Mahíz, una idea ecológica para combatir el plástico

Por: 
Diego Castrillón Franco
02 de Septiembre 2019
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, mahíz, mahízbiopack, mahíz colombia, bolsas hechas con maíz, fécula de maíz, sebastián estrada arboleda, bolsas de maíz en medellín, bolsas de maíz en colombia, bolsas amigables con el medio ambiente, bolsas que se convierten en abono, convertir bolsas en abono,
La bolsa, tras 45 días en un relleno sanitario se convierte en abono. Foto: Cortesía.

La bolsa está hecha a base de fécula de maíz, además es totalmente biodegradable y se convierte en abono. Este emprendimiento se viene desarrollando en Medellín y lo lideran dos jóvenes de la capital antioqueña.

 

Sebastián y Camilo Estrada son dos profesionales, uno en administración de empresas y otro en negocios internacionales. Desde hace varios años vienen trabajando en una compañía familiar dedicada a la producción de bolsas plásticas. Sin embargo y ante la tendencia a usar un menor uso del plástico, están comercializando unas bolsas hechas a base de fécula de maíz que se convierten en abono. (Lea: El plástico reciclado se impone en el diseño de predios ganaderos)

 

Sebastián habló con CONtexto ganadero y esto contó sobre Mahíz.

 

CONtexto ganadero (CG): ¿Cómo se llama el producto, de dónde surge la idea y quién lo lidera?

 

Sebastián Estrada Arboleda (SEA): La idea nació porque nosotros somos productores de plástico hace más de 25 años. Sabemos que el planeta se mueve hacia un menor consumo de esa materia prima. Nosotros y nuestras ventas se han visto algo afectadas, no porque hagamos bolsas de plástico comerciales, sino por la imagen; además a nosotros nos gusta el tema ambiental también. Sin embargo, al interior de la empresa hacemos otros procesos de reciclaje de plástico.

 

El año anterior, un proveedor nos mostró la posibilidad de hacer una bolsa distinta, por lo que mi hermano (Camilo) y yo, decidimos crear una marca y un producto distinto, con todo lo que eso conlleva, una línea de negocio, una línea dedicada a ese insumo nuevo y de paso no ser indiferente hacia lo que vivimos y lo que está enfrentando el mundo que son realidades –obviamente hay mucha desinformación–, pero es una realidad.

 

CG: El producto se llama Mahíz, ¿de dónde surge?, porque es bastante particular...

 

SEA: Realmente son hechas 100 % a base de fécula de maíz, son vegetales. Queríamos con la comunicadora cuando nos reunimos a hacer todo el diseño y conformación de la marca, ella nos dijo que nos parecía bastante interesante evocar todo lo ancestral, porque el maíz realmente es un producto ancestral a nivel mundial y en Colombia tenemos maíz por todos lados. (Lea: Joven idea sistema contra la "sopa de plástico" del mar)

 

Por esa razón empezamos a buscar nombres de ese estilo, pero todos eran muy largos con los que no nos identificábamos. Yo encontré un manuscrito de Gonzalo Jiménez de Quesada que se llama Epítome de la conquista del Nuevo Reino de Granada y es el manuscrito en el que él reporta la colonización y todos los hallazgos al reino de España.

 

Allí les dice que los indígenas que habitaban estas tierras, tenían unos granos de oro que los denominaban maíz, pero allí lo escribía con h intermedia, por lo que era mahíz en ese idioma indígena antiguo y en castellano antiguo.

 

Nos gustó ese nombre porque se comunica fácil, está relacionado con lo que estábamos buscando y genera recordación. (Lea: Suecos desarrollan limpiadoras de invernaderos de plástico)

 

CG: ¿Cómo funciona la bolsa?

SEA: Si dentro de la bolsa se echan residuos de una vivienda, ella finalmente va a ir a parar a un relleno sanitario. Esa bolsa de maíz tras unos 45 días se va a convertir en abono, ya que es 100 % compostable. Es decir, el producto finalmente termina convertida en tierra y posteriormente en maíz.

