Asoporcicultores cumple 30 años y va por más

Por: 
Sergio García y Julián Pérez
11 de Julio 2013
compartir
Carlos Maya asoporcicultores
Maya pidió al Gobierno políticas para el sector agropecuario. Foto: CONtexto ganadero.
Carlos Maya, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Porcicultores de Colombia habló con CONtexto ganadero sobre la actualidad de su gremio, lo que se ha hecho con motivo de sus 30 años, su participación en Agroexpo y la realidad que viven los productores de carne de cerdo en el país.
 
Maya también habló sobre la falta de políticas para el sector agropecuario por parte del Gobierno, sobre las afectaciones que deja el contrabando, los problemas por la devolución del IVA que afrontan los productores y evidenció su preocupación por el desconocimiento de lo que se negoció en La Habana en el tema agrario.
 
El presidente ejecutivo fue claro en afirmar que los porcicultores de Colombia siguen trabajando fuerte para consolidar su sector, que buscan a diario incentivar el consumo y con ello incrementar sus ventas, todo esto en el marco de las preocupaciones que les generan las negociaciones comerciales que ha firmado el país.
 
CONtexto ganadero (CG): Ustedes vienen trabajando fuertemente en el tema de incentivar el consumo del carne de cerdo en el país, ¿si han subido las cifras?
 
Carlos Maya (CM): El sector nuestro, como la mayoría de los subsectores del sector agropecuario, tiene infinitas dificultades y tiene muchísimos retos alrededor de la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio, la falta de competitividad en algunos aspectos de los productores, es mucho lo que hay que mejorar, porque si viene se está haciendo hace falta asociatividad. (Lea: Carne de cerdo en Colombia ostenta altos estándares de calidad)
 
La gran oportunidad que existe es con la expansión de mercado, si nosotros lo incrementamos, mientras seguimos cumpliendo con el resto de tareas, estamos garantizando una mayor demanda y de esta manera y así más posibilidades para los productores.
 
Colombia es uno de los países que menos carne de cerdo consume teniendo en cuenta su ingreso per cápita, por lo que la posibilidad de ampliar el mercado está dada. Ese se ha convertido en uno de nuestros principales objetivos, estamos en 6 kilos de carne de cerdo per cápita al año, mientras que otros países con niveles de ingreso similares e incluso inferiores están por encima de los 15 kilos.
 
El promedio mundial está cerca de los 17 kilos, siendo la carne de cerdo la que más se consume en el mundo, por lo cual tenemos mucho por crecer .
 
CG: ¿Qué tan difícil ha sido vencer esos mitos instalados en la gente sobre los supuestos perjuicios del consumo de carne de cerdo?
 
Teníamos que cambiar la percepción del consumidor frente al consumo de carne de cerdo y eso es algo que se ha venido logrando. Ahora debemos es lograr cambiar la frecuencia de consumo y lograr que el cerdo sea parte de la rutina del consumo nacional.
 
Vencer esos mitos ha sido una tarea muy difícil porque hasta poco eran parte de la realidad y además porque nuestro sector es muy joven.
 
Mucha de la porcicultura que había hasta unos años no podía catalogarse ni siquiera como tal, simplemente era la alimentación de animales en unas condiciones que no eran las óptimas, por lo que se ha venido cambiando la forma como se hace porcicultura y también un cambio generacional donde esas nuevas generaciones ven nuestra producción como una industria y no como la veían antes, limitada a una porcicultura de traspatio. (Informe especial: carne de res, cerdo o pollo, ¿qué prefieren los colombianos?)
 
Para que ese cambio se dé hemos tenido que hacer muchas campañas, mostrarle a todos los públicos como profesores, médicos, nutricionistas, periodistas, entre otros, que el cerdo de hoy es uno más magro, que solo se alimenta con productos balanceados como el maíz y la soya y que tienen una genética que produce mucha menos grasa. Tenemos actualmente animales que se caracterizan por ser nutricionalmente más sanos para el consumidor. El cerdo puede hacer parte de una dieta sana.
 
CG: Con la implementación de los TLC, ¿cómo se vislumbra el panorama de los porcicultores de Colombia? Ha entrado cerdo extranjero al país? 
 
CM: Las condiciones en las que se negoció el sector, especialmente cono EE.UU. y Canadá fueron bastante lesivas porque en ese momento el Gobierno entregó el sector porcícola desgravándolo en un plazo demasiado corto y abriendo un contingente y una desgravación con Canadá que obligan a una reconversión de muchas instancias del sector.
 
