y el Meta, departamentos que limitan dentro de las áreas protegidas de los Parques Nacionales Naturales Tinigua y Picachos.

 

“Si bien es cierto que yo represento la institucionalidad en el departamento, esas medidas cautelares que la Fiscalía ha implementado ahonda más en la problemática, ya que se puede convertir en un problema socio económico. Eso nos va atraer más violencia, y aunque es una medida entendible también me pongo en el corazón de los campesinos, como uno de ellos que soy, que después de 30 o 40 años se les venga a despojar de una manera arbitraria es lamentable”, anotó el mandatario seccional, refiriéndose a los campesinos que residen en la zona de influencia.

 

Igualmente dijo que, conociendo que el Caquetá es un departamento ganadero por excelencia, estas medidas podrían llevar a la quiebra a los productores caqueteños, como quiera que en esta parte del suroriente del país se registra el segundo inventario ganadero de Colombia con 2 millones 380 mil cabezas de ganado y 1 millón 800 mil litros de leche. (Blog: Ganadería y gases de efecto invernadero: ¿reducir o compensar?)

 

Por tal razón el gobernador Gasca invitó a realizar una mesa de concertación con el Gobierno Nacional. Incluso reveló que ya ha entablado conversaciones con el mandatario del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, con quien asistirá este próximo lunes 2 de marzo a la zona de conflicto en San Vicente del Caguán.

 

Medidas de la Fiscalía

 

Como parte de la mayor intervención contra la deforestación provocada por la ganadería extensiva y los proyectos agrícolas en la Amazonía colombiana, la Fiscalía General de la Nación solicitó varias restricciones y medidas de protección para frenar la acelerada pérdida de bosque nativo y las quemas en los parques naturales Tinigua y Los Picachos, entre los departamentos de Meta, Caquetá y Guaviare.

 

La petición se hizo ante jueces de garantías de Florencia y Cartagena del Chairá (Caquetá), durante las audiencias de judicialización de 20 personas que habrían invadido la zona de reserva y, en cinco años, acabaron con algo más de 1.800 hectáreas de selva para desarrollar actividades agropecuarias. (Lea: Ni las vacas se salvan de incendios en Cundinamarca)

 

La contundencia de los elementos probatorios y los argumentos presentados por los fiscales adscritos a la Dirección contra las Violaciones a los Derechos Humanos, fueron suficientes para que los jueces impartieran órdenes a diferentes instituciones con el propósito de restablecer los derechos de los parques naturales de la Amazonía y garantizar su conservación.