Nadie responde por los ataques de misterioso animal

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Junio 2016
compartir
Cundinamarca, Boyacá, Misteriosa bestia, Corporación Autónoma Regional, CAR, Jauría de perros, valle de ubaté y chiquinquirá, Cogua, Guachetá, Nemocón, Simijaca, Zipaquirá, San Miguel de Sema, Tausa, Suta, felino, puma de páramo, combatir ataque de animal, terneros ovejas burros atacados por misterioso animal, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Siguen apareciendo animales muertos en Sutatausa y Caldas, Boyacá, sin que las autoridades hagan algo al respecto. Foto: Cortesía.
Aunque los dirigentes de la Corporación Autonóma Regional de Cundinamarca, CAR, afirman que se trata de perros ferales, aún no se ha podido determinar qué animal podría ser el causante de las arremetidas a bovinos y ovinos. Denuncian que no hay atención adecuada de las autoridades.
 
El animal que ataca el ganado en el valle de Ubaté y Chiquinquirá volvió a aparecer la semana pasada en los municipios de Caldas, Boyacá, y Sutatausa, Cundinamarca. El jueves 9 de junio reportaron 17 ovejas muertas en Caldas y un toro de 16 arrobas muerto en la vereda Pedregal en Sutatausa.
 
Luis Bello, zootecnista de la Secretaría de Desarrollo Técnico y Agropecuario del municipio de Tausa, aseguró ha habido 3 casos en el último mes. (Lea: Misterioso animal vuelve a atacar ganado en Boyacá y Cundinamarca)
 
Aquí hubo 3 ataques puntuales. El primero fue en la vereda Pueblo viejo hace un mes, donde atacaron 7 ovinos. Después hubo otro ataque cerca al casco urbano de 2 ovinos, y hace 20 días fue el último ataque de 3 bovinos”, contó.
 
Estas agresiones han resultado desconcertantes debido a la zona de acción de los animales, que se han movido por todo el valle de Ubaté y Chiquinquirá. Sin embargo, actualmente no se tiene un mapeo claro de los sitios donde ha hecho presencia el animal.
 
De hecho, fuentes consultadas por CONtexto ganadero denunciaron que la CAR no ha hecho una intervención oportuna, pues ya van más de 6 meses desde que se reportó la primera víctima y no se han llevado a cabo acciones contundentes para detener los ataques.
 
Muchas víctimas se quejaron además por la ausencia de expertos que no se desplazan hasta el lugar de los hechos ni realizan pruebas que tengan mayor respaldo científico, como muestras de sangre o de ADN. (Lea: Ganaderos se preparan para evitar más muertes de animales por nitratos)
 
Ante la falta de un mapa que indique la ruta del animal y las diferentes heridas infligidas en los bovinos y ovinos atacados, algunos se aventuraron a decir que se trata de una gran ave cazadora.
 
Esta teoría tomó fuerza cuando un habitante de la vereda La Patilla en Guachetá tomó una fotografía del pájaro, aunque un biólogo descartó de inmediato la idea y sugirió que el objeto de la imagen era una cometa.
 
Uno de los expertos que más ha estado pendiente del caso ha sido Mauricio Vela, coordinador país de la Fundación Proyecto de Conservación de Aguas y Tierras, ProCAT Colombia, quien ha acompañado a la CAR en la tarea de identificar a la bestia.
 
La idea es poder generar actividades de mitigación a los ataques, bien sea el control de animales con herramientas de manejo como la castración de los perros silvestres”, manifestó. (Lea: Continúa alerta por intoxicación de nitratos en Cundinamarca y Boyacá)
 
El experto añadió que se adelantó una reunión para diferenciar las lesiones provocadas por estos canes con las de otros animales silvestres. Aseguró que las evidencias apuntan a que se trata de perros en “un 100 %” y que están ayudando a la CAR a hacer el mapeo de estas agresiones.
 
El pasado lunes 13 de junio funcionarios de la Alcaldía de Tausa y del Comité de Gestión del Riesgo se reunieron para acordar protocolos de acción y prevenir más muertes. Entre las recomendaciones que surgieron de la reunión están una mayor vigilancia y protección del ganado.
 
Entre los protocolos está tener los animales domésticos cerca de la vivienda. Tenerlos encerrados, lo más protegidos posible. Ponerle cuidado sobre todo a los más susceptibles como son las hembras recién paridas o lactando y a los animales pequeños”, indicó. (Lea: Extraña muerte de animales tiene en alerta a San Cristóbal, Bolívar)
 
CONtexto ganadero intentó comunicarse con Néstor Guillermo Franco, director general de la CAR, y Yúber Cárdenas, director regional en Ubaté, para conocer más detalles sobre el caso pero al momento de la publicación no fue posible el contacto.
 
Si usted ha sido víctima de estos ataques, puede contarnos su caso al email [email protected] o en Twitter @Contganadero.