No ha habido el apoyo ni el acompañamiento por parte del Gobierno para que esto se dé y ello ha obligado al productor a acomodarse buscando poder competir y subsistir ante esta dificultad. (Lea: “El potencial de consumo de carne de cerdo en Colombia es inmenso”: Carlos Maya)
 
Estos acuerdos comerciales han sido muy difíciles de afrontar teniendo en cuenta que las importaciones que antes eran prácticamente irrelevantes, hoy en día superan el 10% de la oferta que tiene el país y eso comienza a afectar al productor nacional porque generan una competencia complicada.
 
Este incremento posiblemente se siga dando si tenemos en cuenta que la tasa de cambio no es ni parecida al momento en el que se firmaron los acuerdos, cuando el precio del dólar estaba por encima de los $2.700. No solamente no se han hecho las inversiones sino que tampoco se han hecho las reconversiones del sector productivo para hacerlos más competitivos.
                                                    
CG: Ustedes se opusieron con vehemencia a la firma de la Alianza del Pacífico, acuerdo que finalmente fue firmado. ¿Cómo piensan contrarrestar los efectos que este acuerdo traerá? Ha manifestado el Gobierno alguna medida para ayudar al sector?
 
CM: En este momento estamos trabajando una agenda con el Gobierno frente a esto. Nosotros solicitamos ser excluidos de la Alianza Pacífico, porque no representa beneficio alguno para un sector como el nuestro y que antes por el contrario nos quita una parte de la protección que quedaba con Chile, país que exporta carne de cerdo a Colombia y se la abre a México con un cronograma de desgravación y eso no estaba en nuestro horizonte comercial. (Lea: Gremios del agro preocupados por inclusión en Alianza Pacífico)
 
Eso es grave porque México es un país muy exportador de carne de cerdo a los países asiáticos, y esos países cada vez más cierran puertas, crean barreras no arancelarias como lo que han venido haciendo con las trazas de rectopamina y cuando eso se da toca buscarle a la carne ortos destino. Eso se traduce que si hubiera un problema entre México y los países asiáticos, nos pueden empezar a enviar mucha carne de cerdo.
 
CG: El tema del contrabando ha vuelto a tomar fuerza, se denunció la entrada ilegal de hasta 200 cerdos por la frontera venezolana. ¿Qué tanto los ha afectado el tema y qué medidas se han tomado para frenar esta problemática?
 
CM: El contrabando tiene para nosotros afectaciones muy fuertes en las zonas de frontera, en Norte de Santander, en Arauca, llegando a Casanare y Meta. Los productores de allí se ven afectados porque sus mercados no son muy grandes, no son departamentos muy consumidores de carne de cerdo y una llegada masiva de animales daña la actividad.
 
Muchos productores han tenido que salir de la actividad porque no ha podido competir con este contrabando, pero la afectación más grande se da desde el punto de vista sanitario. Colombia está avanzado en su objetivo de ser declara como zona libre de Peste Porcina Clásica, PPC, con excepción de las fronteras. Hay que tener en cuenta que Venezuela y Ecuador no tienen programas estructurados frente a estas problemáticas.
 
Lo que ocurre entonces es que Colombia va a suspender la vacunación y el hecho de que entren animales por esas zonas fronterizas pone en riesgo el estatus sanitario de todo el país. (Lea: ICA ordena suspender vacunación de PPC en 19 departamentos)
 
El programa de erradicación de la PPC lleva ya más de 11 años, en el cual se ha trabajado arduamente y se han invertido muchos recursos de los porcicultores para vacunar y luego suspender y controlar el estatus de las regiones. Ya suspendimos la vacunación en prácticamente todo el país menos las fronteras, por eso nos atemoriza el contrabando como a muchos sectores productivos, especialmente los pecuarios.
 
CG: Hemos visto grandes avances en la erradicación de la Peste Porcina, cuál ha sido el papel de Asoporcicultores en este tema?
 
CM: Ha sido un trabajo que se ha llevado a cabo entre la autoridad sanitaria y Asoporcicultores desde que comenzó el programa y que ha tenido varias revisiones en el camino.
 
Lo que se ha venido haciendo es trabajar de manera estratégica de acuerdo a una distribución geográfica. Se comenzó por departamentos donde fácilmente se podía revisar la circulación del virus, luego se pasó a zonas donde hay más porcicultura tecnificada: Antioquia, Valle y el eje cafetero, donde en julio de 2010 se suspendió vacunación y fue declarada como libre de PPC en 2011 y ahora pasamos al resto del país excluyendo las fronteras.
 
