Ganaderos damnificados del Atlántico no creen en promesas del Gobierno

Por: 
CONtexto Ganadero y Mildred Márquez R.
12 de Diciembre 2012
compartir
Ganadería doble propósito
Las dudas y la desconfianza radican en la falta de seriedad que se percibe en el Ministerio de Agricultura. Foto:Archivo
“El repoblamiento bovino, tarda, pero hay optimismo en lo que respecta a la etapa de responsabilidad del gobierno departamental”, así lo manifestaron ganaderos damnificados del Sur del departamento del Atlántico, miembros de organizaciones ganaderas como Asopagama y Asopragama, entre otras, aunque igualmente dejaron ver sus dudas sobre el cumplimiento del Gobierno Nacional. Las preocupaciones no son infundadas, se trata de dudas reales, palpables.
 
Por otra parte el Gobernador del Atlántico José Antonio Segebre, se mostró preocupado, al igual que ganaderos, puesto que el proyecto va a paso lento, ya no será este año que se entreguen las primeras 5000 reses que hacen parte de esa primera etapa para beneficiar a 1000 familias, aunque a pesar de todo, se encuentran animados, porque  el Gobernador Segebre dijo que los recursos están garantizados, se trata de 21 mil millones de pesos, en animales, herramientas y recursos técnicos, además de la mano de obra de los ganaderos estipulada en 20 mil millones de pesos más, por eso se habla de un proyecto de repoblamiento bovino por valor de más de 40 mil millones de pesos.
 
El programa está encaminado según manifestó Álvaro Torrenegra, Secretario de Desarrollo del departamento, a que los ganaderos damnificados por la ola invernal del 2010 y 2011 tengan las herramientas necesarias para subsistir, después de dos años de la tragedia invernal que dejó más de 4000 familias ganaderas damnificadas, en los municipios de Candelaria, Campo de la Cruz, Manatí, Repelón, Luruaco, Santa Lucía, Sabanalarga y Suan.
 
Los productores lácteos en el sur del Atlántico damnificados, según Robinson Yance, representante legal de Asopragama, se calculan en unas 4.000 familias. En principio el proyecto vincula a 1.000 familias, cinco animales y 3 hectáreas por cada una de ellas. El proyecto se desarrollará con recursos del departamento y Corpoica. Se calcula que cada animal tiene un valor de 1 millón setecientos mil pesos, más el mantenimiento y asistencia técnica para manejar el hato ganadero con el sistema silvopastoril, con el propósito de obtener mejores resultados, proteger el ecosistema y alcanzar más cantidad y mejor calidad de leche.
 
Las dudas y la desconfianza
 
Las dudas y desconfianza se tienen en el cumplimiento a las restantes 3.000 familias, puesto que no ven seriedad en el Ministerio de Agricultura y estas dudas radican, en que este les ha fallado. No confían en primera instancia, por la manera como enfrentó el ministro Juan Camilo Restrepo el TLC, aunque ya estaba negociado, se dedicó a hacer promesas a ganaderos y no les cumplió.
 
Por otro lado, añadió Eduardo Majjul, presidente de Asopagama, “el Ministerio de Agricultura en boca del viceministro, se comprometió hace tres meses a crear una Región Especial de Desarrollo Agropecuario en el Sur del Atlántico, y tampoco cumplió, puesto que unos días después llegó una funcionaria del ministerio y les dijo que eso era imposible”.
 
El gobierno se desdice, se desmiente, por esta razón manifestaron su escepticismo. El dirigente añadió en nombre de la organización ganadera que como ciudadanos lo que solicitan es que les cumplan, que no les mientan, que no se trata de regalo alguno, ni de limosnas, porque no son limosneros, sino que esperan que sus derechos sean reconocidos al igual que a los cafeteros y a los damnificados del Distrito Capital a xºquienes el gobierno les respondió a tiempo.
 
En conversaciones con el ministro en Santa Marta, durante el Congreso de Ganaderos, le manifesté las dudas de los ganaderos damnificados del Sur del Atlántico y de la inversión importante que estará haciendo el Gobierno departamental con recursos de regalías en este sentido, esfuerzo que se vería perdido si el gobierno nacional no cumple.
 
El Ministro por su parte manifiesta que todos los compromisos que se han hecho con el Atlántico se han cumplido, de acuerdo con los obligaciones que se hicieron mediante un convenio que se firmó, y que se cumplirá todo lo que en convenios se encuentre firmado, pero en convenio solo quedó firmado no más de 4 mil millones de pesos, en un Ocad que se realizó en Cartagena con la presencia del Presidente Juan Manuel Santos, hace unos cuatro meses. (Ministro de Agricultura habló de TLC y restitución de tierras en Congreso Ganadero)
 
El gobernador Segebre, interrogado sobre el tema y sobre las palabras del ministro Juan  Camilo Restrepo, no habló de convenios sino de unas actas que quedaron firmadas el 13 de septiembre fecha en que  Restrepo Salazar estuvo por primera vez en el sur del Atlántico frente a los ganaderos damnificados, cumpliendo una citación que le hiciera la Comisión Quinta del Senado.
 
Fue allí donde quedaron los compromisos, grabados en las cintas magnetofónicas, como bien lo recordó el Gobernador Segebre, quien además dice que el ministro habló de un “Paripaso” de diez mil millones de pesos adicionales, para la compra de animales, para esa segunda fase, pero de todas formas esto no alcanzaría a cubrir las 4000 familias ganaderas damnificadas.
 
Se comprometió además el ministro Juan Camilo Restrepo, con 15 mil millones de pesos para vivienda rural, poner en funcionamiento los canales del sur del departamento (sin ello no habría forma de reguío en los pastos y abrevaderos) para ello se comprometió Restrepo Salazar a conseguir 53 mil millones de pesos y completar con ello los 27 mil millones de pesos que el Incoder prometió para el sistema de riego
 
En todo caso el compromiso con el sur del Atlántico en esas actas según el gobernador José Antonio Segebre, está calculado en unos 75 mil millones de pesos, para adecuar los canales de riego,  pero sumando, esto va por más de 80 mil millones de pesos, sin contar con los diez mil millones de pesos, para el llamado “paripaso” y los 15 mil millones para las viviendas rurales.