Más innovación para el sector pide Juan Lucas Restrepo

Por: 
Óscar Cubillos y Julián Pérez
16 de Mayo 2013
compartir
Juan Lucas Restrepo corpoica
Juan Lucas Restrepo, director de Corpoica durante una visita a las regiones de Colombia. Foto: Corpoica
CONtexto ganadero conversó con Juan Lucas Restrepo, actual director de Corpoica y recientemente nombrado presidente del Foro Global de Investigación Agropecuaria, GFAR, sobre su perspectiva de la situación actual del agro colombiano.
 
Restrepo explicó a qué se debe la coyuntura actual del campo en Colombia, de las investigaciones en materia ganadera que se adelantan en el país, de su visión sobre el manejo que el Gobierno le da dado a las diversas iniciativas y de la importancia de la gestión de la innovación si se quiere consolidar pensar en un futuro promisorio.
 
CONtexto ganandero (CG): ¿Cuáles cree usted que han sido los cambios más significativos del sector agropecuario con respecto a la década de los 90?
 
Juan Lucas Restrepo (JLR): La evolución de buena parte de los indicadores sectoriales durante las últimas dos décadas no es satisfactoria.
 
En términos de ganancias netas en productividad y eficiencia económica en general los avances son mínimos o nulos en la mayoría de casos y los exitosos se pueden contar con los dedos de la mano y corresponden más a resultados individuales de algunos empresarios que a avances de subsectores específicos.
 
CG: ¿A qué se debe que el sector agropecuario siga registrado tan poca competitividad?
 
JLR: Hay muchos estudios que hablan del tema y que en diferentes grados culpan del poco avance a factores como seguridad, infraestructura, y fallas en mercados claves como los de los insumos, etc.
 
Aunque mucho de esto puede ser cierto mi visión es que desde hace mucho rato la política pública “encargó” de las mejoras en competitividad al sector privado y dejó al Estado un rol de apoyo básicamente con recursos para la financiación, capitalización, y en general apoyos de tipo directo que impactan los bolsillos de productores individuales pero no han promovido avances sectoriales. (Lea: Ganadería sostenible: una iniciativa forjada con recursos e innovación)
 
El gran pecado que este Gobierno comienza a tratar de corregir es que se perdió una visión de que lo que debe financiar principalmente el Estado son bienes públicos en términos de tecnología, conocimiento, información, educación y formación pertinente, que generen el entorno necesario para que los empresarios pongan en la mesa lo que saben hacer y pueda haber mayor innovación en el sector.
 
CG: Con un Corpoica del tamaño actual, con tan escasos recursos dedicados a la investigación y desarrollo, ¿si existen posibilidades reales para que Colombia sea protagonista en los mercados extranjeros?
 
JLR: Comienzo por lo segundo. Las oportunidades siguen estando ahí. Los estudios de prospectiva que uno lee a 2050 por ejemplo, muestran como el trópico que es el más eficiente en producir biomasa, va a suplir buena parte de las necesidades de proteína animal de la humanidad y esto implica grandes oportunidades en agricultura.
 
También que en agricultura de alto valor como en frutas y hortalizas tenemos ventajas comparativas que podríamos realizar y también, y esto es una visión personal que pocos comparten, que con un buen trabajo de mediano plazo en investigación y desarrollo, Colombia puede ser exitoso hasta en cultivos por los que pocos apuestan como el algodón, algunos cereales, etc.
 
Corpoica sufrió en esas dos décadas desde los 90 precisamente del modelo que menciono en la pregunta anterior donde se pensaba que los privados lo podían hacer todo. Afortunadamente sobrevivimos muchos embates y hoy aunque machacados, estamos en medio de un ritmo vertiginoso de recuperación del tiempo perdido.
 
Va a tomar un buen tiempo llegar al nivel de desempeño e impacto que el sector necesita y hay que acelerar al máximo, pero recuperar capacidades en gestión del conocimiento toma más tiempo y esfuerzo que destruirlas. Hoy tenemos una apuesta concreta, con indicadores y una promesa de valor muy importante a la que espero el sector agropecuario le apueste en el corto, mediano y largo plazo. Ya por lo menos nos dan el beneficio de la duda cuando hace un par de años nadie daba un peso por nosotros.
 
No es solo Corpoica obviamente. Es logrando que nosotros junto con nuestros colegas de los Cenis, las universidades, las regiones con sus recursos, los servicios de asistencia técnica y extensión, y los empresarios obviamente, vayamos generando una mejora del entorno productivo y poniendo en el dominio público el conocimiento y las herramientas para que salgamos adelante.
 
CG: ¿A qué se le puede atribuir el malestar de tantos productores agropecuarios en los últimos años?
 
JLR: Porque en muchos casos los negocios que antes eran buenos ya no lo son tanto. Si los precios bajan y las mejoras en eficiencia no cubren esas bajas pues quien no se aburre? (Lea: Firman convenio para reactivar zonas económicas afectadas por inundaciones)
 
El fortalecimiento del peso en los últimos años también le ha pegado duro al precio de muchos de nuestros productos en muy corto tiempo.
 