La zona de frontera seguirá vacunando e incluso reforzando el tema de la movilización de animales, teniendo en cuenta lo que sucede con esos países vecinos. (Lea: Gran parte del país sería declarado libre de peste porcina en 2014)
 
El programa ha sido ejemplar para el resto de países de la región, por la forma como trabajan mancomunadamente la autoridad sanitaria y el sector privado, sin embargo algo que nosotros reclamamos es que los recursos para el programa han salido todos prácticamente del bolsillo de los productores.
 
Más de $60 mil millones en 10 años salieron del Fondo Nacional para la Porcicultura, más del 95 por ciento de lo invertido, solo $ 3 mil y $4 mil millones han sido apoyo del Estado.
 
CG: En materia de admisibilidad sanitaria qué hace falta para que el cerdo colombiano sea producto de exportación?
 
CM: En realidad, los acuerdos comerciales que pueden ser positivos para el sector, al igual que para la mayoría del sector agropecuarios, son aquellos con los países asiáticos, esto porque son importadores netos de alimentos y con el crecimiento de sus economías y con las necesidades a largo plazo van a requerir cada vez más alimentos.
 
Nosotros actualmente vemos muchas posibilidades en Corea del Sur, un país que consume mucha carne de cerdo, con quien además ya negociamos un TLC, quedamos con una desgravación de casi todos los productos a 10 años, con oportunidades comerciales incluso sin que esté todavía en vigencia tenemos oportunidades importantes.
 
Pero acá reitero nuestro llamado al Gobierno para que busque darle celeridad, mucha, al tema de la admisibilidad sanitaria porque si nosotros hacemos un trabajo comercial, nos reunimos con los importadores, si construimos el andamiaje para enviar carne, nos metemos a los expendios y nuestra autoridad no ha desarrollado la agenda de admisibilidad que puede tardar hasta 2 años, no hacemos nada.
 
Debemos darle celeridad para no perder las esperanzas. En otros países como China, Japón y Taiwán hay esperanzas, pero lo importante no es solo lo comercial, que está servido, sino nuestro patrimonio sanitario para así empezar a desarrollar nuestras opciones reales en esos mercados.
 
Carne de cerdo, cada vez más apetecida en el mercado
Carne de cerdo, cada vez más apetecida en el mercado
 
CG: Cómo le ha ido al sector porcicultor con las devoluciones del IVA por parte de la DIAN y la implementación de la Reforma Tributaria?
 
CM: Nosotros trabajamos mucho con la DIAN cuando se estaba estructurando la Reforma Tributaria y a pesar de eso seguimos con muchos problemas en las devoluciones, a muchos productores se las demoran, a otros se las aplazan y esto afecta fuertemente el flujo de caja.
 
Nuestro llamado al Gobierno es para que se trabaje intensamente en que se agilicen esas devoluciones, en no demorarlas, porque el proceso que es una herramienta que hace que la gente tribute no se puede convertir en un obstáculo para el productor. (Lea: Porcicultores solicitan a la Dian devolución inmediata del IVA)
 
CG: Doctor Maya, ¿y por qué tan poca atención para su sector cuando frecuentemente vemos le están destinando cuantiosos recursos a otros?
 
CM: Sí, nosotros consideramos que es necesario que el Gobierno garantice los recursos necesarios para los programas que pueden aportarle a un sector que se está proyectando con crecimiento y con posibilidades de generación de empleo. En esto hubo un buen acompañamiento por parte de las instituciones pero no una inversión lo cual hoy reclamamos.
 
En realidad esto obedece a una falta de políticas agropecuarias como tal, teniendo en cuenta que muchas veces esos sectores que se han visto beneficiados con recursos como tal ha sido incluso fuera de estructuras de desarrollo y más la respuesta a los gritos casi con vías de hecho en la mayoría de las veces. (Lea: Porcicultores piden que sean excluidos de la Alianza del Pacífico)
 
Esperamos que eso cambie, que pongamos todos: los productores, el Gobierno, no solamente recursos sino responsabilidades y se enmarque en el desarrollo de políticas agropecuarias que beneficien a todos los sectores.
 
CG: Con respecto a esas vías de hecho que nos menciona, ¿qué opinión le merece el tema?
 
CM: Nosotros no estamos de acuerdo con el uso de vías de hecho para solicitar cuestiones específicas, no se logra con ellas desarrollar lo que requiere el país para que a largo plazo los sectores sean competitivos y se proyecten de una manera a través de la cual puedan aportarle.
 
Con el uso de estas vías lo único que se logra es llamar la atención para exigir muchas veces cosas puntuales.
 
Otro punto importante es que muchas de estas protestas se están adelantando por parte de grupos que no son la representación gremial de los sectores. En eso el llamado también es para el Gobierno, para que se siente a hablar y resuelva su agenda de trabajo y su desarrollo de políticas agropecuarias con los gremios que realmente representan a los productores.
 