Ya se hizo la prueba y funciona, en la empresa tenemos un pedazo de bolsa como muestra que estuvo en una compostera artesanal, en donde evidencia que la bolsa tiene hongos y microorganismos que viven allí.

Si la bolsa se deja guardada durante muchos meses, va a perder un poco de propiedades, pero la idea es que se use pronto para que sea abono y cumpla su ciclo. (Lea: El plástico, principal "depredador" de los océanos)

 

CG: ¿De dónde proviene esa fécula de maíz para producir las bolsas?

SEA: No es fácil producir bolsas a base de maíz. El desarrollo se hizo en Europa y la materia prima es 100 % proveniente de allá.

Si hacer bolsas de plástico en un país como el nuestro, debemos importar toda la materia prima, ahora para hacer unas bolsas de maíz que es un desarrollo muy nuevo, es aún más complicado, por eso traemos la materia prima desde suelo europeo y nosotros nos encargamos de transformar esa fécula.

 

En la empresa tenemos una experticia de casi 3 décadas en la transformación de pelex a película, por lo que logramos hacer unas adecuaciones en nuestra planta de producción y capacitar al personal, lo que dio el resultado esperado. (Lea: Grandes grupos piden luchar contra el plástico en los océanos)

Hace poco tuvimos una reunión con el proveedor, que está muy contento con nosotros, de hecho, el caso va a ser llevado en octubre a la Feria K, que es la feria de polímeros más grande del mundo en Düsseldorf, Alemania.

CG: ¿Traer una materia prima de Europa y desarrollar un producto de esa naturaleza si es viable en términos económicos y financieros para la empresa?

SEA: Nosotros hemos hecho bolsas durante mucho tiempo y la materia prima siempre ha sido importada porque Colombia no produce ese insumo. Nosotros ya conocíamos cuál era el costo de traer y comprar materia prima en el exterior.

En el caso de la fécula del maíz, como es un nuevo desarrollo que tiene un componente de investigación muy alto, claramente es más costoso, puede llegar a costar 4 veces más que cualquier bolsa plástica, pero la gente está tomando una conciencia distinta. (Lea: Inicia prohibición de bolsas de plástico)

Por ejemplo, nosotros le vendemos a la industria bolsas plásticas y poco se interesaron en las bolsas de maíz por los costos, pero hemos visto que hay un mercado que es capaz de meterse la mano al bolsillo y pagar un poco más por un producto por el que no se sientan tal vez culpables de generar contaminación.

Nosotros y el área de mercadeo está buscando marcas de ropa que estén en este mismo camino, mercados saludables, gente que hace deporte, aquellos que son vegetarianos y veganos, es decir, una población que tiene otro tipo de estilo de vida y que si prefieren pagar por nuestra bolsa de maíz.

CG: ¿Cuántas bolsas produce la línea dedicada a Mahíz?

SEA: Nosotros tenemos una capacidad instalada para hacer 100 toneladas de bolsas, pero en el caso de Mahíz no hemos llegado ni a una tonelada mensual, porque estamos empezando, pero contamos con la infraestructura para hacer muchas más. (Lea: Una mejor poscosecha de plátano y banano con uso de plásticos de colores)

 

CG: ¿Dónde están ubicados y cómo pueden conseguirse las bolsas de Mahíz?

SEA: Recientemente cerramos una alianza con cadena de mercados saludables llamada Nutri Light en Medellín; mientras logramos concluir negocios con otros supermercados de ese estilo.

También nos pueden encontrar en instagram. Tenemos 2 tipos de producto, en los mercados saludables están las bolsas de distintos tamaños para el consumo doméstico; además estamos en acercamientos con empresarios que las quieren para sus negocios y las podemos hacer bajo medida.

Ya tuvimos unos ensayos con helados, ropa y pan y todo nos ha ido salido bastante bien, por lo que esperamos continuar por ese camino y más compañías conozcan a Mahíz. (Lea: Miles de millones de toneladas de basura plástica se acumulan en la Tierra)