 
CG: Si usted estuviera al frente del Ministerio de Agricultura, ¿cuál sería el norte estratégico que le daría al sector agropecuario?
 
JLR: Dirijo una entidad del Estado y solo opino desde el ámbito y las competencias en las que me desempeño. Por eso lo que les puedo decir es que Corpoica que es una entidad estratégica para el sector agropecuario que este Gobierno y su ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, encontraron arruinada y desenfocada, y que nos han dado la confianza y el apoyo para comenzar a ponerla bien bonita.
 
En ese sentido puedo decir que parte de lo que debe hacer un buen ministro de Agricultura es jugársela con toda por bienes públicos como los que debe producir eficientemente esta benemérita en temas de ciencia, tecnología en innovación para nuestro sector.
 
¿En qué van las iniciativas que han venido desarrollando Corpoica y Fedegán en investigación ganadera?
 
JLR: Vamos muy bien. Por un lado Fedegán hace parte de nuestra Junta Directiva y ha participado activamente en la construcción de nuestra agenda quinquenal en ganadería que es muy ambiciosa y tiene claros los productos y resultados que le va a ir entregando a los ganaderos.
 
Por otro lado estamos pensando en alianzas y consorcios donde junto con Fedegán, nos integremos con otros colegas que son fundamentales y con los que andábamos distanciados tales como Cipav y la Universidad Nacional.
 
Finalmente porque entendemos que no solo se trata de desarrollar tecnología pertinente sino de generar cambio técnico en las fincas por lo que también estamos identificando las maneras de intervenir aguas abajo y lograr promover sistemas locales de innovación en ganadería.
 
Vienen resultados en el corto plazo tales como la tecnología para poder contar con genética Brahman Colombiana seleccionada por genómica que va a mejorar rápidamente indicadores productivos claves, y resultados a más mediano plazo que integren modelos productivos ganaderos adaptados a las condiciones particulares de las principales regiones productoras del país.
 
CG: La investigación agropecuaria y el desarrollo rural van de la mano, después de los actuales diálogos de paz como visualiza el futuro del sector?
 
JLR: Mi información sobre las negociaciones es la misma que la del resto de ciudadanos. Confío como muchos en que los diálogos salgan adelante y que lo que se negocie, antes que demeritar los temas de investigación, los priorice y nos entreguen un mandato en ese sentido con las debidas señales en términos de progresividad, equidad, cobertura territorial, etc., para contribuir desde esa dimensión a un mejor desarrollo rural.
 
CG: Usted considera que hace falta mayor inversión en los proyectos de tipo investigativo que se adelantan en Colombia?
 
JLR: La coyuntura es muy interesante y retadora. Hace un par de años no recibíamos casi nada de plata para investigar. Hoy en ese frente hemos crecido mucho y vamos a crecer mucho más y el reto pasa a ser como fortalecer nuestro talento humano, nuestros modelos de negocio y nuestros Centros de Investigación para poder responderle al país. (Lea: La formación agropecuaria llega a Nariño gracias a Corpoica)
 
Las discusiones ya no van a ser entonces de plata para proyectos sino de capacidades y competitividad de la propia Corpoica para poder ser excelentes.
 
Lo bueno es que nuestro modelo de trabajo, que se llama “Gestión del Conocimiento en Redes”, es de naturaleza colaborativa lo que implica que no solo contaremos con nuestras capacidades sino con las de nuestros aliados que cada vez serán más y con relaciones de mayor confianza.
 
En pocas palabras hoy hay más plata que capacidades en las instituciones de ciencia y tecnología del sector agropecuario (no solo Corpoica) y tenemos que ir mejorando nuestras capacidades sin indigestarnos. Es casi lo mismo que hay que hacer para recuperar un famélico. 
 
CG: ¿Cómo será su agenda ahora que se recibe el encargo de presidir el GFAR?
 
JLR: La Presidencia del Foro Global de Investigación Agropecuaria GFAR es un rol honorifico por tres años que acabo de recibir luego de un proceso de selección muy competitivo a nivel mundial.
 
Mi agenda no cambia sino que se amplía en horizontes y oportunidades. Nos permitirá entender desde una perspectiva más amplia los retos y modelos para la investigación agrícola para el desarrollo, y conectarnos con las mejores prácticas y jugadores más fuertes que nosotros que nos ayuden a acelerar nuestras mejoras y nuestro impacto. (Lea: Juan Lucas Restrepo nuevo presidente del GFAR)
 
En Colombia siempre creemos que nos las sabemos todas y terminamos siendo endogámicos y mirándonos el ombligo en un mundo que se mueve a toda velocidad. El GFAR es una linda oportunidad de conectar a Corpoica y en general a nuestro país agropecuario en las redes globales que donde se están desarrollando buena parte de las soluciones que necesitamos.