CG: ¿Qué lectura le da usted como líder gremial al acuerdo alcanzado en temas agrarios entre el Gobierno y las Farc?
 
CM: Sobre las negociaciones en La Habana no ha habido suficiente información, a nosotros en diferentes instancias nos han invitado a escuchar un parte de tranquilidad por parte del Gobierno que nos ha dicho que no serán vulneradas las posiciones de los empresarios y las necesidades del sector agropecuario, pero la información es escasa. (Lea: Dudas del sector agropecuario frente a lo pactado en La Habana)
 
Nosotros esperamos que estas negociaciones de La Habana, si van a llegar realmente a un feliz término sean para aportarle a la sociedad y no nos hagan retroceder como un Estado de Derecho.
 
CG: Asoporcicultores está cumpliendo por estos días sus 30 años,  ¿qué considera usted ha sido lo más relevante de lo hecho en este tiempo para conseguir el reconocimiento actual del cual goza en el país?
 
CM: Cumplir 30 años suena joven y a poco, pero es un periodo en el que el sector ha pasado a ser totalmente formal, a tener a sus productores organizados, a incrementar su oferta de producto, a lograr haber elevado el consumo y tener gran proyección.
 
Yo diría que el logro principal es haber logrado incrementar el consumo de manera radical. Esto ha sido respaldado por la construcción de un sector formal, organizado y que todos los días se está encadenando más. (Lea: Asoporcicultores celebra 30 años de vida)
 
Todos los días tenemos la exigencia de profesionalizar nuestro sector y para allá vamos, eso se ha venido dando, hemos ganado en materia sanitaria, prueba de ello el tener al país casi libre de Peste Porcina Clásica; pero en estos 30 años algo que nos ha mantenido con mucho entusiasmo como gremio ha sido la cohesión que hemos logrado manejar entre los productores, más allá de la competencia interna, de que tengamos diferencias comerciales, siempre se han sentado a pensar como gremio en las necesidades del sector y así hemos salido adelante.
 
Hoy en día estamos perfilados como un sector que requiere como principal medida incrementar el consumo de carne de cerdo y de allí generar situaciones como subir las producciones, lo que se produce en cada granja, ser más competitivos, integrar la cadena, siempre buscando mejores condiciones.
 
Celebramos nuestros 30 años en las 4 principales ciudades para la actividad porcicultura nacional: Medellín, Cali y Pereira, en donde hicimos condecoraciones a la gente que más ha aportado al sector y la última será en el marco de Agroexpo, en Bogotá, donde presentaremos videos que recogen opiniones de lo que ha sido la construcción del gremio en estos 30 años y de los detalles que han marcado la historia del mismo.
 
CG: Cuáles son los grandes retos que se vienen para seguir consolidando la actividad porcícola de Colombia?
 
CM: El primer reto es una expansión en el mercado local, es poder incrementar el consumo que hay en Colombia. Esperamos estar entre medio kilo y un kilo en 1 año y en 10 años estar en el orden de los 14 o kilos para acercarnos así a la media mundial.
 
Debemos ser más competitivos, esto se logra fomentando más las asociatividad, pero hay otros que apenas están haciéndolo y por lo mismo requieren consolidarse  para así mejorar nuestros indicadores productivos. (Lea: Porcicultores planean exportar cerdo a Asia en 2 años)
 
Por último, buscar exportaciones que generen valor. No hablo de los excedentes productivos, que esperamos tenerlos en los próximos años, sino buscamos generar una demanda que nos obligue a crecer y para eso buscaremos mercados de nicho, enviar cortes que acá no tengan valor, pero que si lo tienen en el mercado asiático, ese diferencial es el que nos ayudará a crecer ese mercado ideal.
 
CG: No podemos dejar de preguntarle por la agenda que manejará Asoporcicultores en Agroexpo, cuéntenos sobre el tema
 
CM: Vamos a tener el seminario de producción porcina el 12 y 13 de julio, escenario al que vienen expositores de más de 10 países, ellos nos actualizarán en diferentes temas. Es una cita obligada para profesionales del sector y los productores
 
El 12 será nuestra celebración de los 30 años de la que les comenté. (Lea: Agroexpo, la cita más importante del sector agropecuario abre sus puertas)
 
Estaremos en medio pabellón, el 1, para que nuestros proveedores estén allí, tendremos demostración de una granja y culminaremos con la feria de la carne de cerdo, eventos que ya lleva 4 años, en el que quienes comercializan muestran sus productos, cortes, preparaciones, catas de vino y una gran oferta para que nadie se quede sin visitarnos.