Ganadería “Aguas Prietas”: el hogar de la raza Gyr

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Noviembre 2012
compartir
Estos ejemplares provenientes de la India, de una estirpe cebú muy antigua, han encontrado gran acogida en Bolívar.
Estos ejemplares provenientes de la India, de una estirpe cebú muy antigua, han encontrado gran acogida en Bolívar.

Estos hermosos ejemplares provenientes de la India, de una estirpe cebú muy antigua, han encontrado gran acogida en el Departamento de Bolívar, líder en el país en la crianza de esta raza.

“Aguas Prietas”, de propiedad de Frank Londoño, se encuentra sobre la variante Mamonal – Gambote, y consta de 300 hectáreas con más de 350 ejemplares Gyr puros, una especie cebuína especializada en producción de leche.??

“Este criadero lo empezó mi abuelo hace 53 años, al importar animales desde Brasil; y nosotros, la tercera generación, le hemos introducido genética de punta, a diferencia de los inicios del hato, donde la reproducción se lograba por monta natural. En la actualidad utilizamos biotecnologías, como la transferencia embrionaria, fertilización In Vitro e inseminación artificial”, apuntó Londoño.

?El empresario explicó que “es originaria de la región de Kathianar (India), donde pudo permanecer pura gracias a que estaba rodeada de montañas en el Valle del Gyr. Data de 3 mil años A.C., siendo una de las más antiguas de la tierra”.?Londoño también dijo que “en Suramérica su principal desarrollador ha sido Brasil, que hizo las primeras importaciones en 1.911 (Minas Gerais). Por el alto valor genético de esos ejemplares logró la extensión de la raza, y hoy cuenta con el mejor Gyr del mundo”.

?Lo fundamental es su excelente temperamento lechero, longevidad, precocidad, fertilidad y resistencia al trópico. Su gama de colores incluye blanco, rojo, negro y jaspeado. “Son ejemplares de buen manejo, que nacen de 20 a 32 kilos, pero se desarrollan mucho en los primeros meses. Se destetan entre 160 y 180 kilos. Los productores que tengan ganado comercial, que quieran incrementar su producción de leche, pueden obtener un reproductor y mejorar la genética de sus hatos”.

?Es una alternativa para mejorar la producción de leche en climas cálidos, por sus características de bos índicus (rusticidad, resistencia y adaptabilidad al trópico). Importantes explotaciones lecheras y sistemas de Doble Propósito la han incorporado. Desde hace más de 20 años se estructuran cruces con razas especializadas, como Holstein, Pardo Suizo, Jersey y Simmental, entre otras, para producir F1 con habilidad para adaptarse y producir leche con mayor eficiencia en el trópico bajo.