Ganaderos de Atlántico recurren a trashumancia para alimentar reses

Por: 
CONtexto Ganadero
21 de Febrero 2013
compartir
Ganaderos del Atlántico damnificados por cambio climático
Entre 200.000 y 300.000 reses se trasladaron en los últimos meses. Foto: CONTexto Ganadero.
Los productores bovinos del departamento han comenzado a trasladarse por diferentes zonas del Caribe con el fin de encontrar forrajes para sus animales.
 
Aún no se borran las imágenes de la mente de tantos colombianos, cuando en diciembre de 2010 varios pueblos del Atlántico se anegaron a causa de las fuertes lluvias. Los ganaderos de la zona recuerdan como si fuera ayer la transformación que dejó aquel cambio climatológico en el mapa de esta región del país.
 
Pero hoy día, más de dos años de aquel suceso, es el verano el que azota a los productores bovinos del Atlántico. El fuerte verano que se presenta, mantiene en estado de emergencia al gremio, cuya dirigencia pone de presente la escasez del pasto para alimentar a sus reses.
 
Aunque la Gobernación del departamento había suscrito un convenio con el Fondo de Adaptación y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica para repoblar los hatos ganaderos con sistemas silvopastoriles, estos aún no llegan, lo que ha conllevado a la trashumancia de los ganaderos para alimentar a sus animales y mantener la actividad. (Sorteando los embates del clima con paso firme y certero). 
 
La situación es tan grave, que en algunas ocasiones hemos tenido que viajar a otros regiones en busca de pasto. No podemos dejar que nuestras reses se mueran de hambre, por eso lo hacemos, además, ellos son nuestro único sustento”, dijo Alcides Villanueva, ganadero de la región de Santa Lucia.
 
Antonio Romero Guzmán, presidente del Comité Ganadero de San Jorge y La Mojana, afirma que los productores bovinos siguen trasladando sus reses hacia ese territorio para mitigar la falta de alimento en la temporada seca.  
 
"De las 320 mil cabezas de ganado que existen en La Mojana y San Jorge, 270 mil están en constante movimiento por Sahagún y Chinú, en Córdoba, y San Marcos, Corozal, El Roble, Sampués, Caimito y Betulia, en Sucre, en busca de una mejor pastura", agrega el mandatario local. (Arrancó el plan de recuperación para La Mojana). 
 
Ante esto, solo queda esperar que las lluvias vuelvan y con ellas la posibilidad de mantener los forrajes en los predios ganaderos de los productores del Atlántico; es la única forma que ellos ven de poder resistir las embestidas climáticas.