Tala de árboles, una cifra sobre la que no hay claridad en el país

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Marzo 2013
compartir
Deforestación
De acuerdo al Plan de Desarrollo de 2010, el cual estipula el establecimiento de la tasa anual, el Estado aún no la cumple. Foto: CONtextoganadero
Entes como el Ministerio de Ambiente, el Instituto Amazónico de Investigación Científica, Sinch; y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, siguen sin ponerse de acuerdo en las políticas que se deben aplicar buscando la protección del pulmón del mundo.
 
La Fundación Alisos señaló que aún no hay certeza sobre los límites de la región amazónica ni sobre las zonas que hayan sufrido de deforestación, según lo informó durante un foro en el Club de Ejecutivos de Bogotá.
 
El Instituto Amazónico de Investigación Científica, Sinchi, cree que el pulmón del mundo inicia en el piedemonte andino y que va hasta las profundidades de la selva. Por su parte, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, sostiene que las fronteras de la Amazonía están sobre los 400 metros de altura.
 
Lo disímil de las versiones crea la incógnita sobre el porcentaje de deforestación de la selva, aunque concuerdan en que este hecho afecta la biodiversidad de la región y el sostenimiento ambiental de la misma. El Ideam indica que entre 2005 y 2010 la selva amazónica perdió solo el 1,0% de sus bosques, mientras que la Fundación Gaia Amazonas sostiene que los números se elevan al 1,4%. De lo anterior se concluye que el Estado aún no cumple el establecimiento de la tasa anual.
 
El Ideam se comprometió a llevar a cabo la realización de un monitoreo cada dos años sobre los niveles de deforestación de bosques en el país, el cual será dado a conocer el próximo mes de julio.
 
Principales amenazas de la región
 
De acuerdo con el informe ‘Amazonía bajo presión’, presentado por la Red Amazónica de Información Sociambiental Georreferenciada, Raisg, una de las razones por las cuales se da la deforestación de bosques son las concesiones otorgadas para realizar proyectos viales y para la la explotación de petróleo. Advirtió la Rasg que si no se toman medidas, para el año 2050 estos ya habrán desaparecido. (Lea ‘Ganadería y academia se la juegan por el medio ambiente en Caquetá’)
 
De igual forma, actividades como la agricultura, la ganadería y la extracción legal e ilegal de madera también contribuyen con la deforestación, disminuyendo la biodiversidad, aumentando la liberación de dióxido de carbono, CO2 y generando que se pierda la fertilidad en los suelos.
 
Por eso, desde la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, se busca mitigar estas acciones a través del programa ‘Ganadería Colombiana Sostenible’, el cual busca tener impacto en más de 3.500 ganaderos con la implementación de sistemas silvopastoriles. (Lea ‘Proyectan 0% de deforestación en Amazonas para 2020’)